Público
Público

La Policía acusa al senador del PP Juan Soler de amañar contratos cuando era alcalde de Getafe

La Policía cree que el senador y diputado conservador participó en los amaños e irregularidades que se habrían dado en la construcción de un teatro en Getafe

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

Juan Soler, el día de su investidura como alcalde de Getafe.- EFE

MADRID.- La Policía cree que el senador y diputado del Partido Popular, Juan Soler, participó activamente en los amaños e irregularidades que se habrían dado en la construcción de un teatro en Getafe, cuando Soler el alcalde de la localidad madrileña, tal y como ha informado la Cadena Ser. En el sumario judicial de la causa que investiga la construcción de este teatro la Policía Nacional asegura que Soler “podría estar relacionado con la adjudicación irregular de estos contratos” a una empresa investigada por el juzgado número 4 de la localidad. 

El sumario judicial refleja las sospechas de la Policía de que varios contratos asociados en 2012 a la construcción de este teatro fueron gestionados de forma irregular, adjudicados a dedo y con los contratistas sabiendo de antemano que iban a ser contratados. Tal y como señala la emisora de radio, que ha tenido acceso al sumario, los agentes entienden que estas irregularidades no afectan sólo a técnicos municipales sino a “altos cargos políticos”. 

Asimismo, los agentes de Policía Nacional creen que el papel del diputado de Cristina Cifuentes habría sido determinante para que la adjudicación del proyecto que daría forma al nuevo teatro cayese en manos de una empresa determinada. 

Soler: "Borrad los historiales"

La cadena Ser también ha desvelado que sólo un día de antes de dejar de ser alcalde de la localidad, Juan Soler daba la orden a su equipo más cercano de borrar su rastro de los ordenadores del Ayuntamiento que tenían que abandonar. Era el 12 de junio de 2015 y sólo un día después la socialista Sara Hernández tomaba posesión como nueva alcaldesa del municipio.

Uno de los concejales invita a los miembros del grupo a tomar "unas patatitas" en su despacho, "¡de despedida!" y después se refiere a la petición de Soler: "Lo formateo y no quedan ni las raspas". Otra concejala afirma media hora más tarde que "lo que deberíamos hacer también es borrar el contenido del mail" a lo que Soler contesta que "borrad los mails, tiene razón".