Publicado: 14.07.2014 08:26 |Actualizado: 14.07.2014 08:26

El Papa califica de "lepra" a la pedofilia que afecta al clero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Papa Francisco ha arremetido de nuevo contra la pedofilia, un mal que ha calificado de "lepra" que afecta a los miembros del clero Iglesia católica. El Santo Padre ha destacado que la incidencia de la pedofilia es pequeña, aunque ha asegurado que se trata de una cuestión "gravísima" que hay que combatir.

 "Muchos colaboradores que luchan conmigo me tranquilizan con datos de que la incidencia de la pedofilia en la Iglesia alcanza el nivel del dos por ciento (...). Lo considero gravísimo. El dos por ciento de los pedófilos son sacerdotes e incluso obispos y cardenales", ha afirmado Francisco durante una entrevista publicada por el diario italiano 'La Repubblica'. El Papa ha asegurado que esta situación es "intolerable" y su intención es "afrontarla con la severidad que requiere", según la entrevista.

El portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, ha matizado posteriormente que las citas publicadas por 'La Repubblica' no deben tomarse al pie de la letra, ya que no se trató de una entrevista formal. En especial, Lombardi ha destacado que las citas del Papa que más atención han generado, las relativas a la existencia de pedófilos entre los cardenales. "Curiosamente estas comillas se abren, pero no se cierran. ¿Es un olvido o el reconocimiento explícito de que intenta manipular a los lectores ingenuos?", se ha preguntado.

Durante la entrevista, el Papa también aborda la cuestión de la mafia y la cercanía a ella de algunos sacerdotes de zonas con influencia de estas organizaciones criminales. El propio Francisco ha recordado la parada que hizo una procesión en un Oppido Mamertina, en Calabria, ante la prisión en la que un jefe mafioso cumple cadena perpetua. "Esto está cambiando, y cambiará. Nuestra denuncia de la mafia no es momentánea, sino que será constante", ha apostillado.

El último tema abordado en la entrevista es el trabajo de la Iglesia para reconciliarse con otras ramas del cristianismo y cómo se solventará la cuestión de los sacerdotes de otros credos que están casados. El Papa ha recordado que el celibato se impuso en el siglo X y ha admitido que "el problema ciertamente existe, pero no es de gran entidad". "Llevará tiempo, pero se encontrarán soluciones", ha concluido.