Público
Público

Bebés robados "Nunca olvidaremos tu entrega en la injusta trama de los bebés robados"

Se cumple un año de la muerte del periodista sevillano José Luis Gordillo. Asociaciones de Bilbao, Sevilla y Madrid le rinden homenaje en los Jardines del Cristina de la capital andaluza.

Publicidad
Media: 4
Votos: 6
Comentarios:

Homenaje al fallecido José Luis Gordillo, periodista e investigador de la trama de los bebés robados. MARÍA SERRANO

“Es un caso absolutamente excepcional en España. Hasta ahora las familias afectadas por el robo de bebés durante medio siglo habían denunciado la desaparición de uno o dos miembros de su familia. Ahora Carmen Atienza ha presentado un escrito a la Fiscalía de Sevilla en el que denuncia el presunto robo de cinco de sus hermanos”. El periodista andaluz José Luis Gordillo escribía hace justo un año este reportaje en Público sobre un caso insólito, el de Carmen Atienza. Había iniciado una colaboración con este medio para desvelar historias ocultas de la trama de bebés robados. Nadie sabía que sería su último reportaje. Nadie. Ni familiares, ni víctimas. Cuatro días después se produciría su muerte de forma repentina y en “extrañas circunstancias” en el municipio sevillano de Bormujos, donde vivía junto a su hija. Tenía solo 46 años de edad.

Gordillo comenzó en el año 2012 a investigar los orígenes y la evolución de la trama de los niños robados en España. Tras realizar sus primeros reportajes con familias afectadas y recopilar cientos de testimonios, continuó ahondando en las raíces de un negocio que adquiere estremecedoras dimensiones durante la Transición y se remonta hasta los años 90. Gordillo desvelaría en su libro Los Hombres del Saco la estremecedora cifra de 300.000 casos de bebés sustraídos en nuestro país.

Una incondicional entrega a las víctimas

Los jardines del Cristina, en pleno centro de Sevilla, rinden este domingo homenaje a la figura de este periodista que quiso iniciar la apertura de una trama con la ayuda de miles de víctimas, madres y niños robados, que hoy le devuelven un agradecimiento eterno. Asociaciones de bebés robados de Sevilla, Bilbao y Madrid no olvidan la dedicación y entrega de Gordillo. La paciencia y el empeño a la hora de conocer cada una de sus historias.

Alfonso Cárdenas, secretario de la asociación de Bebés Robados de Sevilla y y uno de los organizadores del acto recuerda a Público “como uno de los domingos del mes que tocaba concentración José Luis venía siempre a acompañar a las madres de la Plaza de San Francisco”. Así apodaron a la treintena de madres y niños robados como Alfonso que han visto como la justicia archivaba cada una de sus denuncias “por falta de pruebas”.

Alfonso no olvida el día que conocieron en una recogida de firmas de la asociación a José Luis Gordillo. Era el año 2012. “Nosotros estábamos en la plaza de las setas cogiendo como siempre firmas para cada uno de los procesos que vamos moviendo y ahí estuvo él hablando con nosotros, bridándonos su apoyo”. Más tarde, José Luis se reuniría con cada una de estas madres para conocer de cerca los detalles de los casos y archivar la documentación. “No ponía impedimentos en pasar horas y tardes enteras, hasta los días más lluviosos, donde llegar al centro cívico o a la mesa de firmas parecía una tarea imposible”.

Carmen Lorente, presidenta de la asociación Bebés Robados de Sevilla, también ha dedicado unas palabras de corazón a Gordillo, con quien ha movido muchos papeles en busca de una verdad que las administraciones no quieren oír. Lorente tiene a su hija desaparecida. Sólo ha encontrado hasta el momento su ataúd vacío en el cementerio de San Fernando de Sevilla. Carmen nunca olvidará la entrega con la que se exponía en cada caso. “Era periodista y abogado defensor de una causa injustificable”, reclama.

Un “motivo inconfesable” por parte de las administraciones

El acto de homenaje también ha recordado los primeros informes que José Luis redactaría para un medio independiente como es Periodismo Humano. En 2012 comenzaría a escribir reportajes como colaborador donde destacaba cómo “ni la Justicia, ni el Gobierno, ni las comunidades autónomas, ni el Defensor del Pueblo, ni la Unión Europea, ni la ONU… Ninguna institución busca a los niños y niñas robadas, salvo sus allegados, con los escasos medios a su alcance”. Gordillo, también como activista de esta causa buscaba la verdad sin cejar en su empeño. Quería demostrar que aquella inacción por parte de las administraciones, tenía un “motivo inconfesable”.

