Publicado: 26.08.2015 10:44 |Actualizado: 26.08.2015 14:12

El Gobierno vuelve a usar a Zapatero contra el PSOE tras tildarlo de extrema izquierda

Soraya Sáenz de Santamaría enfatiza la estrategia electoral del PP en busca del voto moderado al acusar al PSOE de seguir anclado en la época del expresidente socialista. Fátima Báñez, por su parte, califica a Pedro Sánchez de "radical"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, a su llegada al pleno del Congreso que debate sobre el proyecto de Ley de Presupuestos para 2016. EFE/Sergio Barrenechea

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, a su llegada al pleno del Congreso que debate sobre el proyecto de Ley de Presupuestos para 2016. EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- El PP evidencia cada vez con más nitidez su estrategia de cara a las próximas elecciones: situar al PSOE en la extrema izquierda del tablero político y vincularlo a Podemos.  En la línea de las declaraciones de Rajoy o Margallo durante este mes de agosto, este miércoles la vicepresidenta del Gobierno ha tratado de descalificar al principal partido de la oposición en su lucha por el voto moderado.  En esta ocasión, Soraya Sáenz de Santamaría ha resucitado al 'espíritu' de Zapatero, que parecía olvidado, pero que en tantas ocasiones han empleado los conservadores ya incluso ocupando la bancada en la oposición. 

Según Santamaría, el PSOE sigue "anclado" en la "época de Zapatero" que llevó al país a la crisis económica y cree que a los socialistas les quedan todavía años de "profunda reflexión" para poder "aportar" a España algo "nuevo y distinto". 



La vicepresidenta ha realizado estas declaraciones antes de entrar al hemiciclo donde sigue el pleno sobre las enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de presupuestos generales del Estado para 2016, iniciado ayer. En su opinión, Pedro Sánchez dio "la impresión" de que "no sabía en qué debate estaba" y ha opinado que a los debates hay que acudir "con algo que aportar".

Soraya no ha sido la única que ha entrado al trapo este miércoles. También lo ha hecho la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que ha entrado en barrena a descalificar a Sánchez asegurando que el PSOE se merece a un líder "sólido" y no a un "radical" como a su juicio ha demostrado ser.  Es "a ratos" el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero "y a ratos" el líder de Podemos, Pablo Iglesias", ha asegurado Báñez coreografiando sus declaraciones junto a Santamaría.

Según Báñez, ayer se vio "lo peor de Pedro Sánchez", lo cual, a su juicio, no sólo es malo para el PSOE, sino también para España. "España se merece a un gobierno de centro izquierda futuro con un líder sólido, no un gobierno de izquierda radical ni un líder de un PSOE tan radical", ha apostillado. Por último, Báñez reclamó el voto para Rajoy reivindicando que él representa el futuro y la properidad, dando de este modo fin a su cita.