Público
Público

Mas reprocha la "intransigencia, intolerancia y beligerancia" de Aznar

El expresidente del Gobierno advirtió ayer contra el nacionalismo "más destructivo y reaccionario que persigue el desguace de la nación"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El president de la Generalitat, Artur Mas, ha lamentado este martes que las palabras del expresidente del Gobierno José María Aznar (PP) estén cargadas de 'intransigencia, intolerancia y beligerancia' hacia Catalunya y sus aspiraciones democráticas. Además, ha advertido a Mariano Rajoy de que lo que está en juego en Catalunya no es 'un cambio de cromos' sino dar una respuesta madura y democrática a las demandas de los catalanes.

Aznar pidió este lunes 'poner fin al desfalco de soberanía nacional' que se está llevando a cabo por parte del nacionalismo 'más destructivo y reaccionario', ya que, según él, persigue 'el desguace de la nación y del Estado'. Es más, adviritió al Ejecutivo de Rajoy, aunque sin citarle, de que el 'silencio' ante lo que está ocurriendo en Catalunya' puede dañar la verdad tanto como la mentira misma'. 

En declaraciones a los medios tras la ofrenda floral en la tumba del expresidente catalán Lluís Companys, Mas ha criticado que estas declaraciones y ha asegurado que son una demostración que, tras 35 años de democracia, las instituciones del Estado tienen 'una mentalidad intolerante' que deberían cambiar. Incluso, ha lamentado que desde que Catalunya propuso el Estatut primero, y el pacto fiscal después, solo se ha encontrado con respuestas negativas: 'Con el no a todo no se construye nada'.

Mas también ha vuelto a solicitar a Mariano Rajoy que facilite la celebración de la consulta soberanista, porque lo que corresponde ahora es canalizar esa demanda ciudadana 'a través del mejor mecanismo', que, a su juicio, es ir a las urnas. Y ha respondido a las palabras presidente del Gobierno ante los 'barones' del PP, en las que aseguró que no convertiría la financiación autonómica en un cambio de cromos con Catalunya, pero tendiendo una mano para negociar una mejora del actual sistema.