Publicado: 27.11.2013 07:25 |Actualizado: 27.11.2013 07:25

La mujer de Bárcenas llama "frívolo" al juez Ruz por pretender que viva con el salario mínimo

Acusada de fraude fiscal y blanqueo, considera "populistas" los argumentos del juez para no concederle 900 euros mensuales para atención de gastos familiares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rosalía Iglesias, esposa de Luis Bárcenas, acusa de "populismo", "frivolidad", "banalidad" y "prejuicios" al juez Pablo Ruz por no concederle 900 euros mensuales para gastos familiares y defender que cualquier familia media puede cubrir sus necesidades básicas con el salario mínimo interprofesional (645,30 euros).

En un recurso ante el juez (que elevará a la Sala de lo Penal en caso de que sea rechazado), Iglesias critica el auto del juez Ruz en el que se le concedió un desbloqueo parcial de las cuentas bancarias que tiene embargadas pero sólo para pagar el gas, la seguridad social de una empleada del hogar, y la cuota mensual y los seguros de tres viviendas.

La esposa de Bárcenas --acusada de delitos fiscales y de blanqueo de dinero, y con una fianza civil por ejecutar de 6 millones de euros-- cree que Ruz ha caído en el "populismo" y que su resolución "chirría por contaminación de prejuicios", por lo que en ella han aparecido temores de que el juez "ha perdido o está a punto de perder la siempre saludable y necesaria imparcialidad".

Iglesias pidió inicialmente al juez el desbloqueo de 5.000 euros mensuales para los gastos familiares, aunque posteriormente ha bajado su pretensión a 900 euros, a lo que, según destaca, no se ha opuesto la Fiscalía.

En el auto recurrido, el juez Ruz destacaba que la petición de Iglesias coincidía con los pagos, durante los pasados meses de julio, agosto y septiembre, de la cuota de leasing mensual de 1.500 euros para comprar un todoterreno Land Rover valorado en 91.936 euros. Añadía que ello evidenciaba una solvencia y una capacidad económica de la imputada que "sin lugar a dudas puede ser asignada para subvenir sus necesidades ordinarias en lugar de destinarla a un vehículo opulento".

Iglesias se queja de que se le presuponga capacidad económica por la compra de este todoterreno (un Land Rover 4.4 TDV8 VOGUE), que según sostiene está a nombre de su marido y han sido familiares de ella los que han pagado las cuotas del leasing.

Matizando esta versión, el juez Ruz señalaba que los pagos de las cuotas de leasing del vehículo se habían hecho con "dinero de procedencia desconocida", "aún cuando la imputada manifieste, pero no justifique, proceder de préstamos familiares". En ese sentido, el magistrado indicaba que, sólo después de que el Juzgado tuviese conocimiento del leasing, se procedió al pago de la cuota desde la cuenta de un familiar, en concreto la correspondiente al mes de octubre.

En su resolución, y de acuerdo con el fiscal, el juez desbloqueó parcialmente las cuentas de Iglesias sólo para atender los siguientes gastos: factura de gas de su vivienda en Madrid, cuotas de la Seguridad Social de la empleada del hogar, y cuotas de la comunidad de propietarios y seguros de hogar de sus casas en Madrid, Baqueira (Lleida) y San Pedro de Alcántara (Málaga).

Por el contrario consideró "innecesarios, supérfluos y suntuarios", y por tanto no autoriza el desbloqueo para pagarlos, los siguientes gastos: recibos de luz de las casas de Baqueira y urbanización Guadalmina, en San Pedro de Alcántara; recibos de telefonía móvil de dos líneas de teléfono; primas generales de enfermedad y dentales; cuota anual del sistema de protección, robo, incendio y extintores; cuota anual de la Asociación de Exdiputados y Exsenadores; y asesoramiento fiscal y contable.

En su recurso, Iglesias considera "frívolo" que el juez califique de suntuarios los pagos de seguros médicos y el sistema doméstico de protección y antirrobo, y duda que sean innecesarios los recibos de la luz y otros suministros de viviendas que no son su domicilio familiar, y el resto de los servicios que el juez rechaza cubrir con el desbloqueo de cuentas.

Iglesias --cuya abogada es la exfiscal María Dolores Márquez de Prado, que a su vez es la esposa del abogado Javier Gómez de Liaño, que representa a Luis Bárcenas-- señala como "poco jurídicos" los argumentos  de que tiene capacidad económica porque su marido cuenta con un todoterreno cuyo leasing pagan sus familiares --así resume este asunto--, y califica directamente de "banal" que Ruz diga que el salario mínimo profesional es suficiente para cubrir las necesidades básicas de cualquier familia media.