Público
Público

José Miguel Vidal será el número dos del Gabinete de Presidencia

Zapatero renueva también su entorno más cercano con personas de su confianza personal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Nuevos tiempos, nuevas ideas'. Guiado por esta premisa, con la que quiere impregnar su segundo mandato presidencial, José Luis Rodríguez Zapatero no ha limitado los cambios al organigrama ministerial, sino que los ha extendido a su entorno más cercano en La Moncloa.

Así, ha promovido la renovación del Gabinete de Presidencia del Gobierno. Al frente de este equipo de asesoramiento directo continuará José Enrique Serrano, pero Zapatero ha decidido situar como director adjunto a José Miguel Vidal, que dirigía el área de Asuntos Institucionales desde marzo de 2007, según confirmaron fuentes gubernamentales.

Primo carnal y confidente del presidente desde su infancia, Vidal es profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Valladolid, donde ejerció la docencia durante más de quince años, hasta que en septiembre de 2004 se incorporó como vocal al Gabinete de la Presidencia. En 2007 asumió la dirección del área Institucional que dejó vacante el nombramiento de Fernando Magro como subsecretario de Vivienda.

Vidal ocupará el puesto de Enrique Guerrero, doctor en Ciencias Políticas y autor de muchos discursos de Felipe González, Javier Solana, Joaquín Almunia y del propio Zapatero. Además de Guerrero, también sale del Gabinete Ludolfo Paramio, uno de los referentes de la intelligentzia socialista durante los mandatos de Felipe González.

Al ascenso de Vidal se suma la reincorporación, precisamente en el área de Análisis y Estudios que dirigía Paramio, del periodista de El País Andrés Ortega, que ya trabajó en ese departamento en el último mandato de González.
Serrano ha fichado también a José Luis Mora Cuesta como uno de los nuevos speachwritter del presidente. Mora elaboraba los discursos de José Bono en el Ministerio de Defensa y continuó trabajando en este departamento con la llegada al mismo de José Antonio Alonso.

Otro cambio significativo ha sido el nombramiento de Bernardino León, ex secretario de Estado de Exteriores, como secretario general de la Presidencia. De él depende todo lo relacionado con la vida diaria en La Moncloa, el protocolo y la seguridad del presidente. Pero, dado su perfil y bagaje, en círculos gubernamentales se cree que puede asumir otras funciones por encargo del presidente, especialmente para su proyección internacional, además de actuar como su emisario personal en circunstancias excepcionales, como ya ha hecho.