Publicado: 22.09.2016 21:01 |Actualizado: 23.09.2016 07:23

Pilar Zabala: “Los que fomentan la desigualdad social tampoco respetan los derechos humanos”

Pilar Zabala, candidata a lehendakari por Elkarrekin Podemos, afronta las últimas horas de campaña con nervios e ilusión. “No voy a bajar la mirada ante ninguna injusticia”, promete esta mujer de 48 años. Cuando tenía 15, el GAL asesinó y enterró en cal viva a su hermano Joxi. “Ahora son los políticos quienes tienen que desarmar comportamientos y actitudes”, reflexiona.

Publicidad
Media: 4.86
Votos: 14
Comentarios:
Pilar Zabala, la candidata de Podemos a lehendakari. EFE/Gorka Estrada.

Pilar Zabala, la candidata de Podemos a lehendakari. EFE/Gorka Estrada.

BILBAO.- Un viaje en coche puede servir para muchas cosas. Cuando llevas una gran cantidad de kilómetros encima, estás de campaña electoral y vas en el asiento de acompañante, aprendes a aprovechar cada desplazamiento al máximo. Por ejemplo, para dar entrevistas. En ese escenario sobre ruedas transcurrió el diálogo entre Pilar Zabala y Público. Falta cada vez menos para que se abran las urnas en Euskadi, y la candidata de Elkarrekin Podemos apura los últimos actos. El coche no se detiene.

Hasta que decidió dar el paso y presentarse como precandidata a lehendakari en las primarias de Podemos, esta mujer de 48 años era conocida por un pasado aterrador. Cuando ella tenía 15 años, el GAL secuestró, asesinó y enterró en cal viva a su hermano Joxi, quien se encontraba refugiado en el País Vasco francés. Un golpe tremendo, de esos que te marcan para siempre.

Durante las últimas dos semanas, esta víctima del terrorismo de Estado –definición que no comparte el candidato del PP, Alfonso Alonso- ha estado en los carteles, en los escenarios y en los medios. En cada uno de esos lugares ha hablado como candidata a lehendakari por la coalición integrada por Podemos, Ezker Anitza (IU en el País Vasco) y Equo. El reto, según admite, es enorme. Tan enorme como las distancias recorridas en las últimas dos semanas.

“No me puedo ni imaginar los kilómetros que habré hecho estos días”, comenta Zabala desde la carretera. En unos minutos estará en otro pueblo de esa otra Euskadi que, según ella, no encaja con el oasis del que habla el PNV. Antes de llegar a destino, aún hay tiempo para algunas preguntas.



¿Qué sensaciones le deja la campaña?

Lo más agradable es el contacto con la gente, ver cómo te muestran su cariño, su apoyo. Ayer mi marido me contaba que una persona que trabaja con él le había dicho que votaba al PNV, pero que ahora toda su familia nos iba a votar a nosotras. Le dijo también que la que estaba más emocionada por poder votarnos era su madre, de 92 años. Esas cosas son muy especiales. También hay personas que te dicen lo que les preocupa -a mí me gusta escuchar, porque la mejor política se hace con los pies en la tierra-. Entonces confirmas que hay mucha preocupación en torno al empleo, cada vez más precario, o por los hijos y nietos que tienen que irse del país. Frente a eso, desde Elkarrekin Podemos no pretendemos hacer grandes milagros: sólo queremos una vida digna, una sociedad justa y solidaria, y un reparto más equitativo de los recursos.

¿Durante la campaña se ha hablado de esos temas?

Desde Elkarrekin Podemos hemos hablado de los problemas de la gente. Sin embargo, hay partidos que están más dedicados a meterse unos con otros. Sinceramente, no creo que ese deba ser el objetivo de una campaña ni la función de un político o una política. Para mí, lo realmente importante ha sido que se conozcan los planteamientos que queremos llevar al Parlamento Vasco.

Durante estas semanas, algunos partidos han dicho que Elkarrekin Podemos defiende la unidad de España. Otros, en cambio, les han acusado de querer romper el país. ¿Quiénes tienen razón?

"Ni pretendemos unificar España, ni queremos hacer nada que no sea mediante cauces legales y democráticos, dando certidumbre a la ciudadanía"

Tanto en Euskadi como en otros lugares, Podemos siempre ha defendido el derecho a decidir. Ni pretendemos unificar España, ni queremos hacer nada que no sea mediante cauces legales y democráticos, dando certidumbre a la ciudadanía. La verdadera situación es que este Estado es plurinacional y plurilingüe, y hay que respetar todas esas realidades. En Euskadi, esa diversidad es muy notoria. Por ello, queremos construir un nuevo modelo de país, lo más consensuado posible, en el que la gente esté cómoda. Primero tenemos que conseguir un nuevo pacto social y territorial, porque entendemos que son dos cuestiones que van unidas de la mano. Entonces, cuando tengamos ese modelo consensuado, pasaremos a la segunda fase del proceso: como en toda democracia participativa, será la ciudadanía vasca la que decidirá su modelo de país.

