Público
Público

El 'número 2' de Montilla desmiente las acusaciones de espionaje

José Zaragoza niega haber contratado a una agencia de detectives para que siguiera a la exnovia de uno de los hijos de Jordi Pujol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con contundencia y de forma categórica, José Zaragoza, diputado en el Congreso de los Diputados y exsecretario de Organización y Finanzas del Partit dels Socialistes de Catalunya  (PSC) hasta diciembre de 2011, ha desmentido a través de un comunicado las acusaciones de espionaje que este martes lanza contra él el diario El Mundo.

Según el diario que dirige Pedro J. Ramírez, en mayo de 2010 Zaragoza, por aquel entonces número 2 en el PSC de José Montilla, que a su vez era president de la Generalitat de Catalunya, contrató a la agencia de detectives Método 3 para que siguiera a María Victoria Álvarez, la expareja sentimental de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresident Jordi Pujol.

Siempre según esa versión, los detectives contratados por Zaragoza grabaron un encuentro que mantuvieron Álvarez y la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho en junio de 2010.

Álvarez ha denunciado que su exnovio llevaba dinero a Andorra de forma ilegal. Según parece, en ese encuentro —una comida en un restaurante— Álvarez le contó a Sánchez-Camacho las prácticas presuntamente fraudulentas del hijo mayo de Jordi Pujol.

'El contenido de esta información no se ajusta a la realidad', asegura Zaragoza en un comunicado del partido. 'Las conductas que se me atribuyen no son ciertas. En ningún momento me he apartado de lo que establecen las leyes en el desarrollo de mis funciones', argumenta el diputado socialista en un comunicado.

Zaragoza anuncia que ya ha trasladado a sus abogados el asunto para que estudien las informaciones que han aparecido para hacer valer sus 'derechos legales'. El PSC ya se defendió este lunes asegurando que nunca había ordenado la escucha: el portavoz del partido, Jaume Collboni, aseguró que el partido se fiaba de la 'palabra' de Zaragoza cuando éste niega los hechos.

Este el texto íntegro del comunicado de José Zaragoza:

'Ante las informaciones publicadas ayer y hoy en el diario El Mundo, quiero manifestar lo siguiente:

1) El contenido de dicha información no se ajusta a la realidad, y las conductas que se me atribuyen no son ciertas. En ningún momento me he apartado de lo que establecen las leyes en el desempeño de mis funciones

2) He trasladado a mis abogados que estudien dicha información para hacer valer mis derechos legales'.

Por su parte, el senador del PSC y ex president de la Generalitat José Montilla ha asegurado que le 'consta' que desde su partido 'no se hizo ningún encargo, ni contrato ni pago' para grabar una conversación entre la líder del PP catalán Alicia Sánchez-Camacho y la ex novia de Jordi Pujol Ferrusola. 'Sé lo que digo con respecto a este tema', ha respondido Montilla en el Senado. El actual senador ha asegurado que 'puede ser lícito' el trabajo de esta empresa, pero que el PSC no se dedica al espionaje. 'No nos hemos dedicado a estas actividades', ha dicho. El actual senador no ha querido entrar en más detalles, ha subrayado que él no forma parte ya de la dirección del partido y que será este el que deberá decidir qué actuaciones seguir.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha manifiestado sentir 'repugnancia y angustia' por la presuntas escuchas a la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y considera que debe actuar la Fiscalía y los jueces. En declaraciones a Rac1, Junqueras ha argumentado que, más allá de la respuesta judicial, la sociedad tendría que ser 'más exigente y contundente en el rechazo y aislamiento de estas prácticas y de sus responsables'.

Junqueras ha pedido que ante las prácticas irregulares de la política exista un 'castigo social y moral absolutamente contundente', y ha lamentado que partidos con sentencias firmes de corrupción no han asumido responsabilidades. 'No puede ser que en Alemania alguien dimita por haber copiado unas páginas de la tesis doctoral [la ministra de Educación Annette Schavan], y en España no dimita ni Dios', ha sentenciado el dirigente republicano.