Público
Público

Atentados en Catalunya Los terroristas de Catalunya culpan ante el juez al imán de Ripoll y dicen que se quería inmolar

El herido en Alcanar admite ante el juez que planeaban un atentado contra monumentos de Barcelona. Y el detenido que alquiló las furgonetas de los atentados dice que creía que eran para una mudanza. La fiscalía pide prisión incondicional para los arrestados.

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 8
Comentarios:

Mohamed Houli Chemlal, herido grave tras la explosión en la vivienda de Alcanar en Tarragona, detenido en relación con los atentados yihadistas cometidos el jueves pasado en Barcelona y Cambrils (Tarragona), es custodiado por agentes de la Guardia Civil a su salida de las dependencias de Tres Cantos, en su traslado hacia la Audiencia Nacional para pasar a disposición del juez Fernando Andreu. EFE/J. J. Guillén

Los cuatro miembros de la célula yihadista de Catalunya han responsabilizado en la Audiencia Nacional al iman Abdelbaki Es Satty de los ataques perpetrados en Barcelona y Cambrils (Tarragona) y han precisado durante su interrogatorio ante el juez Fernando Andreu que el religioso, fallecido en la explosión que tuvo lugar en la casa de Alcanar, les dijo que se quería inmolar con explosivos, según han informado fuentes jurídicas.

La Fiscalía ha pedido prisión incondicional sin fianza para los cuatro detenidos -Mohamed Houli, Driss Oukabir, Mohamed Aalla y Said el Karib- por los delitos de integración en organización terrorista, asesinato, estragos y tenencia de explosivos.

Mohammed Houli Chemlal ha dicho que él no sabía de ningún plan b, pero que sí preparaban bombas para colocar en monumentos, para lo que manipulaban "disolventes".

Chemlal, el herido en la explosión del chalet de Alcanar (Tarragona), ha admitido que el comando planeaba un atentado mayor que los ocurridos el pasado jueves en Barcelona y Cambrils y que se frustró con la detonación de la vivienda el miércoles pasado cuando estaban intentado fabricar explosivos. 

El terrorista imputado, al que se ha preguntado especialmente por sus actividades y las del resto de la célula en los meses previos al atentado, ha señalado además que, personalmente, su intención era llevar a cabo los atentados de noche, de forma que causaran los menores daños personales posibles, han añadido fuentes jurídicas.

Aparte de los doce miembros de la célula detenidos o abatidos tras los atentados, incluido él mismo, Chemlal no ha involucrado ante el juez central de instrucción 4, Fernando Andreu, a más personas que pudieran integrar al grupo terrorista ni colaborar con él.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha retomado poco antes de las cuatro de esta tarde el interrogatorio de los otros tres detenidos que aún quedan por prestar declaración, que son Driss Oukabir, Mohammed Alla y Salh el Karib, arrestados en la localidad de Ripoll.

Creía que era una mudanza

Respecto a Driss Oukabi, hermano de uno de los cinco terroristas abatidos en Cambrils, ha reconocido que alquiló una furgoneta que fue usada por los terroristas en el atropello de La Rambla de Barcelona, pero que lo hizo porque le dijeron que era para una mudanza y que necesitaban a alguien mayor de 26 años (él tiene 28).

Es la misma versión que Driss Oukabir mantuvo en su declaración ante los Mossos en dependencias policiales si bien en el momento de su detención aseguró que su hermano menor Moussa Oukabir -uno de los cinco terroristas abatidos en Cambrils- le había robado la documentación para el alquiler de los vehículos.

Otro de los detenidos es Salah El Karib, de 34 años y que regenta un locutorio. El arrestado ha reconocido que compró por internet billetes de avión para Driss Oukabir con destino a Marruecos y también para el imán, pero que lo hizo a cambio de una comisión, cosa que hacía habitualmente para clientes de su negocio que no tenían tarjeta de crédito.

El cuarto arrestado, Mohamed Aallaa, de 27 años, detenido en Ripoll y hermano de Sadi Aallaa, que también murió abatido en Cambrils, ha sido preguntado por el coche marca Audi a su nombre que usaron los terroristas en el atentado del paseo marítimo de Cambrils y con el que previamente habían viajado a París.

El detenido ha dicho que el coche era en realidad de su hermano, puesto que él ya tiene uno, y que figura como titular por una cuestión de seguros.

En las comparecencias han asistido cuatro fiscales: la fiscal principal del caso, Ana Noé; la coordinadora de Asuntos de terrorismo yihadista, Dolores Delgado; el teniente fiscal, Miguel Carballo y el fiscal jefe, Jesús Alonso.