Publicado: 12.11.2014 19:06 |Actualizado: 12.11.2014 19:06

La Policía esgrime una resolución de 2010 para no detener a los dirigentes franquistas que pide Argentina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional no procederá a detener a la veintena de personas que reclama la Justicia argentina por crímenes cometidos durante el franquismo, entre ellos varios ministros de la dictadura, según han informado fuentes policiales. La razón es que Interpol España ha alegado ante su Secretaria General con sede en Lyon una resolución aprobada por este organismo en 2010 y que afecta a la cooperación en el caso de solicitudes relacionadas con los delitos de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

Se trata de la AG-2010-RES-10 suscrita por la Asamblea General de la OIPC-INTERPOL, en su 79ª reunión, celebrada en Doha (Qatar) entre el 8 y el 11 de noviembre de 2010. Entre otras cuestiones acordaron seguir cooperando "en solicitudes presentadas por los países miembros, salvo en el caso de que la solicitud se refiera a un ciudadano de otro país miembro, y este otro país miembro, al ser informado por la Secretaría General de la solicitud, proteste contra esta en el plazo de treinta días".

En aquella resolución, los países integrantes de Interpol se manifestaban "preocupados" por "el aumento del número de solicitudes presentadas por conducto de Interpol sobre casos de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra que plantean dudas" así como "por la proliferación de litigios entre países miembros acerca del tratamiento de tales solicitudes".

Fue el pasado 4 de noviembre cuando la sección de Interpol radicada en Argentina cursó una comunicación "muy urgente" a su oficina de Interpol Madrid solicitando la detención preventiva con fines de extradición de las veinte personas investigadas por la jueza María Servini por crímenes cometidos durante el franquismo, entre los que se encuentran los ex ministros José Utrera Molina o Rodolfo Martín Villa.

No obstante, Interpol España alegó la citada resolución ante la Secretaria General por lo que la petición de Argentina no se le ha aplicado el distintivo rojo que implicaría para ellos la situación de personas buscadas internacionalmente con una orden de arresto. La aplicación de ese distintivo es competencia exclusiva de la Secretaría General de Interpol que, según las fuentes consultadas, ha decidido aceptar las reclamaciones de su oficina en España.

Esta es la forma de actuar de Interpol que cuenta con otra serie de distintivos para otras cuestiones: amarilla (niños desaparecidos), negra (cadáveres sin identificar), verde (averiguaciones de paradero). Las fuentes policiales consultadas han recordado que Interpol se creó con el fin de luchar contra la delincuencia común, aunque posteriormente se aceptaron también otras cuestiones como casos de genocidio.

Las fuentes consultadas indican que Interpol España ya actuó de la misma manera cuando el año pasado la misma juez solicitó la extradición de ex altos funcionarios de la Policía y de la Guardia Civil por presuntos delitos de torturas durante el franquismo. Se trataba del ex guardia civil Jesús Muñecas Aguilar, el ex escolta de Francisco Franco y de la Casa Real Celso Galván Abascal, el ex comisario José Ignacio Giralte González, y el ex inspector José Antonio González Pacheco, alias Billy El Niño. En aquella ocasión, la Secretaria General aceptó las razones esgrimidas por Interpol España por lo que en este caso ha pedido que mantenga ese criterio. De estas actuaciones también ha sido informada la Fiscalía de la Audiencia Nacional.