Público
Público

Jaume Roures Mediapro califica de "atentado contra la libertad" el intento de vinculación de Roures con la maquinaria del ‘procés’

El grupo audiovisual considera "extraordinariamente grave" que la producción del documental '1-O' sea considerada por la Guardia Civil "una prueba delictiva".

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

Imagen del documental '1-O', producido por Mediapro.

La Guardia Civil ha intentado relacionar a Jaume Roures con un presunto "Comité Ejecutivo" del 'procés'. En un informe remitido al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, el Instituto Armado ajunta como prueba un dvd del documental sobre el 1-O producido por Mediapro, empresa de la que Roures es fundador.

Por este motivo, el grupo audiovisual considera "extraordinariamente grave" que la producción de un documental sea considerada por la Guardia Civil "una prueba delictiva", acto que ha calificado de "atentado contra las libertades de creación, información y pensamiento".

Mediapro exige que estas libertades, recogidas en la Constitución española, sean respetadas "también para los profesionales que realizaron el 1-O", ya que el documental tuvo un "evidente interés informativo" tras las cargas policiales que protagonizaron el día del referéndum catalán, un hecho que además ocupó las portadas de la prensa internacional.

Reivindica "la profesionalidad del equipo que realizó y produjo el documental, así como el contenido del mismo que reflejaba unos hechos y daba voz a las personas que se vieron implicados en ellos. Criminalizar el documental y su contenido es un intento claro de acallar estas voces", justifica el grupo audiovisual.

Los agentes autores también incluyeron como pruebas tres llamadas telefónicas, en las que el productor catalán no participa, y la sala de prensa habilitada por Jaume Roures desde donde el Govern informó sobre el desarrollo y resultado del referéndum. 

Sobre este último hecho, Mediapro tampoco entiende que se pueda considerar un "delito la organización de un centro de prensa" para acoger a los medios de comunicación desplazados a Barcelona con motivo del 1 de octubre, y ofrecer estas instalaciones a todas las partes implicadas.

"Un repaso de la lista de comparecientes evidencia que no se trataba de un centro de prensa del Govern de la Generalitat, ya que sólo la mitad de las comparecencias fueron de miembros del ejecutivo catalán. El centro acreditó más de 400 periodistas de 150 medios de hasta 33 países de todo el mundo. Por sus instalaciones pasaron las principales agencias internacionales así como las principales televisiones públicas y medios extranjeros", sentencia el grupo en un comunicado de prensa.