Publicado: 07.02.2016 12:47 |Actualizado: 07.02.2016 16:16

Todos los partidos catalanes, menos PP y C's, movilizan a miles de personas en defensa del Ebro 

La protesta convocada por la Plataforma en Defensa del Ebro rechaza el nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro aprobado por el Gobierno en funciones. La pancarta que encabeza la manifestación lleva por lema "El Ebro sin caudales es la muerte del Delta". 

Publicidad
Media: 4.58
Votos: 12
Comentarios:
Imagen de la manifestación con Oriol Junqueras a la cabeza.- @ESQUERRA_ERC

Imagen de la manifestación con Oriol Junqueras a la cabeza.- @ESQUERRA_ERC

AMPOSTA.- Más de 50.000 personas llegadas de todos los puntos de la geografía catalana se han reunido hoy en Amposta para rechazar el Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro, aprobado el pasado 8 de enero por el gobierno en funciones español. La manifestación, convocada por la Plataforma en Defensa del Ebro (PDE), ha querido demostrar el rechazo social y político que existe en toda Catalunya a la disminución del caudal de agua del delta del Ebro, previsto por el nuevo plan. El proyecto del Ministerio de Agricultura y la Confederación Hidrográfica del Ebro propone, además, aumentar 465.000 hectáreas de regadío y 52 nuevos embalses, de los ya existentes, durante los próximos cinco años.

Bajo el lema “El Ebro sin caudales es la muerte del Delta”, miles de personas conformaban una gran marea azul que ha recorrido todas las calles de la ciudad con los reclamos “No al trasvase, el río es vida”, “ni una gota más” y “viva las tierras del Ebro”. Según los organizadores y miembros de la PDE, se trata de la manifestación más multitudinaria acontecida en las Tierras del Ebro desde que se formara la plataforma, a principios de siglo contra el Plan Hidrológico Nacional (PHN) impulsado por José María Aznar. Además, han destacado que es “la mejor carta de presentación” para la delegación de eurodiputados que mañana visitará la ciudad para escuchar en primera persona las réplicas de la plataforma, bajo una petición realizada hace cuatro años por la PDE. En declaraciones a Público, la portavoz Susanna Abella ha reconocido que “la mobilización ciudadana es clave para que las instituciones europeas reconozcan el peligro que supone el plan para las tierras del Ebro”.



Representantes de todas las formaciones políticas, a excepción del PP y C's, se han personado en el acto para exigir la derogación del plan y advertir al gobierno de Mariano Rajoy sobre las consecuencias de un proyecto que vulnera las condiciones exigidas por la directiva marco del Agua de la Comisión Europea. Entre ellos, se encontraban el vicepresidente del gobierno catalán, Oriol Junqueras; Josep Rull, conseller de Territorio y Sostenibilidad de CDC; Xavier Domènech, de En Comú Podem; Ramon Espadaler, de Unió; Assumpta Escarp, del PSC; y demás miembros de diversas instituciones catalanas. Decenas de autobuses fletados por la ANC, Òmnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia se han sumado a la multitudinaria protesta. Las comunidades de Aragón y Valencia, también afectadas por el plan hidrológico del gobierno central, han mostrado su solidaridad durante la protesta.

Bajo el lema “El Ebro sin caudales es la muerte del Delta”, miles de personas conformaban una gran marea azul que ha recorrido todas las calles de la ciudad.

Bajo el lema “El Ebro sin caudales es la muerte del Delta”, miles de personas conformaban una gran marea azul que ha recorrido todas las calles de la ciudad.

El portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, ha recordado que su grupo parlamentario presentó esta semana en el Congreso una proposición no de ley para paralizar el plan del PP y proteger la biodiversidad de las Tierras del Ebro. El grupo de Convergencia en el Congreso, DiL, también ha presentado una iniciativa en la Cámara Baja para pedir que se modifiquen los cabales ecológicos previstos por el plan del PP y respetar “el criterio de la Generalitat de Catalunya”.

A este respecto, una de las portavoces del PDE ha pedido “la implicación de todas las instituciones catalanas para derogar un plan hidrológico que vuelve a significar el trasvase del Ebro”. Otro de los miembros de la plataforma ha recordado la “injusticia de un plan elaborado por un gobierno en funciones, cuyos representantes están imputados por corrupción” y ha reconocido que la amenaza sobre las tierras del Ebro “es un problema de país”, con una llamada explícita al compromiso de la Generalitat de Catalunya para frenar la aplicación del plan. También ha explicado que el objetivo de esta manifestación es pedir “la intervención directa de la Comisión Europea para paralizar y modificar el Plan Hidrológico español”.

Aún así, según Susanna Abella, “el gobierno catalán tiene que hacer más cosas para apoyar la lucha del Ebro. Esto significa repensar los planes de regadío, los usos del agua, entre otras necesidades”. Además, ha recordado que hay muchas empresas constructoras que ahora, con la crisis de la vivienda, quieren hacer negocio con el agua “y el gobierno ha de saber estar a la altura”.

Mañana la delegación de eurodiputados, en la que se encuentran los catalanes Javier López (PSC) y Ernest Urtasun (ICV), visitarán Amposta para reunirse con expertos, científicos y miembros de la PDE para valorar la protección que necesita el delta del Ebro.