Publicado: 27.11.2014 13:48 |Actualizado: 27.11.2014 13:48

Monago se queda en su cuarta versión sobre los viajes a Canarias: "Es un montaje"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Extremadura ha decidido quedarse en su cuarta versión para intentar justificar los viajes privados a Canarias que realizó con cargo al Senado, al menos, durante año y medio y de los que informó Público hace veinte días. En su habitual tono victimista y grandilocuente, envuelto en la bandera de su Comunidad, José Antonio Monago ha repetido en la Asamblea los mismos argumentos del 14 de noviembre, aunque, en esta ocasión, no ha mostrado a cámara los documentos presuntamente demostrativos de su inocencia. Tampoco los ha entregado a los diputados autonómicos ni a los numerosos periodistas que cubrían el evento. "Ahí están ─ha dicho sobre el dossier─ si quieren, pueden verlo".

Monago ha vuelto a decir que el Senado certificó que había viajado 16 veces a Canarias para trabajar, lo cual no es cierto. Primero, porque el letrado mayor de la Cámara Alta sólo certifica que el entonces senador extremeño hizo 16 viajes (sólo cuenta los de ida), pero no entra a justificar si fueron de trabajo o privados, como sí ha podido acreditar este periódico, que publicó que Monago iba a ver a su pareja de entonces, residente en Tenerife.

El presidente extremeño volvió a hablar en el Parlamento autonómico de actos de partido y reuniones a los que asistió en calidad de responsable del Grupo Parlamentario Popular de los asuntos de Canarias y Andalucía, lo cual fue desmentido por el propio presidente del PP canario y ministro de Industria, José Manuel Soria, que aseguró en la mesa del portavoz del Gobierno, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que "de los asuntos de Canarias, se ocupan los senadores canarios".

Si bien ha sido el más relevante de los conservadores canarios que ha desmentido a Monago, el ministro de Industria no ha sido el único. El mismo día que Público informaba de los viajes del entonces senador, sus compañeros de las Islas consultados por éste y otros medios admitían no tener constancia del trabajo de Monago en Canarias. Así se lo ha recordado esta mañana al presidente de Extremadura la oposición del PSOE, como también le han preguntado por qué iba a Tenerife a reunirse con el senador Antonio Alarcó ─el único que habló de sus encuentros laborales con Monago─ pudiendo hacerlo en el Senado, en Madrid.

El portavoz socialista, Valentín García ─a quien el presidente de la Junta se ha negado a mostrar sus papeles presuntamente exculpatorios "porque no me da la gana"─, le ha preguntado asimismo, por qué viajaba a Tenerife a hablar del tabaco en las Islas y en Extremadura cuando la mayor producción del mismo está en Gran Canaria. Efectivamente, y aunque dice haber sido el responsable de temas de las Islas, Monago sólo viajó a Tenerife, el lugar de residencia de su expareja.

"Como no pueden acabar conmigo políticamente, lo han intentado personalmente, y como tampoco han podido, ahora lo intentan judicialmente". Esta frase, repetida en varias ocasiones, ha servido de argumento a Monago para apelar una y otra vez a su vida privada, como si éste fuera el epicentro de las informaciones, cuando, en realidad, y como le recordó la oposición, la cuestión es haber utilizado dinero público para sufragar su vida privada. El presidente extremeño ha insistido en el "montaje" del que, según él, es víctima y en el que participan el PSOE de Guillermo Fernández Vara "y otros" que no ha especificado, pero a los que ha vuelto a tildar de 'rompiernas'. En su opinión, este "montaje" es producto de su gestión en Extremadura, que ha permitido dar un cambio en la región "como nunca se había hecho en 30 años".

Monago, que se ha presentado como adalid de la transparencia al repetir en la Asamblea ─lo anunció en un desayuno en Madrid hace diez días─ que publicará las declaraciones, bienes y datos fiscales de su Gobierno, ha vuelto asimismo a hacerse pasar por el 'verso suelto' de su partido al criticar el pacto al que han llegado PP y PSOE para hacer públicos los viajes de los parlamentarios.

Al presidente de Extremadura, este sistema ─adoptado precisamente, a raíz de saltar el escándalo de sus viajes privados a Canarias─ le parece que tiene "lagunas", por lo que ha propuesto un acuerdo entre los partidos extremeños para que los diputados nacionales y senadores "acrediten exactamente sus viajes de trabajo como lo ha hecho este presidente en su etapa de senador". En concreto, Monago ha propuesto adoptar el "modelo el Gobierno de Extremadura", según el cual los diputados y senadores de la Comunidad en Madrid deban presentar "una cuenta justificativa indicando, por un lado, la razón o el motivo que justifica cada gasto", así como adjuntar las "facturas o documentos acreditativos equivalentes", ha dicho. Algo que "es lo que yo he hecho ampliamente", ha asegurado aun sin que diera a conocer siquiera las fechas de sus viajes a Canarias con cargo al Senado.