Publicado: 12.02.2014 19:27 |Actualizado: 12.02.2014 19:27

La pasión turca de Rajoy acaba en el metro y en un mitin islamista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha sorprendido a Mariano Rajoy y a la delegación española con una auténtica encerrona en forma de mitin electoral a un mes de las elecciones municipales en Turquía. El presidente del Gobierno acudía esta mañana al que se suponía un acto institucional de los dos mandatarios para inaugurar la línea de metro M3 en Ankara, construida con la participación española de la empresa Emce Comsa, cuando se ha visto envuelto en el fervor propio de un acto electoral, con banderillas y gritos de apoyo a Erdogan, líder del islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP)

Para inaugurar hoy la línea de metro, el jefe del Ejecutivo había alargado un día su estancia en la capital turca, tras celebrar el martes la V Cumbre Bilateral Turco-Española, y se ha visto sorprendido junto a la ministra de Fomento, Ana Pastor, por el mitin a favor del partido de Erdogan (miembro observador del Partido Popular Europeo desde 2005), al que asistió también el presidente turco, Abdullah Gül. Además, todas las autoridades que han intervenido en el acto pertenecen al AKP, entre otros, el presidente del Parlamento, Cemil Çiçek; el ministro de Salud, Mehmet Muezzidoglu y el alcalde de la capital, Melih Gokcek.

Rajoy ha lanzado besos y sonrisas a los más de cinco mil asistentes al mitinRajoy, que ha intervenido antes que Erdogan, se ha limitado a subrayar la amistad de Turquía y España y a destacar el cambio que ha experimentado el país anfitrión en los últimos años. "Estoy muy orgulloso de que una empresa española, Comsa Emte, haya colaborado en la construcción de esta magnífica infraestructura", ha subrayado en referencia al metro. El presidente, además, muy alejado del protocolo de un acto institucional, ha lanzado besos y sonrisas a los más de cinco mil asistentes que le ovacionaban al subir al escenario.

Por su parte, las intervenciones de los dirigentes turcos se han centrado en las elecciones de marzo y en las promesas a los ciudadanos, mientras que Erdogan, en la misma línea, ha arremetido contra la oposición a su gobierno. El acto ha concluido con todas las autoridades -incluidos Rajoy y Pastor- cortando desde el escenario una cinta que simbolizaba la apertura de la nueva línea de metro y una lluvia de confetti.