Público
Público

Esquerra Unida se querellará contra la diputada del PP a la que pillaron in fraganti en sus dependencias

Considera que la conservadora Carlota Navarro pudo cometer un delito contra la inviolabilidad del domicilio al entrar a las dependencias de la formación en la Diputación de Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) no puede creer que la diputada del PP y vicepresidenta tercera de la Diputación de Valencia, Carlota Navarro, sólo buscara comprobar la limpieza del despacho de la federación cuando el pasado día 9 fue pillada in fraganti 'abriendo los armarios' de las dependencias del organismo provincial cedidas a la parlamentaria izquierdista, Rosa Pérez Garijo. Y para demostrar sus sospechas, esta última está dispuesta incluso a llevar el asunto ante los tribunales. 

La propia Pérez Garijo ha explicado a este diario que, en su opinión, el despacho que ocupa en la Diputación valenciana 'tiene personalidad jurídica privada', por lo que la inesperada entrada de Navarro, que fue advertida por uno de los asesores de EUPV, podría constituir un 'delito contra la inviolabilidad del domicilio'. La diputada recalca que la vicepresidenta de la institución entró en su despacho 'sin permiso' y sin que la formación a la que representa tuviera un 'conocimiento previo'. 

EUPV sospecha, asimismo, que se ha podido producir alguna 'sustracción' de los documentos de la federación que miraba Navarro cuando fue pillada en el despacho de la única diputada del grupo en la Diputación valenciana. No obstante, Pérez Garijo ha asegurado que revisará todos sus armarios antes de confirmar esta última acusación que, según ha dicho, podría motivar una nueva querella por su parte.

La parlamentaria izquierdista ha calificado de 'antidemocrática' la reacción del propio presidente de la institución valenciana ante este caso, cuando defendió que Navarro, su número tres, era 'la única persona que puede entrar en un despacho a ver si está bien o mal', cosa que hizo el pasado día 9 en el de EUPV, según él, a raíz de unas quejas con la nueva empresa de la limpieza.

'Nos han preocupado, también, otras afirmaciones de la propia Navarro que en una entrevista ha dicho incluso que pidió al guardia de seguridad de la diputación que le abriera la puerta de nuestro despacho', ha explicado en conversación telefónica con Público.