Los sendos informes llenos de historias incompletas y datos sacados de archivos eclesiásticos y hospitales, dio lugar a uno de las obras que hasta el momento, mejor ha aclarado la trama. Escrito por su puño y letra, Gordillo publicaba en la primavera de 2015 Los hombre del Saco (editorial San Pablo, 2015). En este libro el autor reclamaba la sustracción de casi 30.000 niños robados en el período de 1940 a 1950. “Fue sin duda la época más oscura, porque fue la más sangrienta al estar dominada por la ideología nazi, muy presente en toda España”. Gordillo acusaba a altos cargos del régimen como “el Servicio Exterior de Falange” que robaba a las familias de exiliados a muchos de estos menores, que eran de nuevo traídos a España para ser dados en adopción a familias de la alta sociedad.

Una publicación inédita: ‘Los hombre del Saco’

En Los hombres del Saco Gordillo sitúa el boom a los año 50 y 60 con miles de robos de bebés forma legalizada.“Las investigaciones de limpieza ideológica realizadas por Vallejo Nájera con la Gestapo fue la primera maquinaria que forzaría la separación de las familias, arrebatando a sus hijos de forma legal”, aclara Gordillo en su libro.

En cada una de sus investigaciones recorrería tres focos de robo; Bilbao, Sevilla y Madrid. Investigaba los centros de análisis de ADN y la falta de veracidad de las pruebas. La gente no quería dar la cara, encontraba muchísimos datos pero nadie se atrevía a refutarlos de primera mano”, afirma Alfonso Cárdenas sobre las conversaciones que mantenía con José Luis con respecto a la trama.

Homenaje al fallecido José Luis Gordillo, periodista e investigador de la trama de los bebés robados. MARÍA SERRANO

Amparo Gordillo, tía del periodista, ha acudido también al acto para recordar a su “entrañable” sobrino al que crío durante su niñez. “Estaba muy contento por todo los avances que estaba haciendo. En su última llamada me contó el caso de Carmen Atienza. Fue el último reportaje que escribiría en prensa seis días antes de su muerte”. En el homenaje ha destacado su compromiso de acompañar a las familias de bebés robados de Sevilla en las manifestaciones y procesos como legado a la figura de su sobrino José Luis.

“El médico que me asistió está vivo. Ha ido siete veces a declarar y la justicia no hace nada para resolver el caso”

Las víctimas, en representación de Carmen Lorente y Alfonso Cárdenas, han reiterado desde el escenario la magnitud de este tráfico de niños robados, que remonta sus últimos casos hasta el año 1993. “Estamos hablando de miles, o decenas de miles, de ciudadanos, españoles o extranjeros, puesto que muchos fueron dados en adopción en otros países, que actualmente tienen una identificad falsa y que aún hoy día desconocen que fueron secuestrados y vendidos al nacer, puesto que a sus verdaderos padres les mintieron, aduciendo que su bebé había muerto. Son por tanto víctimas de un delito, el de la detención ilegal, que según la doctrina jurídica asentada es imprescriptible mientras permanezca el engaño”.

Luisa Fernanda Terrazas, presidenta de la asociación SOS Bebés Robados de Jerez de la Frontera, desvela su testimonio encima de la tarima del acto. En esta ciudad gaditana existen más de 200 casos de familias afectadas. Luisa dio a luz a gemelos en 1972 pero nunca logró verlos con vida. Cuenta cómo falsificaron la firma de su marido en el legajo de defunción de los dos bebés. Nunca ha podido encontrar sus historiales. Los bebés fueron supuestamente enterrados en un nicho de adultos. La familia de Luisa ha descubierto que el Ayuntamiento depositó los restos de sus gemelos en otro osario sin informarlos previamente.

El médico encargado del parto de Luisa se encuentran actualmente imputado por cuatro casos en el mismo hospital. La afectada reclama que “a pesar de que el médico que me asistió está vivo solo ha ido siete veces a declarar. La justicia no hace nada para resolver el caso”.

Francisco Javier Segura Márquez nombrado como pregonero para la culminación del acto dedicó a Gordillo las últimas palabras. “Supe de ti de tu arrojo y valentía. Supe de tu voz cuando no había lugar para tu voz” Al final de la letra, Segura hace alusión a las complejas circunstancias de la muerte del periodista. “Te fuiste antes de tiempo, dejando suspendida sobre el aire la duda de saber si fuiste robado de la vida antes de tiempo. Robado sin deseo, arrojado de casa y de familia. Hoy los bebés robados reconocen lo que hiciste por ellos, tus desvelos y tu gran lucha”.