¿Estaría dispuesta a formar parte de un tripartito junto a PNV y EH Bildu, como ha planteado Arnaldo Otegi?

Consideramos que la próxima legislatura va a ser, posiblemente, de acuerdos puntuales. Por tanto, vamos a ver qué resultados obtenemos el día 25, y una vez que lo sepamos empezaremos a hablar. Lo que sí tenemos claro es que hablaremos con quienes estén a favor de blindar los derechos sociales y enfocar sus políticas a favor de una vivienda y un empleo digno, así como de una sanidad y una educación pública. Con esos podremos ir de la mano y consensuar políticas. Con quienes no opinan lo mismo, lo tendremos más difícil.

¿Esas son las líneas rojas?

La única línea roja será la falta de respeto a los derechos humanos de todas las personas. En este tema, hay que tener en cuenta que quienes fomentan desigualdades sociales tampoco respetan los derechos humanos.

"La única línea roja será la falta de respeto a los derechos humanos de todas las personas"

¿Lo dice por alguien en especial?

No, simplemente digo que hay que ponerse las pilas para gestionar mejor y conseguir que las instituciones proporcionen oportunidades para todas las personas. Aquí nadie es más que nadie, pero tampoco nadie es menos que nadie. No queremos que nadie se tenga que marchar de aquí.

Durante la campaña se ha hablado mucho del “oasis” del PNV. ¿Habéis conseguido desmontarlo?

Desde Elkarrekin Podemos hemos interpretado los indicadores socioeconómicos, que indican que existe una Euskadi real, precarizada, y no una Euskadi idealizada como intentan hacernos ver algunos. Siempre hemos reconocido lo que se ha hecho bien, pero también es cierto que hay una fuerza política, el PNV, que ha estado muchos años en el poder y se ha estancado. Están acomodados, y quieren vivir de las rentas.

Las encuestas coinciden en dar como favorito a ese mismo PNV del que usted está hablando.

Quienes realizan las encuestas tienen un trabajo muy complicado. Existen muchísimas variables que no se contemplan a la hora de interpretarlas. Nosotras esperamos que el domingo tengamos un buen resultado, tal como demostramos en las dos elecciones generales anteriores, en las que ganamos al PNV.

"Les está resultando incómoda la existencia, ilusión y empuje de Elkarrekin Podemos"

También habrá visto que durante estos días de campaña, todos los partidos han coincidido en lanzar duras críticas contra Elkarrekin Podemos.

Sí, ha sido llamativo. Creo que les está resultando incómoda la existencia, ilusión y empuje de Elkarrekin Podemos. Ahora bien, si han utilizado la campaña para desprestigiar a alguien, eso tiene un sentido muy determinado: significa que hay miedo. Frente a eso, hay que decir que ya estamos bastante hartas de políticas hechas desde el miedo. Lo que aquí hay que hacer son políticas desde el consenso, que resuelvan los problemas reales de la gente.

Uno de los momentos más comentados de la campaña fue el silencio que se produjo en el debate emitido por ETB2, en el que Alfonso Alonso, candidato a lehendakari del PP, le negó a usted la categoría de víctima, a pesar de que su hermano Joxi fue asesinado por el GAL. ¿Qué sintió por dentro en ese momento?

Alonso me había dicho lo mismo aproximadamente un mes antes, en los cursos de verano de El Escorial. En primer lugar, considero que está equivocado. En torno a este tema, su partido, el PP, ha cometido muchísimos errores. Uno de ellos fue la interpretación incorrecta que realizó con la Ley de Protección y Reconocimiento a las Víctimas del Terrorismo. Sé que Alonso se ha disculpado (por lo ocurrido en el debate), pero una disculpa no es suficiente para rectificar una ley. A día de hoy existen muchas leyes injustas e inhumanas que el PP ha llevado adelante. Por tanto, lo que hay que hacer es tener la suficiente dignidad para respetar los derechos humanos de todas las personas.

"Creo que va a ser una legislatura clave para asentar de una forma definitiva y estable un marco de paz y convivencia"

¿Qué podría ocurrir en la próxima legislatura en torno a temas relacionados con la paz y la convivencia en Euskadi?

Creo que va a ser una legislatura clave para asentar de una forma definitiva y estable un marco de paz y convivencia, porque la mayoría de la sociedad vasca lo está deseando. De hecho, la sociedad ha dado muchos pasos y ha demostrado que es capaz de convivir, siempre respetando los derechos humanos de todas las personas. Ahora son los políticos quienes tienen que desarmar comportamientos y actitudes. Es hora de que estén a la altura de la sociedad para que la convivencia pacífica sea definitiva.

¿Qué papel va a tener Pili Zabala en ese próximo Parlamento Vasco?

Esperemos que la ciudadanía vasca confíe en Elkarrekin Podemos. Pili Zabala hará lo que la ciudadanía considere que tiene que hacer. Lo que sí tengo claro es que nunca bajaré la mirada ante ninguna injusticia ni desigualdad social que ocurra en Euskadi. Siempre intentaré estar a la altura de todas y todos los ciudadanos vascos. Quiero ser la lehendakari que no va a dejar a nadie atrás.