Diario Público
Diario Público

La familia de Lorca apela a su derecho a no buscar los restos del poeta: "Nadie tiene derecho a buscarlo"

Laura García Lorca, sobrina del poeta, mantiene que su familia "jamás" ha impedido la búsqueda de restos de fusilados en la Guerra Civil y el franquismo en fosas comunes, pero ha insistido en que sea respetado también su derecho a no buscar los del poeta.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
garcia lorca

La familia de Lorca apela a su derecho a no buscar los restos del poeta: "Nadie tiene derecho a buscarlo"

GRANADA.-  Laura García Lorca, sobrina de Federico y presidenta de la Fundación dedicada al poeta, ha mantenido este miércoles que su familia "jamás" ha impedido la búsqueda de restos de fusilados en la Guerra Civil y el franquismo en fosas comunes, pero ha insistido en que sea respetado también su derecho a no buscar los del poeta.

"Defendemos ese derecho porque nos parece fundamental que el que quiera buscar a su familiar pueda hacerlo, pero nosotros no estamos buscando al nuestro, ni nadie tiene derecho a buscarlo", ha sentenciado en declaraciones a Efe.

Preguntada sobre la iniciativa que se lleva a cabo estos días en terrenos de Alfacar (Granada), donde un equipo de investigadores busca una fosa común de varios supuestos fusilados junto al dramaturgo, ha aclarado que, precisamente por ese respeto que tiene al resto de familias, no ha impedido hasta ahora ninguna de estas iniciativas.

"Nosotros no queremos obstaculizarles, pero a nosotros no nos pueden obligar", ha añadido Laura García Lorca, que ha insistido en que jamás han "impedido" que ninguna familia busque los restos de sus familiares por cree que ese es además un "derecho fundamental".

"Nosotros no queremos obstaculizarles, pero a nosotros no nos pueden obligar", ha añadido Laura García Lorca

Por otra parte, ha sido crítica con la teoría para explicar el asesinato de Federico que sustenta el investigador Miguel Caballero, en cuyos estudios se basa precisamente la intervención que se ejecuta estos días en Alfacar.

En su opinión, Caballero intenta reducir el crimen a una "cuestión de rencillas familiares o un asunto de lindes", lo que la presidenta de la Fundación cree que es una "trivialización muy grave" de lo ocurrido.

Laura García Lorca ha querido dejar claro que su familia está "absolutamente en desacuerdo" con lo que entienden que es una "banalización" de un crimen muy grave, que obedeció fundamentalmente -ha apostillado- a motivaciones políticas.

En este sentido, se ha referido a todas las manifestaciones que hizo el propio Federico en su clara adhesión al proyecto de la República o a aquellos a quienes eligió acercase políticamente como Fernando de los Ríos. "Es importante que eso esté muy claro y que no se siembre, como se está haciendo de repente, esa duda o esa nueva posible teoría que no tiene fundamento alguno", ha señalado a Efe.

Por otra parte, Javier Navarro Chueca, arqueólogo y presidente de la asociación Regreso con Honor, ha aclarado que los trabajos que lleva a cabo este colectivo en Alfacar no pretenden buscar a Federico sino a otras personas que fueron supuestamente fusiladas y enterradas junto a él. "La posición de los Lorca es muy respetable, pero ellos también tienen que respetar la voluntad de otras familias de buscar a sus víctimas", ha dicho este investigador.

El equipo que busca desde la pasada semana fosas comunes de la Guerra Civil donde podrían yacer los restos de varios fusilados junto a Federico ha decidido ampliar el terreno examinado con nuevos movimientos de tierra para evitar "puntos muertos" y que sea el proyecto "definitivo".

El equipo ha iniciado hoy los trabajos con el uso de georradar para identificar los pozos que pudieron usarse como fosas comunes, un trabajo previo para el que además necesita evacuar de la zona más tierra. Según las investigaciones en la que sustentan la búsqueda, los pozos habrían servido como lugar de enterramiento del maestro republicano Dióscoro Galindo y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollás, supuestamente enterrados junto a García Lorca.

La nueva búsqueda de fosas comunes apoya las pretensiones de Nieves García Catalán, acogida desde pequeña por la familia de Dióscoro Galindo, y del sindicato CNT, considerado "familia política" de Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, dos anarquistas también asesinados supuestamente junto al poeta.

El proyecto sustenta su trabajo en estudios documentales, geoarqueológicos y paleogeográficos desarrollados en la zona del Caracolar desde el 2013, a unos 500 metros del paraje en el que la Junta intervino sin éxito en el 2009.