Publicado: 14.11.2016 13:59 |Actualizado: 14.11.2016 13:59

Fernández Díaz presidirá la comisión de Exteriores con los votos de PP y C's

El resto de los grupos emitirán un voto en blanco como señal de protesta ante la propuesta de Rajoy de “colocar” a su ex ministro del Interior pese haber sido reprobado por la cámara y estar pendiente de una comisión de investigación

Publicidad
Media: 2
Votos: 7
Comentarios:
El exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, abandona la sede del PP de la calle Génova tras la Junta Directiva Nacional de la formación, este lunes./ EFE

El exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, abandona la sede del PP de la calle Génova tras la Junta Directiva Nacional de la formación, este lunes./ EFE

MADRID.- El ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se convertirá este miércoles en presidente de la comisión de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Congreso de los Diputados, una de las que gozan de mayor prestigio en la institución parlamentaria. El nombre de Fernández Díaz es una propuesta personal de Mariano Rajoy, quien no ha contado con él para continuar en su nuevo Gobierno.

El candidato del grupo parlamentario popular sustituirá en la presidencia de la citada comisión a Jesús Posada, quien renuncia para pasar a ocupar el mismo lugar en la comisión Constitucional de la Cámara baja, vacante a su vez tras el nombramiento de su titular, José Ignacio Zoido como ministro del interior. El relevo se producirá este miércoles, cuando se reúna el pleno de la comisión parlamentaria, según se ha acordado este mediodía en una reunión conjunta de su Mesa y junta de portavoces.



Fernández Díaz, que es diputado del PP por Barcelona, será elegido únicamente con los votos de su propia bancada, a la que se sumarán los del grupo parlamentario de Ciudadanos. Tanto el PSOE como Podemos han explicado a la salida de la reunión que no respaldarán con su voto la elección del candidato propuesto por el PP. Tampoco lo harán el resto de los grupos parlamentarios, quienes han renunciado a presentar un candidato alternativo para oponerse a Fernández Díaz.

Ciudadanos ha justificado su voto en función del pacto suscrito al inicio de la legislatura por todos los grupos parlamentarios de la Cámara baja según el cual, una vez acordado el reparto de las presidencias de las comisiones y la composición de sus respectivas Mesas, todos los candidatos propuestos por cada uno de los grupos sería respaldado por el resto. El pacto implicaba no cuestionar los nombres de los candidatos que se proponía. Esa ha sido la posición manifestada por su portavoz en la citada comisión, Eduardo Maura tras la reunión de este mediodía.

El portavoz popular, José Ramón García Hernández, ha defendido la idoneidad “y la categoría política” de su candidato para ocupar la presidencia de la comisión de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Y ha rechazado que, como diputado, haya sido reprobado por la cámara “porque ningún parlamentario que representa a sus electores está sujeto a una figura que no existe”.

García Hernández, que ha consultado con los servicios de prensa de su grupo antes de comparecer ante los periodistas, se ha negado a contestar cuando ha sido preguntado por el hecho de que Fernández Díaz será sometido al escrutinio de una comisión de investigación sobre su actuación en el escándalo de las grabaciones desveladas por Público en las que se ponían de manifiesto presuntas actuaciones delictivas sobre personas vinculadas al proceso soberanista en Catalunya.

Tanto Eduardo Madina, del grupo socialista, como Sonia Farré, del grupo Unidos Podemos, han confirmado que no votarán al ex ministro para ocupar la presidencia de la citada comisión. “No nos gusta, eso es evidente”, ha dicho Farré, que no ha sabido explicar si finalmente su grupo votará en blanco o adoptará otra posición. Madina ha dicho que su grupo emitirá una papeleta en blanco. Ambos han descartado la presentación de un candidato alternativo.

En cualquier caso, la reunión de la comisión de Asuntos Exteriores y de Cooperación de este miércoles se prevé polémica ya que los portavoces de los grupos parlamentarios de la oposición pedirán un turno de palabra para explicar su posición contraria la propuesta del ex ministro del Interior para ocupar la presidencia. El enfrentamiento con el PP y, seguramente, con Ciudadanos está garantizado.