Público
Público

Miguel Urbán: "Con las cuotas, el PP ha demostrado que tiene más que ver con Franco que con la Democracia cristiana"

El eurodiputado y dirigente de Podemos pide la dimisión de los ministros de Interior y Exteriores por su incumplimiento de las cuotas, cuando expira el plazo en el que España debería haber acogido a 17.337 refugiados. Sólo ha reubicado a 1.980 personas. Afirma que la diferencia entre las políticas migratorias de Donald Trump y la UE es que el presidente de EEUU "es un bufón que pierde la fuerza por la boca", y apunta que las imágenes de las inhumanas condiciones en los campos de refugiados "no son casuales, están buscadas. Se está intentando dar una imagen, un mensaje: 'No vengáis a Europa'"

Publicidad
Media: 4.63
Votos: 8
Comentarios:

El eurodiputado de Podemos Miguel Urbán. / CHRISTIAN GONZÁLEZ

Miguel Urbán Crespo (Madrid, 1980), eurodiputado de Podemos, recuerda que cuando la UE aprobó su política de cuotas de refugiados su formación fue muy crítica. "Con un millón y medio de llegadas, 160.000 personas de cuotas para toda la UE era algo ilógico e irreal". Dos años después, cuando se cumple el plazo para que el Gobierno español acogiera a 17.337 personas, el Ejecutivo Rajoy ha sido incapaz -o no ha querido- dar solución a cerca de 15.000 personas que esperaban poder reubicarse en España tras dejar sus países huyendo de la pobreza, la guerra y la muerte. Sólo ha acogido a 1.980 de estas personas, algo más del 11% de lo comprometido.

Apenas cuatro días antes de que se cumpla este plazo, el europarlamentario y secretario de Relaciones con la UE del partido morado señala directamente al Gobierno español como responsable de este despropósito. Pide la dimisión de los titulares de Interior y Exteriores, Juan Ignacio Zoido y Alfonso Dastis, y destaca las similitudes entre "la derecha más radical" y el Partido Popular en esta materia. "El PP tiene que ver más con Franco que con la Democracia cristiana".

El acuerdo no es vinculante. ¿Qué responsabilidades políticas se pueden exigir al Gobierno de España por su incumplimiento? El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, ha llegado a decir una cosa y la contraria: en mayo afirmó que no se cumplirían las cuotas; en junio cambió y dijo estar convencido de que cumplirían, y ya en septiembre habló de "dificultades de procedimiento", señaló a Italia y a Grecia y afirmó otra vez que no iban a cumplirse.

Creo que la UE debería exigir responsabilidades políticas, y lo he dicho abiertamente en el Parlamento Europeo, no he sido el único. Sanciones.

¿Se puede imponer alguna sanción al no ser un compromiso vinculante?

"Es una barbaridad que un Gobierno como el de España aduzca problemas técnicos para no traer a 15.000 personas cuando recibimos cada año a 51 millones de turistas. La capacidad logístico-técnica de este país para acoger personas que vienen de fuera es muy llamativa"

Se deberían poder ejecutar sanciones. Sobre todo porque, a diferencia de la austeridad, que sería un modelo económico, la cuestión de la acogida de refugiados se contempla en acuerdos internacionales ya firmados. Lo que está haciendo [El Gobierno] es incumplir una ley. Aquellos a los que se les llena la boca al hablar de la Ley y la Constitución son los primeros que la violan constantemente. Están poniendo en crisis el propio concepto de refugiado, es gravísimo. El concepto de refugiado nació en Europa, y puede morir en Europa, y eso es terrible. Tendría que haber dimisiones. Es una barbaridad que un Gobierno como el de España aduzca problemas técnicos para no traer a 15.000 personas cuando recibimos cada año a 51 millones de turistas.

