Publicado: 10.10.2015 14:38 |Actualizado: 10.10.2015 14:39

González pide al PSOE combatir “a los inventores de patrias nuevas”

El homenaje a Txiki Benegas se convierte en una reivindicación de recuperar una España unida y diversa

Publicidad
Media: 2.25
Votos: 8
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y el expresidente del Gobierno Feliipe González en el homenaje a Txiki Benegas. EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y el expresidente del Gobierno Feliipe González en el homenaje a Txiki Benegas. EFE

MADRID. -Estuvieron dirigentes de todos los partidos vascos, salvo Bildu, dos ex lehendakaris (José Antonio Ardanza y Patxi López), toda la cúpula del PSOE, ex ministros de casi todos los gobiernos de la democracia y su familia. Todo el salón de actos del Kursal de San Sebastián se abarrotó para rendir un homenaje al histórico dirigente socialista Txiki Benegas -recientemente fallecido-, que se convirtió en una reivindicación para recuperar una España unida y diversa, como siempre defendió el político vasco.

En ello se empeñó el ex presidente del Gobierno Felipe González, quien dijo que el mejor homenaje a Benegas era hablar de política, de lo que está pasando y de las soluciones que hay que encontrar. Y así lo hizo, centrándose sobre todo en el tema de Catalunya.

Delante de Pedro Sánchez, el ex presidente pidió a su partido que “combata” tanto el inmovilismo “como a los inventores de patrias nuevas” y advirtió de que, una vez más en la historia, “nos estamos enredando y no sabemos a dónde vamos, ni el todo, ni las partes”.

Como solución ante “los inmovilistas y los liquidacionistas” el ex presidente abogó por el reformismo, el diálogo y el acuerdo sobre la base de la Constitución de 1978, “que nos ha permitido convivir”.

Abiertamente advirtió a Junt pel Sí de que “no hay legitimidad por el voto si no se respeta la legalidad” y les recordó que dicha legitimidad sí la tiene la mayoría, pero respetando a las minorías. Para añadir: “Pero las mayorías son muy susceptibles de cambiar”.

De hecho, citó hasta al líder de la revolución mexicana, Emiliano Zapata, para recordar que su lema era: “Tierra y ley”, para señalar que no respetar la legalidad abre caminos muy peligrosos.




El guante lo recogió el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que, en su intervención, quiso apelar al espíritu de Benegas para apostar por el diálogo, al acuerdo y la negociación hasta el último resquicio. Y volvió a reiterar que si llega a La Moncloa su intención es cumplir con estos propósitos para lograr unos nuevos Pactos de La Moncloa y una reforma Constitucional.

Sánchez también apeló al reformismo para “seguir avanzando juntos” y construir entre todos “una España en común” y, de nuevo citando a Benegas, apuntó que él fue capaz de conseguir un “acuerdo entre españoles” en referencia a su participación en la elaboración de la Constitución. Prometió poner todo su empeño en volverlo a conseguir.

También intervino en el acto Alfonso Guerra, quien hizo un discurso más emotivo sobre la figura del político vasco, a quien definió como “el mejor secretario general que ha tenido el PSOE” (aunque nunca lo fue, sólo secretario de Organización) y que, en su opinión, dirigió el partido “en la mejor etapa de su historia: de 1984 a 1994”, sentenció.