Publicado: 17.08.2015 11:53 |Actualizado: 17.08.2015 20:09

El juez prohíbe el uso de documentos del 'caso Rato'

El magistrado Antonio Serrano-Arnal ha prohibido a la Agencia Tributaria utilizar 4 de los 22 archivadores intervenidos durante el registro del domicilio del exministro de Economía y todos los requisados en Sotogrande. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
El ex vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato./ EUROPA PRESS

El ex vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato./ EUROPA PRESS

MADRID.- El titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, ha prohibido a la Agencia Tributaria el uso de cuatro de los veintidós archivadores requisados durante el registro del domicilio del exministro de Economía, Rodrigo Rato, y todos los documentos intervenidos en Sotogrande, según la información publicada en el diario El Mundo.

El acta de registro levantada por la secretaría judicial del Juzgado de Instrucción número 35 refleja que se intervinieron 18 y no 22 archivadores. El magistrado decidió excluir estos cuatro archivadores por precaución y porque en dicho acta se contemplan 18 documentos, no 22. 

Siempre según el diario El Mundo, la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (Onif) no ha podido hacer uso de toda la información registrada para su segundo informe sobre los delitos presuntamente cometidos por el ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.



El organismo ha subrayado que para la elaboración del informe, en el que se indica que el que también fue director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) cobró dos millones de euros en comisiones de proveedores de Bankia, no se ha utilizado ninguno de los documentos excluidos por Serrano-Arnal.

Asimismo, El Mundo también aclara que la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado están en desacuerdo con la decisión del magistrado y en consecuencia, han presentado un recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid. Ambos organismos sostienen en su opinión, toda la documentación que se requisó podía ser revisada.

En dicho recurso alegan que la diferencia entre los 18 archivos que se reflejan en el acta y los 22 que se confiscaron se debe a una mera cuestión de volumen.