Publicado: 11.12.2015 17:52 |Actualizado: 12.12.2015 07:00

“En estos cuatro años ha habido una contrarreforma reaccionaria del PP”

El diputado de EH Bildu y cabeza de lista por Navarra no descarta alcanzar acuerdos con aquellas fuerzas que “respeten el derecho a decidir”. También tratará de “establecer puentes” con otros sectores de izquierdas del Estado.

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 6
Comentarios:
El diputado de EH Bildu, Sabino Cuadra. EFE/Jesús Diges

El diputado de EH Bildu, Sabino Cuadra. EFE/Jesús Diges

NAVARRA.- En estos días de campaña, hay quien no va a los debates porque no quiere (léase Rajoy). Sin embargo, también existen quienes estarían encantados de ir, pero no los invitan. Sabino Cuadra, una de las caras más conocidas de EH Bildu, no duda en incluirse entre estos últimos. El hasta ahora portavoz de la coalición independentista en el Congreso sostiene que su fuerza política “está siendo marginada por los grandes medios de comunicación”. Por eso, cuando acabó de hablar con Público, no dudó en definir esta entrevista como un “consuelo”.

El diálogo con el número uno de EH Bildu por Navarra tuvo lugar en horas de la tarde. Un poco antes, sus compañeros habían calculado la cantidad de actos que le esperan de aquí al cierre de campaña: entre charlas y mítines, un total de 47. Allá donde va, Cuadra explica con detenimiento por qué cree que los abertzales deben estar representados en Madrid. Lo mismo hizo con Público.

EH Bildu no se siente española, ni quiere que Euskal Herria siga perteneciendo a España. Sin embargo, os presentáis al Congreso español. ¿Cómo entenderlo?

Bueno, puede entenderse de una forma sencilla: creemos que en esa tribuna también debe estar presente la voz de la izquierda soberanista e independentista vasca. Es parte de una experiencia que comenzamos la pasada legislatura con nuestra participación en el Congreso, donde intentamos llevar estas ansias de libertad, soberanía y justicia social.



De hecho, nosotros fuimos a Madrid con tres objetivos generales: reivindicar el derecho a decidir para este pueblo, poner voz a la defensa del proceso de paz que se había iniciado en Euskal Herria tras el abandono definitivo de la lucha armada por parte de ETA y defender nuestro programa de izquierdas. Con esos objetivos fuimos la vez anterior, y con esos objetivos iremos ahora. También trataremos de establecer un puente con el resto de izquierdas soberanistas e independentistas, así como con otras fuerzas sociales y sindicales que existan a nivel estatal.

¿Qué sensación le dejó su primera etapa en el Congreso?

Me dejó una sensación nefasta. El rodillo del PP con mayoría absoluta ha sido algo avasallador. Sólo por poner un ejemplo: han sido aprobados cinco presupuestos generales del Estado, y de todas las enmiendas de la oposición, que fueron miles, el PP tan sólo aceptó un uno por mil. En distintos temas como la Ley Mordaza, la LOMCE, el desempleo, hemos visto al PP votar solo… bueno, con una excepción: la de UPN, que representa a lo más retrógrado de Navarra. Han utilizado ese rodillo para cargarse en una legislatura lo que han sido décadas de esfuerzos por parte de la clase trabajadora y los sectores populares para arrancar derechos sociales y democráticos. Creo que en estos cuatro años ha habido una contrarreforma global reaccionaria por parte del PP que ha afectado a todos los ámbitos sociales y políticos.

Usted es candidato por Navarra, donde la derecha conservadora ha sido despojada del gobierno foral gracias a un pacto entre distintos grupos de izquierdas. ¿Podría producirse una cosa similar tras el 20-D en el conjunto del Estado?

Esa pregunta deberían responderla las fuerzas de izquierda estatal. Lo que sí sé es que nosotros vamos a defender el amplísimo espectro de la izquierda soberanista. En esa medida, si lo que se plantea por allí cuadra con nuestros planteamientos, por supuesto que no tendríamos ningún inconveniente en sumar nuestras fuerzas a las de otros sectores de izquierdas y soberanistas existentes en el resto del Estado. Eso sí, para nosotros es esencial que se reconozca el derecho a decidir de nuestro pueblo, en lo pequeño, lo mediano y lo grande. Para hoy, y para mañana.

¿La defensa de ese derecho a decidir es vuestra principal propuesta electoral?

Yo diría que es un eje esencial, pero entendido de una forma muy clara: no queremos la independencia para tener una bandera, un himno y un sillón en la ONU –que también-, sino para que esté ligada a una mejora sustancial en la vida de nuestro pueblo. Este proyecto no está desenganchado de lo que son las preocupaciones de la ciudadanía vasca, sino todo lo contrario.

¿Hay algún presidenciable que le caiga mejor que otro?

Ya conocemos al PP, con una propuesta totalmente reaccionaria. Ciudadanos es la fotocopia a color del PP. Al PSOE lo conocemos de toda la vida, y no debemos olvidar que esta contrarreforma global empezó con el gobierno de Zapatero, que fue el autor de la primera reforma laboral y de las pensiones. En cuanto a Podemos, ellos afirman estar por el derecho a decidir. Sin embargo, en las últimas elecciones catalanas hemos visto determinados pronunciamientos que no nos han convencido mucho. En cualquier caso, nuestra postura habrá que verla sobre el terreno. En función de lo que cada cual diga y lo que nosotros planteemos, ya veremos cuál puede ser nuestro voto.

¿EH Bildu podría apoyar en el Congreso a algún presidenciable que respetase el derecho a decidir?

Antes he comentado cuáles son nuestros tres ejes: respeto al derecho a decidir de nuestro pueblo, la respuesta que se pueda dar en relación al proceso de paz –sólo estamos viendo silencios, cuando ahora mismo están juzgando en la Audiencia Nacional a 35 abertzales por el mero hecho de hacer política-, así como los planteamientos de izquierdas en relación a la crisis. Según cuáles sean las respuestas a esos grandes temas, nuestra postura será una u otra.