Publicado: 04.10.2016 10:31 |Actualizado: 04.10.2016 11:38

Gritos de "chorizo" a la llegada de Bárcenas a la sede de la Audiencia Nacional para el juicio de la Gürtel

La primera sesión del macrojuicio contra Correa, Bárcenas y una decena de ex altos cargos del PP comienza con más abogados defensores que acusados. En los pasillos del juzgado  se han juntado los imputados en grupos, menos Correa que se ha quedado solo, aislado.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Luis Bárcenas, extesorero del PP, a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. REUTERS/Susana Vera

Luis Bárcenas, extesorero del PP, a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. REUTERS/Susana Vera

MADRID.- El extesorero del PP Luis Bárcenas ha sido recibido al grito de "chorizo" a su llegada este martes con casi una hora de adelanto a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) donde la Sección Segunda de la Sala de lo Penal comienza a juzgar este martes la pieza matriz de la trama Gürtel, denominada 'Época I: 1999-2005'. VER FOTOGALERÍA



Bárcenas se sentará en el banquillo junto al presunto cabecilla de la red, Francisco Correa, el exsecretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo, el extesorero del partido Luis Bárcenas y otras 34 personas, entre ellas una decena de ex altos cargos del PP.

En los pasillos del juzgado los acusados se juntan formando pequeños grupos, menos Correa que se queda solo, aislado.

Otras de las llegadas más esperadas era la de la exministra de Sanidad Ana Mato, considerada partícipe a título lucrativo, al igual que el PP, y la esposa del exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, Gema Matamoros. No obstante, en esta primera sesión del juicio, no ha aparecido por las dependencias judiciales. Mato ha enviado a su abogada Julia Muñoz y el PP al abogado Jesús Santos y un representante legal.

El juicio de la primera época de la Gürtel se celebrará siete años después de que los principales responsables fueran detenidos por el juez Baltasar Garzón, que comenzó a instruir la causa, será uno de los más mediáticos de este año, debido a que se analizará en profundidad los primeros años de una de las mayores trama de corrupción de España que ha marcado la agenda política.

La sesión inicial coincide con la declaración de ex altos directivos de Caja Madrid, como el expresidente de la entidad Rodrigo Rato, por la utilización de las tarjetas 'black', cuya vista comenzó el pasado 26 de septiembre. Esto ha provocado que en las puertas de las dependencias judiciales, situadas en un polígono industrial, se hayan congregado varios afectados por la compra de preferentes, que son los que han insultado al extesorero.

El juicio, que ha comenzado con casi una hora de retraso, ha iniciado con las cuestiones previas, que previsiblemente durará hasta este miércoles. Fuentes jurídicas han informado que las defensas incidirán en estas dos primeras sesiones en la nulidad de la causa por la prescripción de los delitos que se les imputa a los acusados y la prohibición de los tribunales suizos de hacer uso de la información remitida a la Audiencia Nacional sobre los delitos fiscales a través de diversas comisiones rogatorias.

En la primera fila del banquillo de acusados se han sentado Correa, Crespo, el contable de la trama José Luis Izquierdo y la trabajadora y administradora de empresas Isabel Jordán. Unas filas más atrás, en el centro de la tercera bancada, se encuentra situado Bárcenas.

En total, 37 personas, políticos, empresarios, trabajadores de Correa y familiares de éstos, tendrán que responder a las preguntas que haga el tribunal, el Ministerio Público y abogados sobre su presunta participación en estos hechos ilícitos, por los que se les imputan delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación de fondos públicos, fraude a la administración pública, falsedad documental, fraude fiscal, blanqueo de capitales, estafa procesal, apropiación indebida y asociación ilícita en el ámbito de la contratación.

La segunda mayor pena que pide la Fiscalía, 85 años y 6 meses de cárcel, es la correspondiente al 'número dos' de la trama y exsecretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo. En cuanto al extesorero del PP, Luis Bárcenas, las fiscales solicitan 42 años y 6 meses de prisión.