Publicado: 11.12.2015 22:32 |Actualizado: 11.12.2015 22:32

Garzón: "Vamos a desmontar a los malos cuentacuentos como Rajoy"

El líder de Unidad Popular aboga en Zaragoza por una nueva Constitución que permita blindar los derechos sociales, llama a votar a “las clases populares” para que “jamás gobiernen las derechas ni las oligarquías” y reclama el cierre de las bases militares y los campos de maniobras y de tiro de Bardenas y San Gregorio

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
Alberto Garzón, con el número uno y dos de la candidatura por Zaragoza: Rosa Magallón (IU) y Chesús Yuste (Chunta).

Alberto Garzón, con el número uno y dos de la candidatura por Zaragoza: Rosa Magallón (IU) y Chesús Yuste (Chunta).

ZARAGOZA.- “Vamos a desmontar las mentiras de quienes nos engañan, de quienes dicen que hay recuperación económica, de los malos cuentacuentos como Rajoy”, dijo este viernes el candidato de Unidad Popular (UP) a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, en el acto central de la lista de confluencia en Zaragoza, celebrado en el pabellón José Luis Abós.

Garzón, que aseguró que el día 20 “vamos a romper las encuestas” para hacer “una política para que no nos traten como idiotas”, criticó con dureza los efectos de las políticas económicas que ha desarrollado el PP, que han hecho que “una minoría social se esté beneficiando de la crisis” mientras se suceden los recortes de derechos y empeora la situación de la mayoría de los ciudadanos. “Si las clases populares votan masivamente, jamás gobernarán las derechas ni las oligarquías”, añadió.

“Vamos a un escenario de bonanza macroeconómica y crisis microeconómica”, señaló, en la que mejoran los grandes datos al tiempo que empeora la situación de las familias. “Cientos de banqueros cobran más de 2.000 euros al día”, ejemplificó, mientras en España hay “770.000 hogares sin ingresos”. “Lo que hay detrás de esa situación –señaló- es una oligarquía que nunca perdió el poder en este país”.

“El principal problema de este país –dijo- es que mandan quienes no se presentan a las elecciones, los que andan entre bambalinas”: “Si hay que rescatar a la enseñanza, no se puede; si hay que rescatar a la sanidad, no se puede; pero ellos mismos han convencido [al Gobierno] de que si hay que rescatar aeropuertos sin aviones, sí se puede, y si hay que rescatar autopistas quebradas, también se puede”.

Una nueva Constitución, no una reforma de la del 78

En ese sentido, reclamó “una nueva Constitución hecha entre todos, de abajo a arriba, no desde los despachos”, para revertir esa situación mediante el blindaje de los derechos sociales. Construir “un nuevo país es romper con los lastres del pasado”, apuntó, “que no nos excluyan de los servicios fundamentales por ser trabajadores”.

“No queremos una reforma parcial de la Constitución –anotó- porque una modificación de ese tipo no puede blindar los derechos. Queremos abrir el debate y llevarlo a la calle, para decidir entre todos qué es lo importante”. “Quizá por eso somos una voz incómoda”, añadió, porque “somos los únicos que defienden una reforma” constitucional integral.

Garzón, que criticó que el PP siga aferrándose al poder pese a la retahíla de escándalos de corrupción de los que son sospechosos decenas de sus cargos públicos y dirigentes, cargó con dureza contra otras prácticas como la privatización de empresas públicas. “Son un robo”, señaló, antes de anotar que las “más de cien” sociedades que han sido privatizadas en las últimas décadas en España “coincidían en una cosa: en que daban ganancias”. “Esa es la esencia de neoliberalismo –añadió-, socializar las pérdidas y privatizar las ganancias”.



Contra la OTAN y por el cierre de bases y campos militares

Garzón, que condenó el atentado de Kabul y culpó de mismo a “los países occidentales”, lanzó en Zaragoza “un mensaje de paz en una ciudad que lo necesita, una ciudad en la que el 33% del territorio es militar, una cosa indignante, anacrónica”.

El candidato de UP, que abogó por “recuperar la política de la paz”, indicó que “la paz no es un abstracto, la paz se construye”, antes de reiterar “ese grito de no a la OTAN en el que nos hemos quedado solos. Somos la única candidatura que dice no a la OTAN".

"Nosotros no vamos a mantener los compromisos internacionales” con la alianza atlántica. En este sentido, explicó que el programa de la formación contempla el cierre de instalaciones militares como el campo de tiro de Bardenas y el de maniobras de San Gregorio, así como el de las bases extranjeras ubicadas en territorio español.

Por la mañana, Garzón había presentado en Zaragoza el decálogo por la paz de su formación, que incluye puntos como impulsar un debate internacional “sosegado” sobre “políticas de paz y seguridad” y la defensa de la justicia universal, además de la clausura de las bases y de las instalaciones de apoyo a la OTAN. En ese acto, el líder de UP recordó que el general Julio Rodríguez, número 2 de Podemos por Zaragoza y que ocupó el cargo de Jemad (Jefe del Estado Mayor de la Defensa) con José Luis Rodríguez Zapatero, fue el responsable de la prórroga del uso del campo de tiro de Bardenas, a caballo entre Aragón y Navarra, durante 20 años.

En el mitin, en el que estuvo arropado, entre otros, por el alcalde Pedro Santisteve, de Zaragoza en Común, fue más suave en sus referencias a Podemos, aunque sí le lanzó una puya: “Somos la única formación que ha elegido a sus candidatos en primarias, sin mercado de fichajes ni ofertas laborales de última hora”.

Duro ataque de Yuste (Cha) a Podemos

El número dos de la lista zaragozana, Chesús Yuste (Cha), fue más duro con la formación morada, aunque tiró de ironía. UP ha hecho las listas, recordó, “sin cuneros, sin fichajes, con mujeres y hombres colocados alternativamente en las listas, con cremallera, y sin ningún dedazo procedente de Madrid”, anotó, antes de preguntar al auditorio: “¿Sabéis por qué un partido no ha entrado en la confluencia? Porque con unas primarias el amado líder no hubiera podido colocar al general con un dedazo desde Madrid”.

Yuste, que acusó a Podemos de “manosear hasta la náusea el espíritu del 15-M” y le afeó el fichaje de “el que dirigió la intervención militar en Libia”, anotó que “algunos han hinchado tanto el globo que pueden perjudicar a la izquierda durante mucho tiempo”.
“Algunos están tan obsesionados por sustituir al PSOE que cada vez se le parecen más”, indicó, antes de agradecerle a Garzón que rechazara la oferta para que IU se coaligara con el partido violeta. “Lo mejor de Alberto es que no se ha vendido”, dijo.

“Rivera se parece cada vez más a Aznar”

El nacionalista arremetió también contra Ciudadanos, de quienes aseguró que “están tan obsesionados por sustituir al PP que cada vez son menos naranjas y más azules”. Se refería, entre otros asuntos, a la promesa electoral de Albert Rivera en Murcia, donde se mostró partidario de trasvasar agua del Ebro al arco mediterráneo, mientras en Zaragoza “no dijo ni pío”. “A Aragón hay que venir a decir la verdad”, señaló sobre el líder de C’s, el cual, en su opinión, “cada vez se parece más a Aznar”.

La cabeza de lista de UP por Zaragoza, Rosa Magallón, atribuyó a su formación “el mejor programa de izquierdas para sacar a la gente de la precariedad” y lanzó una propuesta a los dirigentes del PP: “Vente a mi consulta, vente a mi barrio, entra en las casas y verás la pobreza de la gente”.