Publicado: 09.07.2015 23:37 |Actualizado: 09.07.2015 23:37

Iñaki Anasagasti: "Soy el último mohicano del PNV"

El veterano político Iñaki Anasagasti se quedará fuera de las listas del nacionalismo para las próximas elecciones generales. “Lo que no voy a hacer es dar la taba, como el abuelo Cebolleta”, ironiza. No descarta que en su partido hayan existido casos de corrupción.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3
Comentarios:
Foto de archivo de Iñaki Anasagasti, parlamentario vasco, diputado y senador del PNV durante 37 años. / EFE

Foto de archivo de Iñaki Anasagasti, parlamentario vasco, diputado y senador del PNV durante 37 años. / EFE

Tras las próximas elecciones generales, el Senado perderá a uno de sus rostros habituales. Iñaki Anasagasti, uno de los rostros más conocidos del PNV, dice adiós a cualquier cargo de representación política. Él prefiere no hablar de retirada, pero reconoce que su tiempo ha pasado. Con o sin cargo, promete no callarse. Con o sin cargo, tampoco se dejará callar. Desde la monarquía hasta su propio partido, nadie se salva del estilo irreverente y directo de este todoterreno de 67 años, de los cuales 35 han transcurrido entre el Parlamento Vasco, el Congreso de los Diputados y la Cámara de Senadores. Antes de que llegue el fin de esta etapa, Anasagasti ha hablado con Público.

Pregunta¿Su nombre no va a estar en ninguna lista del PNV?

"Igual presido la comunidad de propietarios de mi escalera o me eligen para asesorar a Obama en relación con Venezuela"

Así es, pero no se trata de ninguna tragedia. Fíjese que he encabezado la lista del PNV -entre el Congreso y el Senado- en ocho legislaturas. Todo un récord. ¿Le parece poco? Hoy agradezco a mi partido por la confianza depositada, pero el tiempo pasa. Soy el último mohicano del PNV.

P. ¿Eso significa que ya no va a ser candidato a absolutamente nada?

Nunca digas nunca jamás. Igual presido la comunidad de propietarios de mi escalera o me eligen para asesorar a Obama en relación con Venezuela. Nunca se sabe.

P. ¿Quién adoptó la decisión de que usted no vuelva a ser candidato?

El tiempo. Y luego, la ejecutiva del partido en Bizkaia, que es a quien corresponde la decisión.



P. ¿Tiene pensado retirarse de la política?

Por supuesto que no. Si lo llevas en la sangre, ese gen siempre está ahí. Como decían del presidente venezolano Rafael Caldera: “Mientras respira, aspira”. Lo que no voy a hacer es dar la taba, como el abuelo Cebolleta. Voy a seguir trabajando y opinando, sobre todo desde el escaño de mi blog. Además, tengo dos libros en el horno y participo en varios espacios y en algunas plataformas internacionales.

P. Quienes van a seguir en sus cargos son los Borbones, a quienes usted ha criticado en infinidad de ocasiones. ¿Ahí no hay cambios?

"Los Borbones no cambian, aunque Felipe VI no es tan impresentable como el padre, entre otras cosas porque Letizia no le deja"

Esos no cambian. Felipe VI no es tan impresentable como el padre, entre otras cosas porque Letizia no le deja, pero… ¿qué ha hecho en un año por reconocer las barbaridades del franquismo? ¿Qué ha hecho cuando fue a Marruecos y solo tuvo discursos de homenaje a un señor que es un dictador?

¿Por qué acudió al funeral del rey de Arabia, que conculcaba los derechos de las mujeres? ¿Por qué visitó la sede del PNV en París, una sede que fue incautada por la Gestapo para ser entregada a los franquistas y que hoy sigue siendo un reclamo nuestro?

P. ¿Habló alguna vez con el rey Juan Carlos en persona?

Muchas veces. La última, en el décimo aniversario de la masacre del 11 de marzo en La Almudena. Estaba en la puerta y él, muy simpático, me pidió que le dijera a la cara lo que digo por ahí. Le dije que me llamara, que le diría eso y mucho más. Hasta hoy.

P. ¿Y con Felipe VI?

Sí, pero todo muy convencional. Me dijo que me llamaría… Y lo mismo. A esta gente solo le gustan las alabanzas.

