Publicado: 13.06.2014 12:37 |Actualizado: 13.06.2014 12:37

Madina se compromete con las primarias abiertas y asume que el PSOE debatirá sobre la República

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un "shock de modernidad". Esa es la principal promesa que ha lanzado el secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina, en la presentación oficial de su candidatura para liderar el PSOE. Un "shock de modernidad", ha insistido, pero no sólo para su partido sino, sobre todo, para la forma de hacer política, e incluso para la estructura económica de todo el país. Todo, "para colocar a los ciudadanos en el lugar que se merecen", ha dicho.

Al lado del busto del histórico dirigente socialista Ramón Rubial, -su principal referente político, según ha reconocido-, Madina también ha querido dejar claras sus diferencias respecto al que se considera su principal rival, el diputado madrileño, Pedro Sánchez. La principal, su compromiso claro con las primarias abiertas para elegir al próximo candidato socialista a la Presidencia del Gobierno.

El diputado vasco ha prometido que si en el congreso de julio es él el elegido esas votaciones abiertas a la ciudadanía se celebrarán sí o sí en la fecha prevista, es decir, a finales del mes de noviembre. Sánchez, en cambio, no hizo ayer mención a esas primarias durante la presentación oficial de su candidatura.

Madina también ha reconocido la existencia de un debate interno acerca del modelo de Estado, que ha quedado más claro que nunca tras la abdicación del rey. Preguntado al respecto, ha asumido que el asunto se tratará en el congreso del partido, al igual que se ha abordado en todos los cónclaves del partido. No obstante, ha recordado que el PSOE ha sido, es y será un "productor de convivencia". "Espero que siga siendo un pilar de convivencia entre todos los españoles", ha asegurado, sin aclarar si él respaldará entonces la República frente a la monarquía.

Por su convicción de que es necesaria la "igualdad de condiciones", Madina ha anunciado que dimite de su vocalía de la Ejecutiva del PSOE, si bien seguirá como secretario general del Grupo Socialista al considerarlo un "cargo institucional" que es "compatible" con el proceso. Durante su rueda de prensa ha asegurado que da el paso "arropado" por "miles de compañeras y compañeros" y "consciente" de la "grave situación" que atraviesa España y las dificultades que sufren "millones de españoles".

"España no necesita pequeñas reformas, pequeños pasitos adelante que luego vuelven con gobiernos del PP a ser pasos atrás, necesita un auténtico shock de modernidad que coloque a este país y a sus ciudadanos en el lugar en el mundo que merecen", ha insistido.

Con Madina ya son cinco los aspirantes que han empezado a recabar los 10.000 avales necesarios para validar su candidatura, tras haberlo hecho ya el diputado por Madrid Pedro Sánchez, el profesor universitario granadino José Antonio Pérez Tapias en nombre de la corriente Izquierda Socialista; el afiliado al PSM Alberto Sotillos en representación del grupo Socialismo Democrático y el militante de Puertollano (Ciudad Real) Manuel Pérez García.