Publicado: 28.09.2015 15:01 |Actualizado: 28.09.2015 18:01

Pablo Iglesias promete celebrar un referéndum vinculante en Catalunya si llega a La Moncloa

El líder de Podemos aclara que su partido pediría el "no" a la independencia, y abre la puerta a formar un gobierno "progresista" con ERC, PSC y la CUP que desbanque a Mas

Publicidad
Media: 3.55
Votos: 11
Comentarios:
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la rueda de prensa que ofreció tras la reunión del Consejo de Coordinación, al día siguiente de los comicios catalanes./ EFE

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la rueda de prensa que ofreció tras la reunión del Consejo de Coordinación, al día siguiente de los comicios catalanes./ EFE

MADRID.- Catalunya Sí que es Pot siempre se ha posicionado a favor del derecho a decidir, pero hoy el líder de Podemos, que se integra en esta candidatura junto a ICV-EUiA ha dado un paso más en esta dirección. Pablo Iglesias se ha comprometido este lunes a organizar un referéndum soberanista vinculante, en el que su formación pediría el 'no', siempre que logre formar gobierno tras las generales de finales de año. En este supuesto, si los catalanes se decantasen por la independencia, Iglesias asegura que "buscarían consensos" para abrir un proceso constituyente que redefiniese las relaciones entre Catalunya y España, aunque siempre ha insistido en que harían lo posible por "seducirles" para que no abandonasen España. "Queremos construir un proyecto de Estado para España en el que quepa la nación que se llama Catalunya", afirma.

Por otra parte, Artur Mas ha logrado que el nuevo Parlament catalán quede en manos de una mayoría soberanista tras las elecciones del 27-S, pero el portazo de la CUP —segunda formación a favor de la independencia junto a Junts pel Sí— a apoyar su investidura y a emitir una declaración unilateral de independencia, dificulta su reelección como president y la consumación de su hoja de ruta.

En este escenario, Podemos ha decidido mover ficha, y su secretario general, ha dejado la puerta abierta a la formación de un "gobierno progresista" junto a la Candidatura de Unidad Popular (CUP), el Partido Socialista catalán (PSC) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), hoy integrada en la candidatura Junts pel Sí con Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el partido del president en funciones. Para el líder de Podemos, si se diera esta "mayoría de progreso", "sería el fin de Junts pel Sí y podría hablarse de diálogo".



Sin dar muchos más detalles, Iglesias asegura que podrían entenderse con ERC si abandonara Junts pel Sí, que "con CUP hay más cosas que unen que las que separan", y que también pueden entenderse con los socialistas, "sobre todo cuando no están crecidos por su resultado electoral". El veto de Catalunya Sí que es Pot es para la investidura de Mas, y para las declaraciones unilaterales de independencia. "Todos nos quieren pedir apoyos de investidura: ni apoyos para investidura ni apoyos para declaraciones unilaterales de independencia", zanja.

"Todos nos quieren pedir apoyos de investidura: ni apoyos para investidura ni apoyos para declaraciones unilaterales de independencia"

Podemos concurría a los comicios del 27-S en la candidatura Catalunya Sí que es Pot —junto a ICV-EUiA y Equo—, que ha obtenido 11 escaños en el Parlament. Iglesias reconoce que el resultado es "malo" y "altamente decepcionante", pero no considera que sea extrapolable al escenario estatal por la complejidad del "ecosistema político catalán". 

El secretario general de Podemos compareció durante la noche del domingo, tras el anuncio de los resultados, y ha vuelto a ponerse ante las cámaras y micrófonos de la prensa este lunes, en la madrileña sede de su formación en la calle Princesa, después de la primera reunión de la Ejecutiva de Podemos tras este 27-S.

Inicialmente estaba previsto que fuera la secretaria de Análisis Político, Carolina Bescansa, quien compareciera ante la prensa. Sin embargo, la decisión del líder del PSOE, Pedro Sánchez, y del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy —especialmente reacio a relacionarse con los medios—, de comparecer ante la prensa han llevado al máximo dirigente de Podemos a hacer lo propio.

"En ningún caso cambia la hoja de ruta"

El domingo anunció que no habría cambios en su estrategia, y hoy ha sido aún más claro: "En ningún caso cambia la hoja de ruta", ha sentenciado Iglesias. Podemos concurrirá a las generales con su marca, pero maniobra para forjar alianzas territoriales en autonomías como Galicia o Comunitat Valenciana, y prevé seguir haciéndolo.

Este lunes, el líder de Podemos ha repetido su diagnóstico de la situación de su candidatura: cree que han pagado por su "coherencia", por su "responsabilidad democrática" y "altura de Estado". De hecho, y tras las palabras de Alberto Garzón, que este lunes subrayó el gran peso mediático en la campaña de Catalunya Sí que es Pot -sin culparlos directamente de los resultados- Iglesias, que ha llevado la mayor parte de este peso, reconoce que han puesto "toda la carne en el asador", pero cree que los resultados, que les sitúan dos escaños por debajo de lo que cosechó ICV-EUiA en 2012, cuando no existía Podemos, no pueden ser atribuidos al partido del círculo. "Humildemente, creo que nuestra presencia ha sido fundamental para salvar el resultado final", asegura.

Apenas tiene un par de meses para demostrarlo, si quiere formar gobierno tras los comicios de finales de este año. En plena campaña, Iglesias afirmó que las catalanas decidirían la "parrilla de salida" para las generales, y hoy se reafirmaba: "Es verdad que hay una parrilla de salida que nos obliga a ganar partiendo de la tercera posición".