Publicado: 15.04.2015 16:05 |Actualizado: 15.04.2015 16:05

Lara: “Señor Rajoy,
póngase en la piel de
los pobres y gobierne”

El líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, recrimina al presidente del Gobierno los recortes en educación como pilar del Estado de bienestar y anuncia que derogará sus leyes en el caso de llegar a La Moncloa.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 10
Comentarios:
lara

MADRID, 15/04/2015.- El coordinador general de IU, Cayo Lara, durante su intervención. -EFE/Paco Campos

MADRID.- La sesión de control de este miércoles ha sido completamente atípica. Se ha iniciado pasadas las 14.00 horas después de más de cinco horas de debate en el Congreso de los Diputados sobre el Consejo Europeo de Bruselas del pasado mes de marzo, aunque de Europa se ha hablado poco. El caso es que esa saturación se ha notado, especialmente en el presidente del Gobierno, afectado por un visible cansancio.

Quien ha estado más fresco y más duro – tal vez porque no se ha desgastado en el debate previo – ha sido el líder del grupo de La Izquierda Plural, Cayo Lara. Su pregunta ha sido contundente y clara: sobre las marchas por la dignidad de miles de personas que en las últimas semanas “han reclamado pan, techo y dignidad”.

Según Rajoy, la descripción “apocalíptica” de España que ha hecho Lara “no se corresponde, afortunadamente, con la realidad”. Así es que el presidente del Gobierno no comparte el diagnóstico del líder izquierdista, quien ha asegurado que existen más de cinco millones de personas al borde de la pobreza severa, 180 desahucios diarios y más de 3,5 millones de trabajadores con sueldos por debajo del salario mínimo interprofesional.

Insiste en la recuperación

“Afortunadamente hemos salido de la crisis”, ha reiterado una vez más Rajoy. “Y estamos creando empleo”, ha insistido el presidente del Gobierno. Frente a esas tesis optimistas Lara ha sido contundente: “Señor Rajoy, póngase en la piel de los pobres y gobierne para ellos. Imagínese que son un banco; seguro que ya les habría salvado”, ha reclamado tras leer una nota de una vecina de Paterna, Rosalía Greus Aguayo, que le entregó la pasada semana y en la que le reclamaba al presidente del Gobierno que le indicara dónde estaba su dignidad en plena situación de pobreza.

Lara: Imagínese que son un banco; seguro que ya les habría salvado”

Rajoy no se ha inmutado. “España no es el país que usted describe”, ha reiterado una vez más. “Las cosas han cambiado. Discursos como el suyo, la verdad, no ayudan en nada”, ha contestado con toda frialdad y sin poner el menor énfasis a sus palabras, como suele ser habitual cuando se dirige al dirigente de Izquierda Unida.


Por su parte, Pedro Sánchez le ha interpelado sobre las consecuencias de los recortes en educación, un pilar del estado del bienestar “contra el que usted ha legislado. Lo único que le pido es que diga la verdad sobre esa realidad”. Rajoy, que ya ha cogido carrerilla en estas materias, ha vuelto a insistir en un recurso clásico: “El mayor ataque contra el Estado de bienestar se produjo en la legislatura 2008-2011 cuando hubo 3,5 millones de parados y una pérdida de recaudación de 70.000 millones de euros”, ha dicho.

“Lo que usted dice no se lo cree, especialmente en lo referente a los jóvenes, con el 51% en paro y con siete de cada diez empleos en precario. Soy defensor de una educación de calidad para todos y que el futuro de nuestros hijos e hijas no dependa de la cuenta corriente de los padres”, ha dicho antes de anunciar que si llega a La Moncloa cambiará la legislación educativa de su Gobierno, hecho que en la dúplica Rajoy le ha recriminado “porque siempre que ustedes tocan la educación el calidad baja”.