Público
Público

Margallo pide tratar a la monarquía con "mimo" y "delicadeza"

El ministro de Exteriores lo considera "un activo" del que "no podemos prescindir ni podemos dañar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha pedido hoy que se trate a la monarquía española con 'enorme delicadeza y mimo' porque se trata de 'un activo del que no podemos prescindir ni podemos dañar -ha dicho-'.

'Siempre que he tenido el honor de viajar con el Rey, estos viajes se han traducido en contratos muy importantes para las empresas españolas, que han generado puestos de trabajo. (...) El rey es el activo más importante de la marca España', ha considerado el ministro en declaraciones a los periodistas antes de participar en una comida informativa en la Cámara de Comercio de Barcelona.

'Es un activo del que no podemos prescindir ni podemos dañar' García-Margallo ha añadido en este sentido: 'Desde que tengo 16 años soy democristiano y monárquico. La monarquía es un activo esencial de la nación española, que hizo posible el paso de la dictadura a la democracia'.

Por tanto, el ministro ha llamado a tratar a la monarquía con 'enorme delicadeza y enorme mimo'. 'Es un activo del que no podemos prescindir ni podemos dañar', ha concluido.

El titular de Exteriores ha pedido consenso entre todas las autonomías y el Gobierno para que España 'remonte' como lo hizo en un momento 'mucho más difícil' que el actual como fue el de la Transición. 'Para remontar, como en la Transición, la unidad es fundamental. Para que sea real debe basarse en el diálogo. Diálogo no es debilidad, es fortaleza', ha dicho.

En un momento de intenso debate soberanista en Catalunya, Margallo ha llamado así a la 'negociación y al consenso' entre todas las autonomías para resolver asuntos pendientes como la financiación.

Este debate podría aplazarse, a su juicio, hasta que hubiera un margen de crecimiento 'más razonable' y, en ningún caso, debe proporcionar un modelo 'singular' para una autonomía, ya que esto no sería beneficioso ni para la propia comunidad.

'Igual que en la UE cada país tiene su déficit, no veo disparatado del todo establecer objetivos diferentes para las autonomías'

De este modo, Margallo ha puesto negro sobre blanco su oposición a que Catalunya tenga un modelo de financiación diferente del resto de las autonomías, como reclama el gobierno de CiU, que aspira a obtener un pacto fiscal que aproxime el sistema de esta comunidad al concierto económico vasco y navarro.

La financiación es, junto a las infraestructuras y la lengua y la cultura, una de las tres reivindicaciones que, a juicio del ministro, son las mayoritarias en Catalunya.

Durante su comparecencia ante más de 200 empresarios catalanes, el ministro también se ha referido al debate sobre los objetivos de déficit y en este sentido ha dicho que no ve 'disparatado' que estos sean asimétricos para las autonomías en función de la situación actual de sus finanzas.

'Igual que en la UE cada país tiene su déficit, no veo disparatado del todo establecer objetivos diferentes para las autonomías a partir de un acuerdo entre todas las comunidades, en el que el Gobierno debe ejercer un papel de arbitraje', ha considerado.