Publicado: 25.12.2014 12:24 |Actualizado: 25.12.2014 12:24

Mas avisa al rey de que sólo habrá respeto a Catalunya cuando pueda votar su futuro

El presidente de la Generalitat celebra que en su discurso, el monarca admitiese abiertamente que existe un problema

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6
Comentarios:
Artur Mas, en una foto de archivo. EFE/Toni Albir

Artur Mas, en una foto de archivo. EFE/Toni Albir

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha avisado este jueves al Rey Felipe VI de que sólo habrá respeto a Catalunya cuando el Estado "entienda y respete que los catalanes tienen derecho a decidir", pero ha celebrado que en su discurso el monarca admitiese abiertamente que existe un problema.

"Ese día habrá el respeto de fondo que hace falta entre naciones", ha asegurado en su intervención tras la ofrenda floral a la tumba del expresidente de la Generalitat Francesc Macià, en la que ha reconocido que no pudo seguir en directo el discurso del rey y que lo ha conocido a través de los medios de comunicación.

Mas ha sostenido que el reconocimiento explícito por parte de Felipe VI de que existe un problema en la relación entre Catalunya y el resto de España "es la primera condición para intentarlo resolver", y ha subrayado que el debate soberanista ya forme parte del discurso del Rey cuando hace dos años, ha dicho, se menospreciaba.



Por su parte, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha elogiado que el rey pidiera anoche diálogo en torno al proceso soberanista catalán, algo que según él va dirigido hacia quienes tienen posiciones inmovilistas, y también ha valorado que criticara la corrupción.

Duran ha elogiado que mostrara "sensibilidad" aunque no las que a él le "habría gustado", pero ha valorado muy positivamente su apelación "al diálogo".

Según Durán, esta apelación al diálogo tiene que ser interpretada como una crítica "a los que mantienen posiciones inmovilistas, como es el caso del Gobierno central" porque, ha dicho, "nosotros siempre hemos estado abiertos a dialogar".

Para Duran, la apelación al dialogo tendría que ir acompañada de gestos para que "esto acabe bien, sea cual sea la propuesta que se impulse" y que "los ciudadanos de Catalunya puedan expresarse en un referéndum"