Publicado: 12.02.2014 14:20 |Actualizado: 12.02.2014 14:20

La Policía apunta a un abogado de un testaferro de Urdangarin como autor del vídeo de la infanta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha identificado al  supuesto autor del vídeo de la infanta Cristina declarando ante el juez del caso Nóos, José Castro. Según ha informado TVE, en el informe que ha remitido al juez de guardia, los agentes aseguran que las imágenes lo grabó Francisco Carvajal, el abogado sustituto de Robert Cox, el supuesto testaferro de Iñaki Urdangarín en el instituto Nóos.

El abogado que grabó supuestamente el vídeo podría ser acusado de un delito de desobediencia y podría enfrentarse a, mínimo, un año de inhabilitación. El juez del caso Nóos había prohibido expresamente que se grabara o tomaran fotos de la declaración.

Por otro lado, agentes de la Policía Nacional de Madrid han acudido a la sede de la empresa que alojó el vídeo de la infanta. Los efectivos, que colaboran con la Jefatura Superior de Policía de Baleares en estas pesquisas, se personaron, por orden del Juzgado de Instrucción número 11 de Palma, en las dependencias de la empresa Wouzee, en la capital madrileña, para reclamarle a la plataforma de internet en la que se exhibieron las imágenes que le facilite los datos que tenga del usuario que las colgó.

Fuentes jurídicas han confirmado que el juez Manuel Penalva ha remitido un requerimiento a Wouzee para que facilite cuanta información tenga sobre la persona o personas que registraron y divulgaron las imágenes desobedeciendo la prohibición expresa del juez. El escrito fue remitido este martes y ha sido entregado este miércoles a los responsables de la plataforma de internet por la Policía, según ha confirmado la propia empresa, cuyo máximo responsable, Marcial Cuquerella, ha asegurado a través de Twitter que están "encantados" de colaborar con el juez.

Según un portavoz de la compañía, los usuarios que quieren subir contenidos audiovisuales a Wozee se registran aportando un correo electrónico y poniéndose un nombre identificativo, que en este caso fue "infanta". Además, cuando algún usuario sube un vídeo a la plataforma, sus gestores solo registran como dato de origen una dirección IP, el número identificativo de un dispositivo dentro de una red. En la actualidad existen sistemas de fácil acceso para enmascarar la IP con el fin de que no sea posible localizar el dispositivo desde el que se lleva a cabo una operación en internet.

El juzgado de instrucción número 11 de Palma, este martes en funciones de guardia, se ha hecho cargo de la investigación de la grabación y difusión del vídeo tomado el pasado sábado en la sala de vistas. También este martes, la Policía Nacional denunció ante el juzgado de Instrucción número 11 de Palma, en funciones de guardia, la grabación.

De otro lado, la infanta Cristina no se plantea denunciar la grabación en la que aparece declarando como imputada, según ha asegurado hoy su abogado, Jesús-María Silva. En declaraciones a los periodistas, Silva ha asegurado que, una vez completada su declaración como imputada ante el juez, doña Cristina lleva una "vida normal" y "en absoluto" se plantea presentar una denuncia por la grabación de este vídeo, que está siendo investigada por el juez Castro.
Silva ha señalado que la grabación de este vídeo les ha sorprendido: "no pensé que pasaría".

"Ha sucedido, en principio parece que no tenía que haber sucedido, pero ha pasado", ha agregado Silva, que ha recordado que las medidas de seguridad que se adoptaron durante la declaración fueron "muy serias": "Las experimentamos todos, con mucho gusto", ha apostillado.