Publicado: 18.09.2015 14:57 |Actualizado: 18.09.2015 15:36

Espadaler autorizó el vertedero de Pujol Jr al tener todos los informes positivos, pero casi ni le conoce

Era el consejero de Medio Ambiente del Govern de Jordi Pujol cuando se otorgó la licencia de Tivissa. El hijo del expresident se embolsó casi 170.000 euros sólo por presentar en México a tres personas a los Sumarroca

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Ramon Espadaler, conseller de Interior

Ramon Espadaler en una foto de archivo

MADRID/ BARCELONA.- Ni le trata y casi ni le conoce. El candidato de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) a la presidencia catalana, Ramón Espadaler, ha declara por videoconferencia este viernes ante la Audiencia Nacional para desmentir cualquier trato de favor sobre Jordi Pujol Junior, el hijo del presidente del Gobierno de Catalunya cuando él era consejero.

Espadaler autorizó en 2002 la licencia para la instalación del vertedero de Tivissa (Tarragona) en la que Pujol Júnior tenía una participación. Ante el juez instructor, José de la Mata, el exconseller ha asegurado que desconocía que Júnior fuera socio del proyecto y que autorizó la instalación ya que el expediente disponía de todos los informes técnicos favorables. Y él no podía dejar de firmar una licencia que cuenta con informes positivos.

Espadaler ha rechazado cualquier relación personal con el hijo de su jefe, Jordi Pujol. Es más, ni le trataba y casi ni le conocía en aquellas fechas, según fuentes jurídicas presentes en su declaración.

El juez central de instrucción número 5 trata de aclarar si hubo algún pago de comisión ilegal para Jordi Pujol Ferrusola, quien vendió su participación en el vertedero por cinco millones de euros a sus socios y tan sólo diez días antes de que fuera comprado por Fomento de Construcciones y Contratadas (FCC) por dieciséis millones de euros.


También ha declarado como testigo Salvador Milà, el sucesor de Espadaler al frente de la consellería de Medio Ambiente. Milá, de ICV, ha asegurado ante De la Mata que sólo le quedaba acceder el vertedero cuando llegó al cargo en 2004, porque todo el expediente estaba culminado y sólo quedaba conceder el denominado 'número de gestor'.

Además, nunca recibió "presiones, ni directa ni indirectamente" por parte de Pujol Ferrusola o su entorno.

De hecho, Milà ha reconocido que tuvo un conflicto político muy fuerte porque habían comprometido a pararlo, pero llegaron a acuerdos con los ayuntamientos del entorno para que garantizar que el vertedero de Tivissa no se convirtiera en un 'macrovertedero' sino que gestionara los residuos de su entorno.

La decisión del magistrado de citar a ambos exconsejeros se produce en contra del criterio de la Fiscalía y a petición de los empresarios impulsores del vertedero y que figuran como imputados en el sumario, Josep Mayola y Gustavo Buesa.

Ambos fueron citados por las defensas de Gustavo Buesa, el presidente de la empresa que realizó la instalación del vertedero, GBI Serveis, y su socio Josep Mayola, que se encuentran imputados por esta operación.

Los dos exconsellers han desmentido tener tratos con estos dos empresarios o haber recibido presión alguna en la autorización de la instalación del vertedero de Tivissa.

En declaraciones a los medios de comunicación tras su comparecencia por videconferencia desde la Ciudad de la Justicia de Barcelona, Espadaler ha preferido no revelar el contenido de la declaración judicial y ha remarcado que ha acudido en calidad de testigo:  "Con mucho gusto he hecho lo que cualquier ciudadano hubiera hecho y por espacio de 15 minutos he tenido que hacer un pequeño paréntesis en la campaña electoral", ha añadido, y ha apuntado que no quiere hacer valoraciones sobre si esta declaración afectará o no a la campaña.



Casi 200.000 euros sólo por presentar a tres personas

En otra de las operaciones, Jordi Pujol jr ganó casi 170.000 euros por viajar a México y presentar a una empresa a tres personas en el país; dos de ellos sería contratados como directivos, y un tercero colaboraría como enlace.

El viaje duró sólo una semana, según ha reconocido en el juzgado central de instrucción 5 Marcelino Oreja Arburúa el responsable entonces de expansión internacional de dicha compañía.

La compañía es propiedad de los Sumarroca, clan vinculado al de los Pujol y a Convergència. Y el consejero delegado, Carles Sumarroca Claverol, era quien negociaba directamente con Júnior. Oreja no conocía el contrato, y desconocía también los pagos que recibió Pujol jr.

Carles Sumarroca Coixet y Carles Sumarroca Claverol son investigados en el sumario por supuestos pagos de comisiones a Pujol Junior. Están imputados por supuestos delitos de blanqueo y falsedad en documento mercantil.

Marcelino Oreja, actual consejero de Enagás, ha asegurado que él conoce contratos similares en el cargo que ejerce en este momento.

Como director de expansión, internacional de la citada empresa, Emte, Oreja ha participó en operaciones en Chile, Peru, Ecuadcor, Colimbia, Mexico, así como que Europa y África. ¿En algún otro país Emte contrató a asesores externos como hizo en México con Pujol Ferrusola? La respuesta de Oreja ha sido negativa, quien ha aclarado que el contrato con Pujol Jr., que le han leído durante su comparecencia, le parece "estándar". Actualmente es consejero de Enagás y conoce contratos similares en el cargo que ejerce en este momento.