Público
Público

​La Eurocámara, en contra de implantar un canon AEDE en la UE

Bruselas incluyó una 'tasa Google' en su borrador para reformar el copyright: pretendía que los editores de prensa cobraran por cada enlace a sus noticias. La posición del Parlamento puede ayudar a tumbar el canon español, en marcha desde 2014

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento Europeo echa por tierra uno de los artículos más polémicos de la directiva sobre copyright propuesta por la Comisión.

El Parlamento Europeo ha recomendado eliminar del borrador de la reforma de la directiva sobre copyright el controvertido artículo 11, que incluía el derecho de los editores de prensa a cobrar por cada enlace a sus contenidos.

En un informe filtrado este miércoles por la web Politico, la eurodiputada Therese Comodini –PP europeo, Malta– recoge que "es este enlazado o sistemas de referencias (como los hipervínculos) el que facilita que los usuarios encuentren nuevos portales".

"También es importante considerar que la pluralidad de noticias y opiniones, y un amplio acceso a esas noticias y opiniones, es importante para el debate público en una sociedad democrática. De forma similar, el compartido no-comercial de esas noticias y opiniones también es importante en las sociedades democráticas modernas", añade Comodini. 

Las organizaciones que velan por la defensa de los derechos fundamentales en Internet la posición de la eurodiputada ha supuesto un "alivio". "Es un paso adelante muy importante", confiesa Alfonso Sánchez, de Xnet: "Tal y como estaba redactada la norma acabaría con Internet tal y como lo conocemos".

Ni visitas, ni dinero

Este canon también es conocido como tasa Google, en referencia a su principal objetivo. En España también se ha denominado canon AEDE, por la Asociación de Editores de Diarios Españoles, que presionó al Ejecutivo de Mariano Rajoy para implementar la medida en 2014.


Si la legislación de la UE sobre copyright desincentiva este tipo de tasas, la versión española puede tener las horas contadas

Sin embargo, lo paradójico es que no se tienen noticias de que el canon haya conseguido recaudar nada: Google hizo las maletas y cerró Google News España mientras que los usuarios de Meneame, el otro gran agregador de noticias en español, comenzaron un boicot voluntario a los medios que pertenecen a AEDE. Conclusión: los medios han perdido las visitas que les redirigían estos sitios y no han cobrado un céntimo. 

La voluntad de llevar ahora la medida a Europa llega del comisario de Economía y Sociedad Digital, Günther Oettinger, político alemán muy cercano a Axl Springer, gran grupo editorial germano que consiguió impulsar un canon de este estilo con el apoyo del Gobierno de Angela Merkel.

La posición adoptada por la eurodiputada tiene por tanto otra lectura: puede ayudar a tumbar el canon AEDE español. Si la legislación que apruebe la UE sobre copyright tras la negociación entre Parlamento, Comisión y Consejo europeos desincentiva este tipo de tasas, la versión española puede tener las horas contadas. 

No desmonta la "máquina de la censura"

Para las asociaciones de defensa de los derechos fundamentales en Internet, la reforma de la directiva sobre copyright propuesta por la Comisión tenía dos medidas especialmente peligrosas. Una es la homologación europea del canon AEDE; la otra, su denominada "maquina de censura definitiva".

Comodini: El filtro "debe respetar plenamente las limitaciones y excepciones del copyright"

Se trata de un filtro de contenidos que deberían implementar todas las plataformas que albergaran contenido subido directamente por los usuarios, como YouTube, para bloquearlo en caso de que estuviera protegido por derechos de autor. El problema es que no sería un juez el que decidiera si el contenido se elimina o no, sino que eran los propios "titulares de derechos" a los que se encargaba "identificarlos". En España, bajo esta denominación están entidades como la SGAE o AEDE. 

Xnet, apoyada por otras asociaciones hacktivistas como Electronic Frontier Foundation (EFF), European Digital Rights (EDRi), La Quadrature du Net o Bits of Freedom, lanzaron esta semana una campaña para concienciar a los ciudadanos sobre el riesgo que entraña ese filtro automático, argumentando que "borraría de un plumazo todas las excepciones al copyright existentes: nuestro derecho a la cita, a parodia, con fines educativos, por interés público..."

Therese Comodini no es en este caso tan tajante y aboga por mantener el artículo 13 del borrador, que permite este filtro. No obstante, afirma que este debe ser "respetuoso no solo los derechos de autor, sino que debe respetar plenamente las limitaciones y excepciones del copyright".