Público
Público

El PP ha crecido en todos los territorios donde se destaparon casos de corrupción desde el 20-D

El torniquete del miedo efectuado por los conservadores funcionó y los conservadores consiguieron frenar la sangría de votos e incluso aumentar sus apoyos en todas las plazas donde se destaparon nuevas tramas corruptas desde los últimos comicios. 

Publicidad
Media: 4.07
Votos: 14
Comentarios:

El PP ha crecido en todos los territorios donde se destaparon casos de corrupción desde el 20-Dl partido, en la madrileña calle Génova, tras conocer los resultados de las elecciones generales del 26J. EFE/Tarek 

MADRID.- "La corrupción y el martilleo continuado de todos los casos, sobre todo en las televisiones, pues nos ha hecho daño". De esta manera analizaba Mariano Rajoy el resultado electoral del Partido Popular en los pasadas elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015. En las generales del 20 de diciembre de 2015 los conservadores volvieron a sentir ese efecto del "martillo" y se dejaron por el camino más de 60 escaños aunque mantuvieron su posición como partido más votado.

Desde el 20 de diciembre los casos de corrupción que afectan al Partido Popular continuaron sucediéndose. Los ciudadanos conocieron los escándalos de Taula y Acuamed, entre otros; la filtración de los Papeles de Panamá; vieron como el Partido Popular se convertía en imputado; y conocieron nuevas ramificaciones de viejos escándalos como Gürtel, Púnica, Brugal o Los Papeles de Bárcenas.

De hecho, el CIS de marzo señaló que la preocupación por la corrupción alcanzaba al 47% de los españoles y fue el principal argumento que utilizaron tanto PSOE como Ciudadanos para rechazar pactar con el Partido Popular. Así se llegó a las elecciones del pasado 26 de junio, que estuvieron marcadas por el escándalo de las grabaciones de Interior, que reveló Público, y que mostraban como el ministro Jorge Fernández Díaz conspiraba junto al director de la Oficina Antifrau de Catalunya, Daniel de Alfonso, contra los líderes de los principales partidos soberanistas. 

Sin embargo, en estas nuevas elecciones, la sangría de votos se cerró. El torniquete del miedo efectuado por Mariano Rajoy funcionó y los conservadores volvieron a subir tanto en apoyos como en escaños consiguiendo 14 asientos más en el Congreso y 669.220 nuevos sufragios. En total: 7.906.185 de votos y un porcentaje del 33,03%. En todos y cada uno de los territorios donde se destaparon nuevos escándalos de corrupción desde el 20 de diciembre, el Partido Popular consiguió mejorar sus resultados. 

València: detención de Rus y cerco a Rita Barberá

Desde el pasado mes de enero la corrupción ha salpicado al Partido Popular día sí y día también en el País Valencià. El pasado 26 de enero, sólo un mes desde las elecciones del 20 de diciembre y cuatro días desde que Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones, dijera 'No' al Rey para ser el candidato a la investidura, estalló en València la conocida como 'Operación Taula'.

Ese mismo día se produjeron 24 detenciones destacando la del expresidente de la Diputación Valenciana, Alfonso Rus. Nueve de los diez concejales del Ayuntamiento de la capital fueron imputados y Rita Barberá consiguió eludir su imputación gracias a su condición de aforada en el Senado y tras la disolución de las Cortes gracias a su inclusión en la Diputación Permanente. 

Los resultados electorales del 26 de junio, sin embargo, han permitido al PP crecer nuevamente. Los conservadores aumentaron en la Comunidad Valenciana en más de cuatro puntos en porcentaje de voto pasando del 31,26% del 20 de diciembre al 35,49% del 26 de junio. Un dato que se traduce en 79.263 votos más y dos nuevos escaños.

En la ciudad de València, principal afectada por este caso de corrupción, el Partido Popular cosechó también una subida de cuatro puntos porcentuales (del 32,14% al 36,14%) y 13.531 nuevos escaños. 

Madrid: registro a la sede del PP e imputación de González

El 11 de febrero la Guardia Civil registró la sede del PP de Madrid en el marco de la trama Púnica por sospechas de financiación ilegal. Esta nueva investigación provocó que Esperanza Aguirre dimitiera tres días después como presidenta del partido en Madrid señalando que asumía, de esta manera, sus responsabilidades políticas. Al frente del partido se situó una gestora con Cristina Cifuentes como presidenta de la misma. 

Las elecciones del 26 de junio depararon al Partido Popular en la Comunidad de Madrid un crecimiento de un 4,83% en porcentaje de voto que se traduce en 105.628 nuevos sufragios. Esta subida se tradujo en dos nuevos escaños para el PP que pasó de trece escaños a quince en la Comunidad de Madrid. En la ciudad de Madrid los conservadores también consiguieron 49.824 votos más. 

Barcelona: Fernández Díaz y las conspiraciones 

A pocos días de la celebración de los comicios del 26 de junio Público reveló una serie de conversaciones entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el jefe de la Oficina Antifrau de Catalunya, Daniel de Alfonso, en las que se les oía conspirar contra líderes independentistas y sobre cómo filtrar estas informaciones a diferentes medios de comunicación. 

