Público
Público

El futuro del PSOE Pedro Sánchez diseña una intensa actividad política al margen del Congreso

Busca que no se difumine su liderazgo del partido al no ser diputado, por lo que ocupará su agenda en la coordinación de la mesa de negociación con Podemos y Ciudadanos y con reuniones semanales políticas y sectoriales

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 6

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la clausura del 39 Congreso Federal del partido. EFE/Sergio Barrenechea

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no quiere que el hándicap de no ser diputado difumine su liderazgo en el partido y su presencia mediática, por lo que él y su equipo planean una intensa actividad política al margen del Congreso de los Diputados, en muy diversos ámbitos, que palíen esta peculiar circunstancia que nunca se ha dado en el PSOE.

La primera iniciativa a este respecto se podría considerar la propuesta de creación de la mesa de negociación parlamentaria con Podemos y Ciudadanos para abordar alternativas conjuntas que, si bien serán trabajadas por los equipos parlamentarios de ambas formaciones, no impedirá que Sánchez pueda tener un papel muy activo participando en la coordinación, las propuestas y en la concreción de los posibles acuerdos.

Pero, además, Sánchez quiere ejercer permanentemente como secretario general del PSOE fuera de la carrera de San Jerónimo, por lo que desarrollará una actividad intensa de encuentros y reuniones tanto en el ámbito político como con distintos sectores sociales.

Esta misma semana se reunirá el lunes con los sindicatos y el jueves con el lehendakari vasco, Iñigo Urkullo. Y en esta línea quiere desarrollar su actividad política el líder del PSOE cada semana, con contactos políticos y, sobre todo, con múltiples acercamientos a la sociedad civil, tanto para conocer de cerca sus problemas como para presentarles las propuestas socialistas.

El Líder socialista se prodigará más ante el Grupo Parlamentario, ante la prensa tras la Ejecutiva y en los foros socialdemócratas europeos

Además, aunque es conocida la alergia que sufre Sánchez a la ruedas de prensa, no es descartable que ejerza de vez en cuando como portavoz del PSOE tras las habituales Ejecutivas de los lunes. “No será lo habitual, pero cuando lo considere necesario será él quien dé cuenta de la reunión de la dirección del partido”, afirmó una voz autorizada del PSOE.

Otro objetivo es prodigarse más en la reunión interna de los martes del Grupo Socialista, en la que habitualmente se preparan los plenos de la semana. No es descartable que Sánchez acuda periódicamente a las mismas para fijar los posicionamientos del partido, como ya ha hecho en los últimos días.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención por primera vez ante el grupo parlamentario socialista, con su equipo: la presidenta del partido, Cristina Narbona (4i), Margarita Robles (3d) y el senador burgalés Ander Gil (2d), los portavoces del PSOE en el Congreso y el Senado; Adriana Lastra (4d), portavoz adjunta; Iratxe García (d), en la Eurocámara; el secretario de Organización, José Luis Ábalos (3i); y María Luisa Carcedo (i) Rafael Simancas (2i), secretarios generales del grupo en el Senado y Congreso, respectivamente. EFE/Sergio Barrenechea

Además, también es previsible que Sánchez se prodigue más en Europa y se implique más en la coordinación con otros partidos socialdemócratas del viejo continente. Sánchez suspendió esta semana un viaje a Bruselas donde tenía previsto reunirse con varios dirigentes del socialismo europeo, pero dichos encuentros se retomaran.

Sánchez, a quien le gusta y conoce bien la política europea, quiere que el PSOE tenga un papel muy activo en la búsqueda de soluciones a la denominada crisis de los partidos socialdemócratas, y a ello también dedicará parte de su agenda.

Todo ello se combinará también con algunos actos puntuales de partido los fines de semana, aunque sin un horizonte electoral cercano a la vista –salvo que se adelanten las elecciones catalanas-, serán más espaciados en el tiempo. Además, el propio Sánchez ha dicho que quiere dejar de ser ya un “coche de carreras” y la militancia, tras la intensa campaña de las primarias, está agotada.

Por todo ello, fuentes cercanas a Sánchez aseguran que no hay especial preocupación por que el hecho de que no sea diputado en esta legislatura, pueda dejar al líder del PSOE en un segundo plano en la actualidad política, y afirman que “hay vida más allá del Congreso” y que Sánchez “se hará notar”.