La capacidad logístico-técnica de este país para acoger personas que vienen de fuera es muy llamativa, ¿no? Que se diga que hay problemas técnicos para que no vengan es una excusa tan burda que nos debería llevar al transfondo. El transfondo es que el Gobierno del PP se posiciona de facto con la derecha más radical de Europa. Lo estamos viendo en el tema de Catalunya ahora mismo, con ese giro autoritario, pero llevamos viendo señales de que el PP tiene más que ver con el Frente Nacional y con Orban [Viktor Orbán, primer ministro húngaro] que con Angela Merkel en muchas cosas. Que el PP tiene que ver más con Franco que con la Democracia cristiana. La matriz del PP fue el franquismo. Lo hemos visto en declaraciones de [Jorge] Fernández Díaz cuando era ministro del Interior, hablando sobre el efecto llamada, o cuando afirmó que con los refugiados podían venir terroristas yihadistas. 

"Lo que está haciendo [El Gobierno] es incumplir una ley. Aquellos a los que se les llena la boca al hablar de la Ley y la Constitución son los primeros que la violan constantemente"

Lo hemos visto con [Juan Ignacio] Zoido, con Soraya Sáenz de Santamaría cuando hablaba de que primero debían ir los españoles. No es diferente al America First de Donald Trump. De hecho, la única diferencia entre la Unión Europea realmente existente y Trump es que Trump es un bufón y habla, y pierde la fuerza por la boca. La UE habla de derechos humanos, pero realmente su política migratoria es mucho más dura que la que está llevando a cabo Trump.

Ha dicho que debería haber dimisiones. ¿De quién?

Por las competencias serían el titular de Interior, en este caso Zoido, y el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis. Por otro lado, hay que decir una cosa: hay una red de municipios por la acogida.

Que de hecho ha intentando seguir acogiendo.

Han planteado que tenían dinero, infraestructura para que ni siquiera le costara un euro al Estado. Ha habido comunidades autónomas que han planteado la posibilidad de la acogida y se han reunido directamente con el Gobierno: Navarra, País Vasco, Catalunya, País Valenciá e incluso Andalucía han intentado firmar convenios con el Ministerio del Interior para la acogida de refugiados. Y eso se ha impedido y se ha boicoteado por parte del Gobierno. El Ejecutivo ha hecho un boicot soterrado a las cuotas. Podríamos haberlas cumplido en un mes, o mucho menos.

¿A qué se debe realmente que España incumpla este compromiso, más allá de esas supuestas razones técnicas? Acoger a 17.000 personas en cerca de 8.000 municipios no parece ningún disparate.

De hecho la capacidad de acogida sería muy superior a la cuota comprometida. Las cuotas nacieron en un momento político muy concreto, de efervescencia de movimientos sociales a favor de la acogida. Se agruparon en torno a la consigna Welcome Refugees, y presionaron a los gobernantes europeos, sobre todo a los gobiernos centrales, y ahí Alemania fue clave, de cara a favorecer la acogida. Ese momento social posibilitó que los gobiernos no tuvieran otra opción que realizar una propuesta de maquillaje político. Las cuotas nacieron muertas, porque eran un maquillaje político de una Europa insolidaria, una Europa fortaleza que no tenía ningún interés en ejecutar los diferentes acuerdos internacionales de acogida de refugiados. Digo que nació muerto y que fue maquillaje político porque no tenía compromisos vinculantes. 

"La única diferencia entre la UE y Trump es que el presidente de EEUU es un bufón y pierde la fuerza por la boca. La UE habla de derechos humanos, pero su política migratoria es mucho más dura que la de Trump"

Sin eso, sin ninguna capacidad de exigencia, y con el veto explícito de varios países como Polonia, Hungría o Eslovaquia, que han hecho del rechazo a las cuotas una especie de bandera política durante estos dos años. Otros, a regañadientes, como el Gobierno español, tuvieron que aceptar las cuotas, pero la propia Sáenz de Santamaría dijo que no querían. De hecho, al principio utilizó elementos claros de xenofobia política parecidos a los del Frente Nacional. Merkel les tiró de la oreja y aceptaron las cuotas, pero su boicot soterrado ha llevado a que el incumplimiento de las cuotas sea prácticamente total.

¿A través de qué mecanismos se ejecuta este "boicot soterrado"? ¿Cómo se articula para que efectivamente se pueda decir que el responsable del incumplimiento es el Ejecutivo? Dastis ha culpado a Italia y a Grecia.