P. ¿Cómo ve al PNV?

En un buen momento. Hemos recuperado parte del voto que se nos había ido a Eusko Alkartasuna y estamos gobernando en todas partes… Menos en Madrid.

P. ¿A quién ve como sucesor de Urkullu?

"¿Corrupción en el PNV? Me imagino que sí, pero no en esa dimensión. Todo está más cercano y controlado"

Hay banquillo. Están Josu Erkoreka (portavoz del Gobierno Vasco), Unai Rementeria (nuevo diputado general de Bizkaia) y varias mujeres con mucho garbo, pero me da que Urkullu no está para abrir sucesión alguna. El lehendakari ha serenado el paisaje político.

P. ¿El proceso de paz en Euskadi ya no tiene vuelta atrás?

Por supuesto que no. Se han dado cuenta de que consiguen más por el voto, y de que lo que hacían era una barbaridad.

P. ¿Qué cree que debería ocurrir con los presos de ETA?

"Para ser lehendakari hay que saber euskera, y el mío es rudimentario"

Deberían acercarlos a cárceles próximas a su domicilio. Además, tendrían que activarse los indultos y ponerse en práctica, de una vez por todas, la Vía Nanclares.

P. ¿Y con los presos por corrupción?

Que paguen y devuelvan lo robado.

P. ¿En su partido ha habido corrupción?

Me imagino que sí, pero no en esa dimensión. Aquí todo está más cercano y controlado. No es cuestión de vascos buenos, sino de mejores controles.

P. Le cambio la pregunta: ¿conoce a algún corrupto con carnet del PNV?

"Me gustaría que el PSE fuera más republicano, más socialistarepublicano, y más vasco,"

Pues no. He visto en prensa casos que están sub iúdice, pero no, no tengo esa experiencia. De verdad. Mi vida ha estado muy encapsulada: Bilbao-Madrid, Madrid-Bilbao, durante treinta años.

P. ¿Le parece bien que el hasta ahora diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, haya sido designado presidente del Tribunal Vasco de Cuentas? ¿Eso no es una puerta giratoria?

Es legal, pero él lo ha pasado mal con el debate. José Luis Bilbao es inteligente, y sabe que estéticamente no tiene buena venta. Personalmente, creo que su experiencia debería haber sido utilizada en el mundo económico, no en este puesto. Pero no le critico: habrá sido lo que le han ofrecido. Y tiene que seguir viviendo.

P. ¿Si tuviera que elegir a un socio de gobierno para el PNV, con cuál de todos estos se quedaría: PP, PSOE, Ciudadanos, EH Bildu, Podemos, Izquierda Unida…?

Con un partido socialista republicano.

P. ¿Le gusta el pacto alcanzado entre el PNV y el PSE en diputaciones y ayuntamientos?

"No me gustaría ver a Otegi de lehendakari, porque lleva las cosas a los extremos"

Es el viejo pacto de una pareja política de hecho que forma el paisaje de Euskadi desde hace cien años. Pero me gustaría que este PSE fuera más vasco, más socialista y más republicano.

P. ¿Se imagina a Otegi de lehendakari?

No me gustaría, porque lleva las cosas a los extremos y busca siempre la confrontación, y eso altera mucho a la sociedad. Se puede hacer lo mismo, pero sin tanto esencialismo.

P. ¿Y a Pablo Iglesias de presidente?

"Pablo Iglesias es muy mandón. Le faltan dos legislaturas haciendo una buena oposición"

Lo mismo. Tiene discurso, pero es muy mandón. Hay cosas que me gustan de él y nos llevamos muy bien, pero ya se lo dije: siempre te queda la sospecha de que dice una cosa y hace otra. Le faltan dos legislaturas haciendo una buena oposición.

P. ¿Usted alguna vez soñó con ser lehendakari?

Nunca. Para ser lehendakari hay que saber euskera, y el mío, por haber nacido en Venezuela y haber tenido una educación monolingüe, es rudimentario. Se trata de mi asignatura pendiente.

P. ¿Y con ser Rey?

No. En todo caso, de Navarra, y con la Comunidad Autónoma Vasca incorporada. ¡Menudas ceremonias organizaríamos!