Publicado: 09.05.2014 01:27 |Actualizado: 09.05.2014 01:27

Mas llama a reforzar en las urnas el proceso soberanista mientras Vox rompe una papeleta de la consulta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El arranque de la campaña electoral para los comicios al Parlamento europea ha estado marcado -al margen de los principales partidos- por el pulso soberanista catalán y por la batalla contra el bipartidismo.

Ha sido el president de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, el primero en apelar al "voto útil" hacia CiU para no entorpecer la recuperación económica y favorecer un el proceso soberanista que, ha dicho, "puede tener más aliados que adversarios" en Europa.

"Toca llenar las urnas el 25 de mayo para reforzar el liderazgo de este proceso, que requiere ser explicado y bien explicado", ha señalado Mas en el mitin celebrado en el pabellón de Illa Diagonal de Barcelona.

Ante unos millar de personas, según la organización, Mas, tras un trasfondo de banderas europeas, senyeres (bandera catalana) y estelades (bandera independentista) y gritos de "Mas presidente, Catalunya independiente", ha subrayado que el problema para la consulta no es Europa, sino el Estado. "El Gobierno y el Estado están incordiando (fent la punyeta) cada día contra el derecho a decidir. Este es el problema, no es Europa", ha afirmado el líder de CiU, que ha añadido: "En Europa podemos tener más aliados que adversarios, el problema una vez más está en Madrid".

El PNV, su compañero de candidatura, ha defendido hoy el modelo productivo vasco durate el mitin del lehedankari Iñigo Urkullu, que apuesta por el desarrollo industrial, frente a la "economía del sol y el ladrillo, del chiringuito y la sangría". Urkullu  ha reivindicado la política que apuesta por la industria, por la innovación y por la internacionalización de las empresas, una estrategia basada en "cimientos sólidos, valores y cultura del trabajo".

Por su parte, el cabeza de lista de ERC en las elecciones europeas, Josep Maria Terricabras, ha criticado esta noche la "Europa mercadera y mercenaria" que supone la UE y que "rescata bancos con el dinero de todos y se despreocupa de que los ciudadanos europeos vivan bien".

En el acto de inicio de la campaña electoral, realizado en el Palacio de Congresos de Girona ante unas mil personas, Terricabras ha apuntado que la de ERC "es la única lista estrictamente nacional, porque es de país, es transversal, reúne a varios partidos y a personas de las Baleares y el País Valenciano" y, además, "pone por delante la dignidad y la nobleza de la política".

"Catalunya está viviendo el lindar de su primavera"Le ha acompañado el líder de ERC, Oriol Junqueras, que ha sido recibido por el público con gritos de "independencia", ha dicho que Catalunya "está viviendo el lindar de su primavera, y la mejor de las cosechas que espera tener es la de los votos de la consulta del 9 de noviembre". "Estamos muy esperanzados, pero también somos conscientes de la magnitud del reto que afrontamos como país, porque aquellos que no quieren que seamos independientes no lo pondrán fácil", ha augurado.

Por otra parte, la líder de UPyD, Rosa Díez, ha pedido el voto para su partido con el objetivo de acabar con el bipartidismo que "ahoga" a España y para dar una lección a PP y PSOE, que si se "salvan" pensarán que la corrupción les han salido "gratis".

Díez ha comenzado la campaña en la Puerta de Alcalá de Madrid, desde donde ha apelado al voto de los ciudadanos que no se resignan, que piensan que se pueden cambiar las cosas y que no hay por qué elegir entre "lo malo y lo peor". "Parece que nos quieren decir que hay que elegir entre ellos y el caos y el caos son ellos", ha alertado Díez, acompañada por el cabeza de lista de la candidatura europea de UPyD, Francisco Sosa Wagner, y la número dos, Maite Pagazaurtundúa.
Según la líder de UPyD, los dos grandes partidos quieren dar la campaña "por muerta" para que los españoles piensen que están "condenados a votar" a quienes ya les han "defraudado" y les han "mentido". "Que no se resignen, que piensen que la democracia se puede regenerar", ha insistido.

Ciudadanos, la candidatura de encabezado por Javier Nart, quiere ignorar los datos del CIS que le dejan sin escaño en el Parlamento Europe con un llamamiento para que los votante castiguen en las urnas al bipartidismo y al separatismo.

Así lo han puesto de manifiesto el número uno de Ciudadanos a las europeas, Javier Nart, y el presidente del partido, Albert Rivera, antes de la cena previa a la pegada virtual de carteles que han celebrado en un hotel madrileño y a la que han asistido -pagando- 230 personas.

"Todos los partidos hay que jugarlos hasta el minuto 90. No me creo ni lo bueno ni lo malo", ha manifestado Javier Nart, mientras que Rivera se ha mostrado seguro de que Ciudadanos estará en Europa.

La campaña se basa en tres mensajes: Una mayor democracia, una mayor la lucha contra la corrupción y una mayor unión.

"Sin una Europa unida, nos convertiremos en parque temático de buena gastronomía y monumentos", ha advertido Nart, quien ha puesto el foco sobre el riesgo que representan los antieuropeístas y los separatistas.

El derechista Vox ha arracado con un claro mesaje: unidad española frente a los proyectos que existen en Euskadi y Cataluna de "liquidación de España", ha señalado su presidente y cabeza de lista, Alejo Vidal-Quadras en su mitin en Vitoria. Una idea que ha defendido con más énfasis su secretario general, Santiago Abascal, quien durante el acto ha roto en dos pedazos una papeleta de la convocatoria de la consulta soberanista convocada en Catalunya el 9 de noviembre.

En el acto han participado el secretario general del partido, el exparlamentario vasco del PP Santiago Abascal; José Antonio Ortega Lara, el exfuncionario de prisiones que fue secuestrado por ETA, y Ana Velasco Vidal-Abarca, hija de un militar asesinado por la banda terrorista.

"Hay que afirmar de manera rotunda el proyecto común de todos los españoles", ha incidido tras lanzar un mensaje de ánimo y de movilización a todos los militantes de este partido para hacer frente a las grandes formaciones que están poniendo "todo tipo de dificultades" a la aparición de nuevas opciones políticas.