La exclusiva de Público marcó parte de la campaña electoral y todos los líderes de los principales partidos, a excepción del Partido Popular, pidieron la dimisión del ministro del Interior en funciones. Las encuestas pronosticaron entonces que este nuevo escándalo supondría una nueva caída en apoyos a los conservadores.

Nada más lejos de la realidad. El Partido Popular creció tanto en Catalunya como en la ciudad de Barcelona. En el caso de Catalunya, los conservadores consiguieron un escaño más (seis en total) gracias a 8.268 nuevos votos que significaron un aumento en porcentaje de voto del 11,12% de 2015 al 13,36 de junio de 2016. En Barcelona, por su parte, el PP concitó un 2,51% más de apoyo que en diciembre y 11.945 votos más. 

Las Palmas: dimisión del ministro Soria

El exministro José Manuel Soria concurrió a las elecciones del 20 de diciembre como número 1 por Las Palmas consiguiendo un apoyo del 28,17% del electorado y 145.372 sufragios. Durante los meses transcurridos hasta la repetición de las elecciones El Confidencial y La Sexta dieron a conocer la investigación de 'los Papeles de Panamá' que reveló que el entonces ministro había mantenido empresas en diversos paraísos fiscales. Las confusas explicaciones de Soria y sus contradicciones le obligaron a dimitir pocos días después de conocerse este extremo. 

El exministro no volvió a presentarse como candidato y la repetición de elecciones brindaron al Partido Popular más apoyo tanto en Las Palmas como en Canarias. En el caso de Las Palmas, circunscripción por la que se presentó Soria en diciembre, los conservadores obtuvieron 170.048 votos, 24.676 más que en junio y un porcentaje de voto del 33,92%, por el 28,17% obtenido en diciembre. 

Granada: Detención del alcalde 

El pasado 13 de abril fue detenido el hasta entonces alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y su concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, en una operación contra la corrupción urbanística. Su puesto fue ocupado por el socialista Francisco Cuenca, que fue apoyado por toda la oposición. 

Los electores, sin embargo, rechazaron pasar factura a los conservadores. El Partido Popular cosechó el 26 de junio 57.522 apoyos por los 52.715 del pasado mes de diciembre. Es decir, 4.807 sufragios más y un 4.87% más en porcentaje de voto. 

Murcia: la UCO pide investigar al presidente 

El pasado 31 de mayo se conoció que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sospecha que el actual presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, recurrió a los servicios de una empresa de la trama Púnica para mejorar su reputación en su carrera y poder ser elegido candidato del PP a las elecciones autonómicas de 2015. El informe, remitido a la Audiencia Nacional, señaló que Sánchez alcanzó un "concierto" con el empresario de la trama Púnica Alejandro de Pedro, conocido como el presunto 'conseguidor' del PP. 

Una vez más, las sospechas de corrupción no han influido en la decisión de los ciudadanos. Un 46,74% de los votantes de la región de Murcia optó por la papeleta del Partido Popular este 26 de junio por el 40,40% que lo hizo el pasado mes de diciembre. En total, los conservadores consiguieron 38.494 nuevos votantes en toda la región. El aumento, no obstante, no significó más escaños para los conservadores, que se quedaron en ambas ocasiones con cinco de los diez escaños en juego. 

Alicante: Más sobre el caso Brugal

El caso de corrupción conocido como Brugal ya se había llevado por delante a la exalcaldesa de Alicante Sonia Castedo. El pasado febrero, además, se conoció que el Juzgado de Primera Instancia 3 de Orihuela (Alicante) procesaba a 14 personas, entre ellas, al expresidente de la Diputación de Alicante, al expresidente de la Autoridad Portuaria de Alicante José Joaquín Ripoll y la exalcaldesa de Orihuela Mónica Lorente, ambos del PP, por el presunto amaño en la adjudicación del plan zonal de gestión de residuos de la localidad alicantina. 

Los resultados del Partido Popular en la provincia de Alicante, en cambio, fueron más que satisfactorios. Los de Mariano Rajoy consiguieron un escaño más (5) que en diciembre (4) aumentando sus apoyos en un 4.89%, es decir, 31.917 sufragios. 

Menorca: expresidente del partido detenido 

La Guardia Civil detuvo en enero al expresidente del PP de Menorca y al exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Ciutadella Avel·lí Casasnovas en el marco de una nueva operación contra la corrupción urbanística que se desarrolló a instancias del fiscal anticorrupción Pedro Horrach. 

Pues bien, en la isla de Menorca el Partido Popular consiguió un 4.01% más de porcentaje de voto, que se traduce en 1.204 votos más. Por su parte, en Ciutadella los conservadores también aumentaron sus apoyos pasando de 3.835 votos en diciembre y un porcentaje del 29,12% a 4.148 sufragios y un 33,36%. 

Ourense: Baltar imputado por cohecho

El expresidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, fue imputado el pasado mes de enero por cohecho por haber ofrecido, supuestamente, un puesto de trabajo a cambio de sexo. Los electores, sin embargo, volvieron a cerrar los ojos ante las sospechas de la Justicia. En la provincia gallega, los ciudadanos volvieron a apostar mayoritariamente por el Partido Popular, que se hizo con el 49,63% de los votos, casi un 5% más que en las elecciones de diciembre.