Publicado: 18.03.2014 16:48 |Actualizado: 18.03.2014 16:48

El hijo de Sanchís asegura que logró vender un 70% más de limones gracias al asesoramiento de Bárcenas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hijo del extesorero de Alianza Popular (AP) Ángel Sanchís ha asegurado ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que el antiguo responsable de las finanzas populares Luis Bárcenas le asesoraba en la venta de limones y que, gracias a sus consejos, la producción de su empresa subió hasta un 70 por ciento, informaron fuentes jurídicas.

Ángel Sanchís Herrero ha declarado este martes como imputado en el caso Gürtel, en el que se le atribuye indiciariamente un delito de blanqueo de capitales junto a su padre por ayudar a Bárcenas a ocultar en Estados Unidos seis millones de euros provenientes de las cuentas que tenía en Suiza, en las que llegó a acumular 48,2 millones de euros a comienzos de 2007.

Según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que obra en la causa, Bárcenas recibió en una sociedad sin actividad mercantil radicada en Madrid, denominada Consolur Land, 143.959,15 euros desde dos posiciones bancarias de La Moraleja, la empresa de producción de limones que la familia de Sanchís tiene en Salta (Argentina). El juez sospecha que estos movimientos formaban parte del "circuito de blanqueo" que los imputados utilizaron para que Bárcenas recuperara su dinero después de haberlo ocultado a la acción de la Justicia.

Sin embargo, el hijo del extesorero de AP ha justificado estos pagos a partir de un contrato que su empresa hizo con Bárcenas para que le asesorara sobre la comercialización de limones en la Unión Europea y en otros mercados de todo el mundo.

Según ha explicado, el extesorero recomendaba las inversiones más adecuadas de forma oral en reuniones que ambas partes tuvieron en Madrid o Argentina o bien remitía sus conclusiones por correo electrónico. Un acta notarial de La Moraleja incorporada a la causa en octubre pasado refleja que con la supuesta asesoría de Bárcenas la empresa pasó de vender 57.000 cajas de cítricos en 2011 a 215.000 en 2012.

El testaferro de Bárcenas en Suiza y Sanchís crearon una sociedad para ocultar fondos a las autoridadesSanchís Herrero también ha indicado que los tres ingresos de 10.000, 15.000 y 20.000 dólares que La Moraleja realizó en 2012 a la cuenta del extesorero en el Chase Manhattan Bank de Nueva York no eran una operación de blanqueo de capitales, como sospecha el juez Ruz, sino un anticipo de este contrato.

Además, ha negado que ayudara a redactar el contrato que la supuesta marchante de arte Isabel Mckinley habría realizado con la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, para la compra-venta de obras de arte y con la que ésta justificó unos ingresos en efectivo de casi medio millón de euros. "Esa señora nunca estuvo en mi despacho", ha dicho Sanchís Herrero, según fuentes presentes en su declaración.

Los investigadores también sostienen que en febrero de 2009, tras el estallido del caso Gürtel, Bárcenas trasladó tres millones de euros a la sociedad Brixco y otros dos a La Moraleja (ambas propiedad de Sanchís Herrero), así como un millón más a Lidmel International.

El compareciente ha respaldado la versión de su padre y ha asegurado que el traspaso de tres millones de euros respondía a la concesión de un préstamo de Bárcenas a Sanchís para realizar nuevas inversiones en la empresa limonera.

Según la UDEF, el testaferro de Bárcenas en Suiza, Iván Yáñez, y Sanchís Herrero crearon en septiembre de 2010 una sociedad en Uruguay denominada Rumagol que utilizaron para "contener fondos de Luis Bárcenas con la finalidad de mantenerlos ocultos a las autoridades".

La empresa, en cuya constitución participó Bárcenas tras un viaje a la provincia de Chubut (Argentina) en compañía de Sanchís Herrero, recibió esos tres millones de Brixco provenientes de los fondos que la Fundación Sinequanon tenía en el Dresdner Bank de Ginebra, 626.000 euros de la cuenta que Yáñez tenía en el Lombard Odier y 175.000 de la que estaba a nombre de Rosalía Iglesias, mujer de Bárcenas.

La cuenta de Rumagol se canceló en marzo de 2013 debido a la imputación de Sanchís Perales en el caso Gürtel, según declaró el propio Yáñez ante el juez Ruz el pasado 27 de junio. Sus fondos fueron trasvasados, según la UDEF, a una cuenta de la sociedad TQM Capital en el HSBC de Nueva York y otra de Interactive Brokers en el Citibank de Londres a nombre del testaferro.

Una parte de los ingresos en esta última sociedad (132.051 euros) fueron utilizados en septiembre de 2012 para que Bárcenas se acogiera a la amnistía fiscal a través de la sociedad Granda Global.