Publicado: 31.01.2014 07:34 |Actualizado: 31.01.2014 07:34

Feijóo: "El PP está en la UCI, con respirador y casi sin constantes"

Horas antes de que empiece la Convención Nacional en Valladolid, el presidente de la Xunta admite que la marcha de Ortega Lara a Vox es un "disgusto" para el partido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A unas horas de que comience la Convención Nacional en Valladolid, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo ha hecho balance de la situación actual de su partido. "El PP está como España: en la UCI, con respirador y casi sin constantes vitales", ha asegurado el presidente en declaraciones a la Cope. Acto seguido, Feijóo ha defendido las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy para hacer frente a esta situación heredada tras la gestión del último Ejecutivo socialista. Según él, el PP está centrado en "sacar al país de la crisis aunque le cueste disgustos, votos y algún gobierno".

El dirigente popular ha defendido igualmente a los actuales dirigentes del PP vasco y ha rechazado las críticas que reciben de excompañeros, como María San Gil. En este sentido, ha descartado ninguna ruptura del PP o que se pueda comparar a esta formación con el declive de UCD tras la creación de Vox, un partido formado por exmilitantes como José Antonio Ortega Lara, de quien le "cuesta entender" que no continúe en las filas populares y cuya pérdida ha sido un "disgusto" para el PP, tanto a nivel humano como a nivel de partido. "Que todas las rupturas sean como la de Vox", ha comentado antes de añadir que "muchos partidos nacen y mueren sin crecer". "No se puede tener un gobierno sin previamente no hay un partido", ha enfatizado.

Otro de los temas recurrentes es el de la reforma de la ley del aborto que defiende el ministro Alberto Ruiz-Gallardón, y que ha encontrado la oposición de Feijóo al reclamar un consenso de mayor consenso. "Vivimos en la Unión Europea, donde 21 países disponen de una ley de plazos; esta es la realidad", ha explicado.

No obstante, Feijóo se ha mostrado convencido de que el PP vería con buenos ojos que el PSOE ofreciera un pacto en la legislación sobre el aborto que tuviera por inspiración la legislación aprobada en 1985 por Felipe González. "Una ley con una vigencia de 25 años, contrastada por el Tribunal Constitucional, que mi partido no cambió en ocho años cuando gobernó y que Zapatero cambió unilateralmente".

El presidente gallego ha insistido en que el aborto es "un fracaso de la mujer, de la pareja, de la familia", y ha guardado silencio al ser cuestionado si también es una vida que se termina. "No es la solución", se ha limitado a añadir, recordando finalmente que la primera ley que aprobó tras ganar las elecciones en su región fue aprobar una "ley de protección de la mujer embarazada".