Quien incumple es el Gobierno español, y no puede echar la culpa a nadie. De hecho han dicho todo tipo de absurdeces, como que los sirios no quieren venir a España, cuando sólo en el campamento de Moria, en Grecia, más de la mitad de los refugiados que hay allí se han intentado suicidar por las dramáticas condiciones en las que están. Grecia tiene 60.000 refugiados en su territorio desde hace dos años y lo que quiere es sacarlos cuanto antes, no va a poner problemas. Italia no pone ningún tipo de problemas, porque se está gastando una millonada en sobornar a los señores de la guerra en Libia para que no pasen ni migrantes ni refugiados a sus costas. Todas las excusas que ha puesto el Gobierno caen por su propio peso, porque realmente lo que ha hecho ha sido ganar tiempo para incumplir, y este incumplimiento demuestra también la grave crisis política en la que se encuentra la UE, que ni siquiera puede hacer frente a una cuota ínfima de 160.000 refugiados. De hecho las cuotas llegaron tres meses después del triunfo del Oxi, y del golpe de Estado financiero al Gobierno legítimo de Grecia por parte de las instituciones europeas por no aceptar los planes de austeridad que le planteaban. ¿Se le ha dado algún golpe de Estado a España por no cumplir el compromiso de las cuotas? ¿A Hungría o Polonia, que no han aceptado? Lo digo porque el grado de cumplimiento llega solo al 50% en el mejor de los casos, de media Europea.

¿Qué países lo han hecho mejor?

Alemania, Malta... Realmente los que mejor están son los que tenían una cuota pequeña en relación a su población y a su capacidad, y sobre todo los países donde ya estaban y están llegando. A Malta, Italia o Grecia ya llegan. Suecia cumplió prácticamente desde el primer momento, también Luxemburgo... pero los países centrales, salvo Alemania, que ya lo tenía cumplido, no lo han hecho. Hay una oposición muy fuerte, y en cierta medida se ha hecho una bandera política del incumplimiento, de la desobediencia xenófoba a la UE. Creo que es curioso, y es para hacérselo mirar, cómo está ahora mismo la UE. De hecho, ese acuerdo cosmético que nació muerto hizo que pasáramos del Welcome Refugees, de septiembre de 2015, a las declaraciones de Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, sólo un año después: "No vengáis a Europa". Y el Bienvenidos Refugiados no se ha concretado en políticas, pero el "no vengáis a Europa" sí: justo dos semanas después de esto se firma el acuerdo UE-Turquía, una plasmación clara de esta mentalidad. No es que no vengáis, es que no os vamos a dejar. Hemos visto la mutación de Frontex, el aumento de sus presupuestos, las campañas en el Mediterráneo, el acoso a las ONGs de ayuda y rescate en el Mediterráneo...

El eurodiputado de Podemos Miguel Urbán. CHRISTIAN GONZÁLEZ

Mientras circula libremente un barco de la ultraderecha.

De hecho están a las puertas de Catalunya. Es curioso porque también la UE ha ido avanzando hacia un modelo de gestión migratoria cada vez más regresivo. Estamos emulando el modelo australiano de gestión de fronteras.

¿Qué medidas concretas a nivel político institucional se pueden aplicar una vez incumplidas estas cuotas? ¿Dónde están y en qué condiciones viven esas más de 15.000 personas a las que en teoría España iba a acoger?

En teoría están en Grecia y en Italia, también en Malta. En Grecia, el invierno pasado vimos unas imágenes aterradoras de tiendas de campaña en las que seguían viviendo año y medio después de su llegada, llenas de nieve... vimos condiciones terribles, lugares en los que no hay ni un solo, no se cumple un solo protocolo sobre acogida de los que ha firmado la Unión Europea. Eso no es casual que lo veamos, no es casual que en campamentos como el de Moria más de la mitad de los refugiados que allí viven se han intentado suicidar por las condiciones de vida y materiales que tienen, por estar encerrados. Todas esas condiciones no son casuales porque están buscadas. Se está intentando dar una imagen, un mensaje. El mensaje es "no vengáis a Europa". Hace un mes el director de Frontex dijo en una entrevista que alguna gente tiene que morir en el Mediterráneo para que no vengan más. También lo dijo la alcaldesa de Lampedussa, cuando afirmó que el hecho de que muriera gente en el Mediterráneo era una forma de mandar un mensaje muy claro a todos los que querían llegar a Europa. Esas personas no tendrían que morir.

