Publicado: 28.09.2015 00:01 |Actualizado: 28.09.2015 00:17

El PP admite su derrota, pero no reconoce la victoria independentista

García Albiol tiende la mano a Ciutadans para construir una alternativa al soberanismo. La dirección nacional advierte de que "mañana todo sigue igual".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El candidato del PPC a la Presidencia de la Generalitat, Xavier Garcia Albiol, valora los resultados de la elecciones catalanas./ EFE

El candidato del PPC a la Presidencia de la Generalitat, Xavier Garcia Albiol, valora los resultados de la elecciones catalanas./ EFE

BARCELONA / MADRID.- El candidato del PP catalán, Xavi García Albiol, salió a valorar los resultados de las elecciones catalanas cuando el escrutinio se acercaba al 95% de los votos, pero la derrota de su formación ya no admitía matices. "No son los resultados que queríamos", admitió Albiol.

Con todo, el conservador catalán se olvidó enseguida de los resultados del PPC (11 escaños frente a los 19 de Alicia Sánchez-Camacho en 2012) para subrayar que la victoria no era de los independentistas, pues "quienes dijeron que esto era un plebiscito han perdido", obviando que la lista de Junts pel Sí y la Cup tienen mayoría suficiente en el Parlamento catalán para sacar adelante sus propuestas, incluida la independentista.

El exalcalde de Badalona (que también perdió en su ciudad) aprovechó su comparecencia para "felicitar" a Ciutadans y a su candidata, Inés Arrimadas, que pasó de 9 escaños en 2012 a 25 este domingo, convirtiéndose así en la segunda fuerza del Parlamente, aunque con mucha diferencia con respecto a la lista ganadora, la independentista Junts pel Sí. Albiol tendió la mano a la formación naranja y anunció que en el PP son "partidarios de crear una alternativa a aquellos que no quieren romper con España".



El PP se aferra ahora a los términos plebiscitarios del 27-S que siempre rechazó para aducir que Junts pel Sí y la Cup no suman más del 50% de los votos

En la sede nacional del Partido Popular, tras especularse incluso con que pudiera salir Mariano Rajoy a hacer declaraciones, fue finalmente el portavoz y vicesecretario general de Comunicación, Pablo Casado, quien compareció en rueda de prensa para valorar los resultados de su formación en Catalunya. Casado admitió la derrota, aunque matizó que en junio, las encuestas daban al PPC la mitad de los escaños logrados este 27 de septiembre (11).

El portavoz del PP advirtió en la calle Génova de que el Gobierno "no va a consentir" el proceso hacia la independencia de Cataluña que pretenden poner en marcha los soberanistas catalanes y ha subrayado que, a pesar de los resultados de esta noche, "mañana sigue todo igual". Casado no concretó en qué consistiría una medida del Ejecutivo contra una resolución que contaría en el Parlament con la mayoría absoluta de Junts pel Sí más la Cup.

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, interviene durante el acto de cierre de campaña de las elecciones del 27S, hoy en Barcelona. EFE/Andreu Dalmau

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, durante el acto de cierre de campaña del 27-S en Barcelona. EFE/Andreu Dalmau

El PP reivindica ahora el plebiscito que enarbolaba Artur Mas para subrayar el fracaso de éste

El vicesecretario general ha señalado también que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "ha fracasado" porque no tiene mayoría absoluta "ni tampoco ha ganado desde el punto de vista plebiscitario", un plebiscito del que el PP ha renegado durante toda la campaña asegurando (incluso Mariano Rajoy) que las de Catalunya "son unas elecciones autonómicas".

Casado ha insistido en que el PP y el Gobierno seguirán haciendo lo que hasta ahora, gobernar y garantizar el cumplimiento de la ley. "Vamos a seguir garantizando la legalidad, defendiendo la unidad de España y diciéndole a los españoles que tengan tranquilidad que el Gobierno sigue garantizando estado de derecho y la libertad en España", ha añadido.