Publicado: 01.10.2014 14:49 |Actualizado: 01.10.2014 14:49

El padre de Neymar asegura a Ruz que el Real Madrid ofreció 150 millones por su hijo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Neymar Da Silva Santos, padre y representante del fubtolista del Barcelona, Neymar, ha declarado este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que el Real Madrid ofreció 150 millones de euros al Santos para fichar a su hijo aunque éste prefirió jugar en el conjunto azulgrana por su mayor "poder de seducción", según han informado fuentes de la acusación presentes en la declaración.

El padre del futbolista, que ha declarado durante casi tres horas como testigo en la causa en la que se investiga el fichaje de su hijo por el Barça, ha defendido la legalidad de todas sus actividades como ojeador de jugadores y representante de Neymar, labor por la que percibía un 5% de todos sus ingresos.

El padre del Neymar llegó a las 09.55 horas a la Audiencia Nacional para declarar como testigo acerca del contrato que firmó junto a su hijo por su fichaje por el Barcelona, del que se investiga un delito de apropiación indebida imputado al expresidente Sandro Rosell y un delito fiscal del club cifrado en 9,1 millones.

Neymar Da Silva Santos, con traje oscuro, camisa blanca y corbata burdeos, llegó en taxi a la sede de la Audiencia Nacional en la calle Prim acompañado de varias personas, entre ellos el abogado del Barcelona, Cristóbal Martell, conocido por defender también al padre del jugador del Barça Lionel Messi en un caso de fraude a la Agencia Tributaria y a la familia Pujol.

El padre de Neymar estaba citado a las 10.00 horas para declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, quien también tiene previsto interrogar en calidad de testigo al director financiero del Fútbol Club Barcelona, Néstor Almela, al que ha citado a las 12.00 horas.

El contrato de Neymar se firmó en Barcelona el 3 de junio de 2013 entre el jugador y su padre, de un lado, y Rosell y el actual presidente del club, Josep María Bartomeu, de otro, pero no entró en vigor hasta el 29 de julio de 2013. Se pactó una duración de 5 años.

Este caso le valió a Rosell su puesto en el club al ser imputado el pasado 22 de enero, aunque no fue hasta el 22 de julio cuando declaró ante Ruz, cuando defendió la legalidad de los contratos que sirvieron para fichar a Neymar da Silva, por el que, según dijo, el Barcelona pagó 57,1 millones de euros. Esta causa se abrió a raíz de la querella interpuesta por el socio del Barcelona Jordi Cases, que posteriormente amplió contra Bartomeu y el vicepresidente económico del club, Javier Faus.

Sin embargo, Ruz rechazó el pasado viernes la imputación de ambos al entender que no aparece acreditada la participación activa de ambos en los delitos de apropiación indebida en su modalidad de distracción y contra la Hacienda Publica, como se sostenía en la ampliación de la querella.

Según el juez, el solo hecho de que ambos aparecieran como firmantes de parte de los contratos relativos al fichaje de Neymar no puede "justificar por sí sola" la imputación, ya que "la presunta comisión del delito no derivaría de la mera firma de los contratos, sino de no haberse retenido por el Fútbol Club Barcelona (FCB) y abonado a la Hacienda Pública las cantidades correspondientes como consecuencia de las cantidades abonadas a Neymar Jr., lo que en principio resulta exigible" al Barça como persona jurídica.

Todo ello sin perjuicio de que del resultado de las diligencias que se encuentran en trámite se pueda demostrar que otras personas que formaran parte de la Junta Directiva del club "hubieren tenido efectiva capacidad negociadora y decisoria en lo relativo a la contratación del jugador Neymar".

En el auto en el que Ruz citó este verano a estos dos nuevos testigos, requirió al padre de Neymar, entre otros documentos, que aportara al Juzgado documentación de las cantidades satisfechas por los contratos con el Barcelona sobre las retribuciones variables pactadas, reembolso de gastos y pagos directos asumidos por el club por el establecimiento en España del jugador y su entorno familiar y profesional.

La Agencia Tributaria confirmó en un informe que el Barcelona cometió un delito fiscal al defraudar a Hacienda al menos 9,1 millones en el fichaje, cantidad podría aumentar a 11,7 millones si se confirma la posible defraudación de otros 2,6 millones para el ejercicio de 2014. Tras su imputación, el club pagó a Hacienda 13,5 millones para regularizar su situación.



http://www.quoners.es/debate/crees-que-la-fiscalia-persigue-con-suficiente-diligencia-los-delitos-fiscales-en-los-fichajes-del-futbol