Pero si las misiones de Frontex son de control de fronteras, si Zoido reconoce que las vallas de Ceuta y Melilla no sirven para lo que quiere que valgan, si no se permite solicitar asilo en sus países de origen a estas personas... ¿Qué medidas se pueden aplicar ya para solventar esta situación?

Lo que estamos haciendo es impedir cualquier tipo de fórmula legal de entrada, y eso sí que es un efecto llamada para la utilización de las mafias. La Europa fortaleza es el verdadero alimento de las mafias de tráfico de personas. Si tuvieras formas legales y seguras de entrar, serían seguras para quienes intentan entrar, pero también para los países que los reciben. Un ejemplo de lo irracional del modelo: en Melilla nos contaban que los sirios pagaban una media de 1.500 euros para pasar hasta allí desde Nador, unos 20 kilómetros. El problema es que era más caro pasar a toda la familia, así que la dividían y muchos menores iban acompañados por la mafia, con el peligro que esto conlleva. Pero en Nador hay un consulado español. Imaginemos que se hace algo que contempla la legislación española, que es que estos sirios que van a demandar asilo 20 kilómetros más allá, en Melilla, pagando un dineral y jugándose sus vidas y las de sus familares, sólo tengan que ir al consulado en Nador para pedir asilo temporal en España o en la UE. Se podrían habilitar los consulados de los 27 países miembros para que pudieran pedir asilo en otros territorios, y entonces nadie pagaría 1.500 euros a la mafia.

"Navarra, País Vasco, Catalunya, País Valenciá e incluso Andalucía han intentado firmar convenios con Interior para la acogida de refugiados. Y eso se ha impedido y se ha boicoteado por parte del Gobierno"

La Europa fortaleza obliga a las personas a ponerse en manos de la mafia sin poder optar a una forma legal y segura de entrar en la UE ejerciendo sus derechos de asilo y acogida. Cuando cerramos los pasajes migratorios no es que evitemos que entren migrantes o refugiados, lo que pasa es que cada vez las rutas son más peligrosas y más largas, eso es lo que generan nuestras políticas. No que no entren, sino que mueran más al intentar entrar. Y lo que no quieren las élites europeas no es que no entren, sino que no entren con derechos.

Todo el dispositivo de la Europa fortaleza es una forma de eliminar derechos a la población migrante para construir una mano de obra flexible, barata, precarizada, atomizada y atemorizada, que compita con las clases populares de los países de destino. Y así se fomenta la lucha entre el último y el penúltimo por recursos escasos en Europa. Es un elemento clarísimo de fragmentación de las clases populares en Europa que nos llevan también a la emergencia de soluciones xenófobas, excluyentes... Y no podemos desligar las políticas migratorias de la Europa fortaleza y la xenofobia institucional con un elemento de xenofobia política que tienen aparejadas las medidas de austeridad. No solo generan recortes, pérdida de derechos, sino que construyen un imaginario de escasez entre el 80% de la población europea, según los datos. No podemos simplemente sacar la bandera de Welcome Refugees. Tenemos que sacar a la vez, en la otra mano, una pancarta que diga: "Austeridad go home, troika go home". Si no lo hacemos estaremos cometiendo un grave error.

¿Tres medidas concretas para aplicar ya en esta situación?

Lo primero es cumplir las cuotas, y eso se podría hacer el mismo 27. Mañana podríamos cumplir eso, y sería tan sencillo como reactivar las diferentes redes, tanto en municipios como en comunidades autónomas que han dado pruebas reales de que pueden acoger a muchas más que esas 17.000 personas. Segundo, es posible empezar a abrir pasos legales para la entrada de una forma segura y legal para todos y todas a España a través de nuestros consulados. Se podría hacer al día siguiente; una cosa el miércoles, otra el jueves. Al día siguiente Rajoy o Zoido podrían plantear la necesidad de modificar la política migratoria y de asilo común. Pero todo esto tiene que venir aparejado con un cambio de paradigma económico y en los intereses políticos y sociales. Al final, el cuestionamiento de la Europa fortaleza lleva al cuestionamiento de las políticas neoliberales de austeridad. Hay que darle la vuelta a esta España y esta Europa.