Publicado: 16.10.2015 19:52 |Actualizado: 16.10.2015 20:31

Pedro Sánchez impone a Irene Lozano de 'cuatro' por Madrid y desplaza a Luz Rodríguez a Guadalajara

El número uno de la lista alcarreña solucionó el problema al renunciar al mediodía, tras confirmarle el juzgado que seguía imputado en una causa

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Irene Lozano irá de número 4 en Madrid por el PSOE. EFE/Javier Lizón

Irene Lozano irá de número 4 en Madrid por el PSOE. EFE/Javier Lizón

Tras un intenso Comité Electoral de Listas, donde cayeron nombres tan significativos como Laura Seara o Julio Villarrubia, el foco de atención estaba puesto en cómo ubicar en la lista a Irene Lozano, la ya ex diputada de UPyD, y el fichaje sorpresa de Pedro Sánchez.

Finalmente, Lozano irá la número cuatro por Madrid, tras desplazar en su puesto a la dirigente de la Ejecutiva Federal Luz Rodríguez, que será cabeza de lista por Guadalajara.
La carambola no hay sido fácil, porque había revuelta en Madrid si tocaban a Ángeles Álvarez, y Emiliano Garcia Page no estaba muy dispuesto a mover sus listas, mucho menos las de Toledo, como se pretendía.



La solución surgió a las 14.00 horas. El cabeza de lista socialista por Guadalajara, Pablo Bellido, confirmó a esa hora que su recurso no había prosperado y que un juez mantenía su imputación por una denuncia del PP, y puso su cargo a disposición. A Ferraz se le abrió el cielo.

En un principio, según fuentes consultadas, la decisión de Pedro Sánchez de llevar a Irene Lozano en las listas por Madrid pasaba por ocupar el puesto en la candidatura de Ángeles Álvarez, que iba en octavo lugar, y que corriera la lista. Ése era el puesto para Lozano. Pero el PSOE-M, por una vez, se quiso plantar.

Sara Hernández, secretaria general de los socialistas madrileños, prometió a Ángeles Álvarez que no se movería de su puesto, y que Sánchez tendría que buscar otra opción para colocar a Lozano.

Ferraz guardó silencio todo el día, entre otras cosas, porque no encontraba la fórmula de ubicar al fichaje estrella de Pedro Sánchez. Sabía que en el PSOE-M podría haber una gran revuelta y que ya habían tensado mucho la cuerda en la federación madrileña. Algunos candidatos amenazaron con salirse de las listas si había una nueva imposición de Ferraz.
Por ello, todo pasaba por Castilla-la Mancha y mover a Luz Rodríguez, que fue consejera por esta comunidad. Al final la imputación de Pablo Bellido, la casualidad y la lealtad de Luz Rodríguez puso solución al lío interno.

No obstante, a nadie ha gustado ni la imposición, ni el fichaje de Pedro Sánchez. Los barones socialistas lo consideran un error, aunque guardarán silencio hasta las elecciones.
Sólo el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha levantado la voz para pedir a la diputada de UPyD que, al menos, pida perdón por todos los ataques que hizo contra el PSOE.

La federación asturiana, incluso, amenazó con votar este sábado en contra en el Comité Federal, pero finalmente mantendrá la disciplina. Así lo harán todos.

No obstante, la opinión generalizada en las filas del PSOE es que Sánchez ha cometido un grave error con esta decisión, que Irene Lozano no aporta nada al partido y que ha tensionado las filas socialistas cuando el problema estaba en el Partido Popular.