Publicado: 23.12.2015 18:01 |Actualizado: 23.12.2015 18:01

Feijóo aboga por un pacto con el PSOE para la investidura, que pueda incluir también a C's

El líder de la Xunta y del PPdeG reclama a Pedro Sánchez que "acepte el resultado de las urnas" y que apoye la formación de un Gobierno sin pensar en su "futuro político"

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo vota en el pleno para designar senadores por la comunidad autónoma, este miércoles en el Parlamento de Galicia. EFE/lavandeira jr

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo vota en el pleno para designar senadores por la comunidad autónoma, este miércoles en el Parlamento de Galicia. EFE/lavandeira jr

SANTIAGO DE COMPOSTELA.- El líder de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha abogado este miércoles por que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, haga "esfuerzos para entender y entenderse" con el PSOE a fin de revalidar su cargo, sumando así los dos partidos que recibieron más apoyos en las urnas el 20-D, y ha planteado la posibilidad de incluir también a Ciudadanos con la idea de "hacer una legislatura de reformas y de asentamiento constitucional".

"Creo que sería bueno, sin duda, para el país y también para los tres partidos; y extraordinario para los españoles", ha enfatizado, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta al ser preguntado sobre los contactos iniciados por Mariano Rajoy y, en concreto, sobre el encuentro de este mismo miércoles con el líder socialista.



En este sentido, ha reclamado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que "acepte el resultado de las urnas" y no caiga "en la tentación" de "boicotear que España tenga un gobierno" sólo pensando en su "futuro político". "Los españoles hablaron", ha enfatizado, para hacer hincapié en que es el momento de "la responsabilidad" y en que la ciudadanía "merece un gobierno".

"Espero que el PSOE, que gobernó durante 22 años, se dé cuenta de que España es mucho más importante de lo que le pueda ocurrir a los líderes de cualquier formación política", ha advertido Feijóo, sin dejar de apelar a Pedro Sánchez para que esté "a la altura del importante partido que representa". "No le podemos negar a los españoles tener gobierno, y al que se lo niegue, probablemente las urnas lo sancionarán", ha prevenido.

Dos "sensibilidades" en el PSOE

Al hilo de ello, el dirigente popular ha remarcado que "lo prioritario es la gente" y ha puesto el foco en la importancia de acabar con la crisis económica. "Los que crean que lo prioritario es su futuro político o el de su partido, se equivocan", ha abundado, al tiempo que ha advertido de que "los ciudadanos tomarán nota de la actuación de cada uno".

En paralelo, ha dicho apreciar que en el Partido Socialista conviven dos "sensibilidades" distintas, de quienes perciben la necesidad de actuar con responsabilidad y los que no. "A ver qué sensibilidad vence", ha agregado.

A renglón seguido, cuestionado sobre las declaraciones de Pedro Sánchez al término de la reunión en La Moncloa, en las que se ha ratificado en que su partido no apoyará la investidura de Rajoy, Feijóo ha declinado actuar como un "tertuliano" de las negociaciones haciendo "consideraciones de minuto y resultado".

Pasar a la historia

Pese a ello, ha insistido en que "allá" el secretario general socialista y "su responsabilidad presente y futura", y se ha preguntado si pretende "pasar a la historia por intentar gobernar después de perder" las elecciones, un hecho "sin precedentes" en España.

"No creo que la historia le guardase un papel importante", ha opinado sobre esa eventual actuación; al tiempo que ha augurado que sí tendría un hueco "reseñable" en caso de que actuase con responsabilidad y en clave de "utilidad", y "ayudase a la gobernabilidad del país".

Más allá de este análisis, Feijóo ha señalado que quien está "pilotando" el compromiso de formar gobierno es Rajoy y, por tanto, a él corresponden tanto los contactos como las interpretaciones. "Confío plenamente en el presidente, en su interés por su país al que ha servido cuatro años, y al que este país le ha dicho que lo sirva cuatro años más", ha resuelto.

Y, de nuevo con la argumentación de no estar sobre "el minuto y resultado" de las negociaciones para formar gobierno, ha declinado profundizar en la posibilidad de que haya que repetir los comicios.

"Sólo digo que España merece un gobierno después de las elecciones, que para eso se hacen, y que hay que atenerse al resultado de las mismas", ha reflexionado, para recordar que "siempre fue así" en los 37 años de democracia. "No se puede paralizar o truncar ahora", ha sentenciado.

Resultados en Galicia

En cuanto a los resultados cosechados por el PP en Galicia en la última cita con las urnas, ha remitido al comité de dirección de su partido, que este mismo miércoles hará una evaluación en detalle.

Con todo, ha señalado que "la recesión, la escasez, las dificultades, la crisis, la corrupción" fueron elementos clave para la pérdida de apoyo de su partido. "Creo que es el diagnóstico más razonable", ha defendido, no sin reivindicar una vez más el diferencial de más de ocho puntos de voto al PP en Galicia con respecto a la media nacional.

Aún así, desde la perspectiva de que "no es suficiente", ha apostado por seguir con la hoja de ruta marcada tras las elecciones municipales, de programas sociales y medidas de impulso económico, que ya le permitió mejorar los datos de los comicios del pasado mes de mayo.

Acerca de si estos resultados le harían perder la Xunta en las gallegas del año próximo, ha indicado que eso le ocurrió a "bastantes presidentes autonómicos" y ha citado al lehendakari y a los líderes valenciano y asturiano. Además, ha contrastado los 12 puntos de diferencia del PPdeG con la segunda fuerza, En Marea, con el punto y medio que separa al PSOE en Andalucía de los populares. En la misma línea, dentro de Galicia, ha señalado que "todos los que gobiernan", salvo el alcalde de Ourense, "perdieron" el pasado domingo.

Al respecto, ha proseguido, cabe la reflexión de que son citas con las urnas diferentes pero también de que puede haber "alguna opinión cambiante" relativa al "descontento" con el gobierno municipal. "Corresponde a cada partido medirlo", ha concluido Feijóo.