Publicado: 04.06.2014 13:07 |Actualizado: 04.06.2014 13:07

El Parlament reprueba a Alicia Sánchez-Camacho por no comparecer sobre el 'caso Método 3'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento catalán ha aprobado este miércoles reprobar a la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, por no haber comparecido para explicar su vinculación con el caso Método 3, y ha pedido su dimisión como senadora designada por la propia Cámara catalana.

En la comisión de Asuntos Institucionales del Parlament, los grupos han votado a favor de la propuesta de resolución de ICV-EUiA, salvo el PSC —se ha abstenido— y el PP, que ha votado en contra. Es la primera vez que una comisión parlamentaria reprueba a un diputado, aunque la Mesa ya reprobó en diciembre de 2011 al entonces diputado de SI Alfons López Tena.

Durante la comisión, el ecosocialista Jaume Bosch ha acusado a Camacho de incumplir su obligación legal como diputada y senadora catalana al no atender el requerimiento de la Cámara catalana, incumpliendo así "las obligaciones del Estatut". Tras asegurar que el PP ha mostrado siempre una falta de respeto hacia el Estatut, ha cuestionado que Camacho dé "lecciones constantes" de que debe cumplirse la legislación vigente pero ella no lo haga cuando la requiere la Cámara a la que pertenece. "Es un triste ejemplo. Estoy convencido de que iría si la citara el Senado, pero, como lo ha hecho el Parlamento catalán, no viene", según Bosch, que ha anunciado que promoverán una reforma del reglamento que incorpore sanciones para los diputados que incumplan sus responsabilidades.

El PP critica que el Parlament quiera "apartar a quienes estorban a los objetivos independentistas"

El conservador Santi Rodríguez, por su parte, ha advertido de que es inédito en el parlamentarismo democrático reprobar a una diputada de la oposición: "Debe de haber otros regímenes en que esto es más normal, como el de Cuba y Venezuela, donde se persigue a la oposición, y el de Corea del Norte, donde se la ejecuta". Así, ha enmarcado la iniciativa ecosocialista en el "sectarismo" para apartar a quienes estorban a los objetivos independentistas, y cree que la reprobación de Camacho abre una época en el parlamentarismo del que toman buena nota y que no dudarán en utilizar cuando crean conveniente.

Daniel Fernández (PSC) ha argumentado la abstención de su grupo porque dudan de que el Parlamento catalán deba reprobar o pedir dimisiones de diputados, y ha recalcado que lo hacen con Camacho y que lo harían con cualquier otro nombre que se planteara.

El PSC se abstuvo porque duda que sea el Parlament quien deba pedir la dimisión de un diputado

Desde CiU, el diputado David Bonvehí ha acusado a Camacho de menospreciar el Parlamento catalán, tras sostener que no entiende sus motivos por no querer explicarse, aunque ha asegurado que aún tiene tiempo para hacerlo "si no tiene nada que esconder". En el mismo sentido se ha pronunciado Gemma Calvet (ERC), que ha apuntado que la reprobación podría haberse evitado si la presidenta del PP catalán hubiera aprovechado la oportunidad de rendir cuentas.

La diputada de C's Carina Mejías ha lamentado "el menosprecio y la desconsideración" de Camacho, aunque ha constatado que también otros dirigentes deberían comparecer para explicar sus vínculos con Método 3. Para el diputado de la CUP Quim Arrufat, la "desobediencia" de la líder del PP catalán ante la cámara la inhabilita para continuar ejerciendo de representante del Parlament en el Senado.