Publicado: 02.12.2014 13:29 |Actualizado: 02.12.2014 13:29

Lara pide a Podemos que aclare si cuenta con IU para la movilización de enero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una vez más, el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha pedido concreción a Podemos. En este caso ha sido respecto a la movilización masiva que planteó ayer el partido de Pablo Iglesias para el próximo enero, apelando a la mayoría social de cambio. A preguntas de los periodistas durante su rueda de prensa en la sede federal del partido, Lara ha afirmado que IU siempre se ha mostrado favorable a las movilizaciones entendidas como "procesos de transformación social" y que siempre han defendido que las protestas masivas tienen que ser "globales", pero con "objetivos y reivindicaciones concretos". El coordinador federal ha recordado que su organización ha apoyado las movilizaciones de las distintas mareas por los servicios públicos, las de los sindicatos y las de otros muchos movimientos sociales, pero ha matizado que "si se quiere ir a grandes movilizaciones hay que ponerse de acuerdo con el tejido social".

En un momento de cambio en el escenario político por la irrupción de Podemos y con el bipartidismo tocado, los procesos de convergencia entre las fuerzas políticas por el cambio podrían comenzar a articularse en la calle en 2015, cuando los procesos electorales están a la vuelta de la esquina. Sin embargo, Podemos ha anunciado su intención de movilizar a sus simpatizantes -sin mucha concreción- como demostración de fuerza, aunque de forma unilateral, sin concretar intenciones de colaboración con otras fuerzas que tradicionalmente han representado a esa "mayoría social de cambio" a la que apela. En ese sentido, Lara ha precisado: "Si queremos convocarla, vamos a ponernos de acuerdo".

Durante su comparecencia, Lara también se ha referido a la dimisión sorpresa del coordinador general de IU Madrid, Eddy Sánchez, la cual ha respetado. De él ha dicho que es un "buen economista" y un "buen cuadro de la organización que seguirá aportando mucho a la lucha de las clases trabajadoras desde su militancia de base". No obstante, siguiendo su línea de no injerencia en las federaciones regionales, el coordinador ha evitado opinar sobre los siguientes pasos que debe dar la organización, que se debate entre una dirección colegiada, al menos hasta después de las elecciones, y convocar una Asamblea Extraordinaria para elegir a una nuevo coordinador después de que las primarias dieran una clara victoria a la corriente crítica, representada por los diputados autonómicos Tania Sánchez y Mauricio Valiente.

También se ha referido a los procesos de primarias que afrontan federaciones como Murcia o Cantabria para recordar que no se trata de "competir" sino de "hacer piña para defender propuestas concretas". Algo muy diferente a lo que ha ocurrido en Madrid, donde las diferencias entre corriente parecen insalvables. Sin embargo, el coordinador ha afirmado que "cuando hay democracia ganan los ciudadanos, y en Madrid ha habido democracia", dando así el respaldo federal a los ganadores, apoyados de antemano por el único candidato que hay de momento a las primarias para la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón. "Acusaciones ya ha habido suficientes", ha asegurado Lara sobre el proceso de primarias madrileño, por lo que no ha querido opinar más allá de que el objetivo de IU Madrid es "echar al PP porque se ha convertido en un problema para la democracia".

En cuanto a los datos del paro, el líder de IU ha vuelto a repetir que la deriva del mercado laboral español es la de la precariedad y el "empleo basura". Lara subraya que se crea poco empleo, refiriéndose a los 14.700 "parados menos registrados". Ha recordado que un tercio de los trabajadores del país cobra menos de 645 euros al menos, el salario mínimo, del que es partidario de aumentarlo hasta los 1.100 euros mensuales y reducir la jornada laboral a 35 horas semanales. Una medida que, recuerda, ya aplicó en la localidad donde fue alcalde, Argamasilla de Alba (Ciudad Real) "cuando era ilegal, pero el pueblo sigue allí y su economía no se hundió", ha remarcado.

Del mismo modo ha criticado que las políticas de incentivos a la contratación vía bonificaciones a la Seguridad Social que implemente al Gobierno está reduciendo los ingresos de la Hacienda Pública, por lo que se ha tenido que "echar mano otra vez del Fondo de Reserva para pagar las pensiones", un problema "muy serio, porque de los 65.000 millones que había en ese fondo ya solo quedan 45.000" mientras que la contratación actual sigue poniendo en peligro "las pensiones presentes y futuras".