Publicado: 05.05.2015 10:10 |Actualizado: 05.05.2015 10:10

El exjefe de informática de Madrid acusa a Victoria de ordenar el cobro de 120.000 euros en negro a Indra

Martínez Nicolás asegura que reclamó para el 'número 2' del gobierno de Madrid tres pagos, de 90.000, 20.000 y 10.000 euros.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
Salvador Victoria, en la rueda de prensa de este jueves/Efe

Salvador Victoria, en la rueda de prensa de este jueves/Efe

MADRID.- El exdirector de Informática de la Comunidad de Madrid José Martínez Nicolás ha confesado a la Audiencia Nacional que Salvador Victoria, el actual consejero de Presidencia, Justicia y Portavoz del Gobierno autónomo, le ordenó cobrar hasta 120.000 euros en negro a la empresa Indra, según informa la cadena Ser.



Indra tiene un volumen de negocio de unos 15 millones con la Comunidad de Madrid

Indra tiene un volumen de negocio de unos 15 millones con la Comunidad de Madrid, para la que realiza aplicaciones informáticas en el ámbito de la administración de Justicia y de la Sanidad. Así lo reconoció su presidente, Francisco Javier Monzón, al juez central de instrucción 4, Eloy Velasco, que investiga la trama Púnica centrada en supuestos pagos a altos cargos autonómicos y locales del PP por parte de empresas contratistas con administraciones públicas.

Siempre según Martínez Nicolás, Salvador Victoria le pidió que reclamara 90.000 euros a Indra en una primera entrega, y volvió a ordenarle que solicitara dos pagos más a la misma empresa. Una de 20.000 euros y otra de 10.000. Las mismas fuentes sostienen que Nicolás declaró que los pagos fueron satisfechos, según sostiene la Ser, aunque su departamento de prensa lo desmiente.

El presidente de Indra, Francisco Javier Monzón, afirmó al juez que no le constaban tales peticiones.

En el interrogatorio a Monzón, la fiscal del caso Púnica le explica que Martínez Nicolas había pedido a Indra el favor de pagar dinero en metálico en tres ocasiones: 90.000 euros para que se pagase "a un tal Swat", 20.000 euros para otra persona y otro pago de 10.000 euros.

Monzón sólo reconoce una "situación desagradable" cuando uno de sus subordinados le transmitió que Martínez Nicolás les había pedido que entregaran 10.000 euros a Alejandro de Pedro, supuesto conseguidor de la trama Púnica. El mensaje que recibieron fue, en esencia: "Le debemos dinero a este señor y te lo voy a pedir que se lo des tú... Fue una situación bastante absurda", reconoce Monzón en el interrogatorio en la Audiencia Nacional.

Vinculación con Villar-Mir

El presidente de Indra sostiene que se le respondió que se podría dar trabajo a las empresas de De Pedro, pero no dinero en metálico como tal. De Pedro es dueño de las empresas EICO y Madiba que se dedicaban a impulsar una imagen positiva de la Comunidad de Madrid, a partir de la creación de noticias favorables que desplazaban a las negativas en los buscadores, entre otras herramientas.

El juez Velasco sospecha en el interrogatorio que hubo un pago de mayor cuantía, porque De Pedro le ha reconocido que recibió un sobre de Indra, en concreto de Santiago Roura, responsable de Operaciones. "Mi sensación es que había bastante más dinero que 10.000. Roura ganó tiempo para darle otra cosa", expone Eloy Velasco en su interrogatorio a Monzón.

El presidente de Indra reconoce al juez que De Pedro llamó a Indra para contratar con dicha compañía de parte de Javier Lopez Madrid yerno de Juan Miguel Villar-Mir, presidente de OHL, consejero delegado de dicha compañía e imputado en el cobro de las tarjetas black de Caja Madrid.

Monzón llamó entonces a López Madrid, quien le dijo que conocía a De Pedro pero que no tenía ningún interés en que se le recibiera.

Salvador Victoria se reunió "entre siete u ocho veces" con el imputado Alejandro de Pedro, entre enero y marzo de 2014, según reconoce al juez una secretaria que concertó las citas. Se trata de Esther Gutiérrez, secretaria de la empresa Centro Audiovisual de Inversiones, propiedad de Agustín Alonso Conesa, hermano de José Antonio Alonso Conesa, exalcalde de Cargatena.