Público
Público

Guía exprés para alumnos y padres sobre los exámenes finales de la Lomce

A un mes para terminar el curso el Gobierno ha hecho oficial las características de la pruebas para estudiantes de instituto. Las reválidas de Wert quedan finalmente muy desdibujadas

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Alumnos de instituto realizan la Prueba de Acceso a la Universidad. EFE / MANUEL BRUQUE

Este sábado 6 de mayo, a poco más de un mes para terminar las clases, el Gobierno de Mariano Rajoy hizo oficial vía BOE las características de los exámenes finales de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) que contempla la Lomce. Y tal y como como viene haciendo desde que perdió su mayoría absoluta, su decisión ha sido borrar el rastro de las disensiones que trajo la conocida como Ley Wert.

Los exámenes finales de ESO no serán para todos los alumnos, ni deberán ser corregidos obligatoriamente por examinadores ajenos al centro de estudios, ni tendrán influencia académica. Todas ellas propuestas recogidas en su día por el ex ministro de Educación José Ignacio Wert en su Lomce, que ahora el Gobierno deja sin efecto. Justo en el que iba a ser el primer año de implantación completa de esta contestada ley educativa el PP ha anulado su medida estrella: las reválidas.

Este caos reformista a golpe de decreto ley ha provocado que incluso en estas fechas haya aspectos sobre la evaluación de los alumnos (como si se podrá obtener el título de ESO con asignaturas suspensas) aún sin aclarar. El sucesor de Wert, Íñigo Méndez de Vigo, ha parcheado la Lomce hasta dejarla en un estado muy similar al que tenía la Loe socialista, tratando de allanar el camino del pacto educativo que se negocia en el Congreso

El 2016/17 se ha convertido por tanto en un curso de transición entre el alumbramiento del pacto y el final definitivo de la Lomce, condenada a desaparecer. Sus reválidas, muy desdibujadas, tendrán finalmente esta forma: 

Primaria

Se realizan desde 2015, curso en el que se implantó la Lomce en primaria. Entonces la realizaron los alumnos de 3º, pero solo se hizo en las comunidades donde el PP sustentaba también el gobierno autonómico. Lo mismo ocurrió en 2016, cuando la prueba empezó a realizarse también en 6º, a estudiantes de entre 11 y 12 años.

¿Tienen que hacerla todos los alumnos?

No. Solo la realizan algunos centros seleccionados por su valor muestral. Las comunidades "podrán elevar el número de centros participantes por encima de las necesidades muestrales o hacerla con carácter censal", concedía el Gobierno en el decreto ley con el que derribó su carácter obligatorio.

¿Es necesario aprobar para pasar de curso?

No. No tiene ninguna influencia académica. Es de carácter "diagnóstico", es decir, se usará para recoger datos sobre la situación actual de los alumnos. 

¿Cuál es la estructura del examen?

La última palabra la tienen las comunidades autónomas, pero el Gobierno recomienda que se hagan entre 35 y 50 preguntas tipo test de cada una de las competencias a evaluar: comunicación lingüística, matemática, científica y tecnología. Hasta 200 preguntas en total.

¿Cuándo se realizan y dónde?

En un primer momento el Gobierno solo especificó que debían realizarse "durante el curso académico". Más tarde Educación recomendó que se celebraran en mayo, que es cuando las han programado la mayoría de comunidades, aunque algunas lo harán en junio.

Se realizarán en los mismos centros de estudio.

Secundaria

En diciembre el Gobierno dejó en suspenso las reválidas de ESO y Bachillerato de la Lomce, sin duda el aspecto de la Ley Wert que había generado un rechazo más unánime en la comunidad educativa. En un principio la Lomce proyectó la prueba como un examen eliminatorio —no podía obtenerse el título sin aprobarlo— de todas las materias troncales, dos opcionales y una específica.

Finalmente, tras las presión de estudiantes, tutores, profesores y comunidades autónomas, Méndez de Vigo ha echado abajo la reválida de 4º de ESO (para alumnos de 15 y 16 años) planeada por Wert. 

¿Tienen que hacerla todos los alumnos?

No. Al igual que la de primaria, su valor es muestral. Serán las comunidades autónomas las que elijan qué centros se someterán a ellas. "La selección de alumnos y centros será suficiente para obtener datos representativos", es la única directriz del Gobierno.

¿Es necesario aprobar para pasar de curso?

No. Contará solo a efectos estadísticos. 

¿Cuál es la estructura del examen?

Se realizará una prueba en cada una de las tres asignaturas a evaluar: Lengua y Literatura (también la extranjera y cooficiales, si las hay), Matemáticas y Geografía e Historia. El Gobierno pide que al menos un 20% de las preguntas preguntas sean "abiertas y semiabiertas que requerirán del alumnado capacidad de pensamiento crítico, reflexión y madurez". Además, en el resto de preguntas, tipo test, se podrán incluir varias respuestas correctas. 

Los exámenes durarán 60 minutos, con un descanso de 15 minutos entre ellos en el caso de que se realicen varios de manera consecutiva. Los centros podrán asignar un máximo de cuatro días consecutivos para la realización de las reválidas, cinco en caso de que examinen también una lengua cooficial.  

¿Cuándo se realizan y dónde?

El Gobierno ha fijado que las pruebas deben realizarse en mayo o junio.

Se celebrarán en los mismos centros de estudio.

Manifestación contra la Lomce en Barcelona. EFE

Bachillerato

El plan de Wert de hacer una reválida para obtener el título de Bachillerato, al margen de la prueba de acceso a la universidad, también ha quedado en nada. La Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad (EBAU) será muy similar a la antigua selectividad.

¿Tienen que hacerla todos los alumnos? 

No. Solo aquellos que quieran acceder a la universidad e iniciar la educación superior.

¿Es necesario aprobar para pasar de curso?

No. En este caso, si solo se desea obtener el título de bachillerato y no matricularse en la universidad, el único requisito es aprobar todas las asignaturas de primero y segundo de bachillerato, como ocurría en la Loe socialista. 

¿Cuál es la estructura del examen? 

"La adquisición de las competencias se evaluará a través de las materias generales
cursadas del bloque de las asignaturas troncales de segundo curso y, en su caso, de la materia Lengua Cooficial y Literatura. Los alumnos que quieran mejorar su nota de admisión podrán examinarse de, al menos, dos materias de opción del bloque de las asignaturas troncales de segundo curso", especifica el Gobierno. 

Los exámenes durarán 90 minutos, con un descanso de 30 minutos entre cada uno de ellos. Cada prueba tendrá un máximo de 15 preguntas o ítems y un mínimo de dos, con hasta un 50% de ellas de tipo test de opción múltiple. 

​Como en el caso de la reválida de ESO, la duración máxima del período de exámenes será de cuatro días.

¿Cuándo se realizan y dónde?

Se han establecido dos convocatorias. Una ordinaria que deberá finalizar antes del 16 de junio de 2017. La segunda, extraordinaria, deberá concluir antes del 8 de julio o del 15 de septiembre, según cada comunidad autónoma.

El lugar donde se celebrarán estas reválidas se elegirá de igual forma que ocurría hasta ahora con las pruebas de acceso a la universidad, en colaboración con las universidades.