Publicado: 02.11.2015 20:07 |Actualizado: 02.11.2015 23:38

Iglesias anima a sus simpatizantes a lanzarse al 'sprint' final para el 20-D: “Estamos llegando”

El líder de Podemos cierra un acto en Getafe en el que juega la baza de la ilusión, lo único que a su juicio no pueden copiarles el resto de partidos. “Conseguid hacer llorar a vuestros candidatos, que les brillen los ojos en un acto como a nuestra gente. Buena suerte”

Publicidad
Media: 4.69
Votos: 13
Comentarios:
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el teatro Federico García Lorca de Getafe. / JUANJO MARTÍN (EFE)

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el teatro Federico García Lorca de Getafe. / JUANJO MARTÍN (EFE)

GETAFE.- Tocaba jugar la baza de la emoción, y Pablo Iglesias ha cumplido. El candidato de Podemos a La Moncloa acusa al resto de partidos de copiar a Podemos, de imitar “cada canutazo y cada iniciativa web”. Les afea que copien su lenguaje y sus propuestas, pero distingue a su formación del resto por la emoción que logran transmitir: “Puedes quitarle a un candidato la corbata, remangarle la camisa, pedirle que hable de la gente. Conseguid hacerles llorar, que les brillen los ojos en un acto como a nuestra gente. Buena suerte expertos en márketing”, retaba este lunes Iglesias.

El líder de Podemos ha cargado con el peso del primer acto de precampaña del partido, en Getafe, y lo ha hecho volviendo a algunas de las ideas fuerza de Podemos en anteriores etapas, que no habían sido desterradas pero que ya no estaban en el primerísimo primer plano en su discurso: se distinguen del resto de partidos porque ellos no se “disfrazan” –“Somos lo que hay”- y porque son el partido de la “gente corriente”, a los que consideran “héroes anónimos en la política”. Hoy sus palabras iban dirigidas a ellos, a esa “gente común” a la que responsabilizan de sus éxitos, y a las que Iglesias mandaba hoy un mensaje con la vista puesta en el 20-D: “Estamos llegando”.

Podemos ha escenificado este nuevo paso en su vuelta a los orígenes en Getafe, dentro del madrileño cinturón rojo, ante los 600 simpatizantes que abarrotaban el Teatro Federico García Lorca. Y lo ha hecho también ante los cientos de personas que permanecían fuera, a los que Iglesias ha arengado desde una ventana apenas unos minutos antes de arrancar el acto, dándose todo un baño de masas, micrófono en mano.

Al otro lado de las puertas del auditorio, un público entregado ha arropado a su candidato a la Presidencia del Gobierno con aplausos y gritos entusiastas, manifestaciones muy comunes en algunos de los primeros actos del partido, y algo más escasas últimamente. Desde hace unas semanas, Podemos se esfuerza por volver a conectar con sus simpatizantes para encarar su desafío prioritario, las generales, y aunque Iglesias aprovecha para enumerar los cinco pilares de su propuesta de gobierno o para prometer “responsabilidad de Estado”, son los simpatizantes quienes se encontraban situados en el centro de su discurso. “Eso es lo que hace falta en este país, gente corriente, porque sin emoción y sin sencillez no se pueden cambiar las cosas”, clama.

Así, el secretario general asegura que la clave para ganar no es que él mismo sea recibido en Moncloa -“La de cosas que han tenido que pasar en España para que el señor Rajoy nos reciba”-, sino la gente que le respalda: “Me acuerdo de esas gentes, esas clases populares que hace unos años sólo pensaban, ‘¡malditos políticos!’, pero hoy están pensando que sí se puede, y que los suyos están llegando”. “Será un honor cambiar el estilo de esa casa [La Moncloa] para que esté más cerca de la gente y no sea un palacio de cristal”, prometía.



El partido del círculo presentaba este lunes su campaña Carteros del Cambio en Getafe. La iniciativa anima a los simpatizantes a explicar en una carta por qué van a votar a Podemos, para después compartir estas misivas con amigos y hacerlas virales. Algunos de los máximos dirigentes de la formación han leído hoy algunas de sus cartas ante el auditorio, en esta etapa de sprint hacia el 20-D teñida por un tono emocional.

“Estas elecciones sólo tienen una palabra: remontada”

Iñigo Errejón, número dos del partido y director de campaña, sostenía este lunes que el Gobierno actual “no tiene plan de futuro para España”, frente a la “propuesta para inaugurar una nueva década para el futuro del país” que tiene Podemos.

El secretario de Política de la formación ha sido el primero en utilizar la palabra “remontada”, tras semanas en las que las encuestas han recogido la caída en intención de voto a su partido. La palabra estaba en el aire a juzgar por las declaraciones de sus dirigentes en las últimas semanas, pero hasta ahora no la habían utilizado. De hecho, el partido siempre ha pedido “prudencia” y “cautela” ante las encuestas, y hoy por fin Errejón reconocía que tienen pendiente esta “remontada”. “Estas elecciones sólo tienen una palabra, que se llama remontada”, afirmaba el director de campaña.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, antes de participar en la presentación de la iniciativa "Carteros y Carteras del Cambio". EFE/JuanJo Martin.

Junto a Iglesias y Errejón también han tomado la palabra las subdirectoras de campaña, Irene Montero y Carolina Bescansa –esta última, visiblemente emocionada-, además del diputado y líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, o el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafa Mayoral, entre otros. Todos han leído las cartas que han escrito a amigos y familiares, jugando la baza de la emoción que caracterizó al partido en su etapa inicial. ¿Cuándo fue la última vez que votaste con ilusión? fue precisamente el lema con el que concurrieron a las elecciones europeas de mayo de 2014 con las que entraron en las instituciones, y hoy quieren beber de este espíritu antes de lanzarse a “asaltar los cielos”.