Público
Público

ICV recurre el homenaje de Bono a sor Maravillas

Ve incoherente que el Congreso reconozca antes a una monja que a Manuel Azaña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Excesiva', 'incoherente', 'desproporcionada'... Hasta siete razones esgrimió ayer el portavoz de Iniciativa (ICV), Joan Herrera, contra la decisión de la mesa del Congreso para homenajear a una monja nacida en un edificio de la institución, 'perseguida' durante la Guerra Civil y canonizada en 2003. En su lucha por evitar que la Cámara coloque una placa que la recuerde, el diputado registró ayer un recurso contra la iniciativa de la Mesa. En él pide que se reconsidere la decisión.

Herrera alude a la incoherencia de la elección del personaje. Argumenta que treinta años después del franquismo, 'insignes demócratas' como Manuel Azaña siguen ausentes de la que fue su Cámara. Cuelgan en cambio de sus paredes los retratos de tres presidentes de las Cortes franquistas: Esteban Bilbao, Antonio Iturmendi y Alejandro Rodríguez Valcárcel.

La elección afecta también, según ICV, a la memoria de quienes sufrieron mayor persecución que la monja. Mientras que miles de republicanos fueron fusilados, sor Maravillas murió en 1974, poco antes que Franco y de muerte natural.

Herrera considera además desproporcionado que una monja sin méritos vinculados con 'la Historia' y el Congreso sea la cuarta persona que obtenga una placa de la Cámara. Los otras tres están dedicadas a Clara Campoamor y los reyes de España.