Publicado: 04.07.2014 07:00 |Actualizado: 04.07.2014 07:00

El PP cubrirá sus bajas en el Ayuntamiento de Santiago con concejales no electos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sus nombres no aparecían en la candidatura de las últimas elecciones municipales, pero la corrupción ha permitido que formen parte del equipo de Gobierno. Tras las inhabilitaciones y dimisiones de varios cargos, todos ellos imputados en tramas diversas, siete de los 13 concejales del PP en el Ayuntamiento de Santiago serán personas que no fueron votadas por la ciudadanía. 

¿Cómo se ha llegado a esta situación? El caso Pokémon —en el que se investigan presuntas irregularidades en las adjudicaciones de varios ayuntamientos a empresas, principalmente, del Grupo Vendex— se llevó por delante al segundo alcalde conservador que ha tenido el consistorio desde que empezó la legislatura, en 2011 [el primero fue Gerardo Conde Roa, también condenado por delito fiscal]. Ángel Currás dimitió el pasado 9 de junio, dejando a su sucesor, el exconselleiro de Agricultura Agustín Hernández la difícil tarea de rellenar los huecos que dejaron nueve de sus ediles.

Dos de ellos dimitieron tras ser imputados también en la Pokémon y otros siete se vieron obligados a abandonar sus cargos tras haber sido condenados por prevaricación. Los nueve se sumaban a una larga lista de salidas del Ayuntamiento y, entre todos, dejaron a la lista del PP sin nombres suficientes para formar el equipo municipal. De ahí la decisión (forzosa) de tener que recurrir a concejales no electos para que la normalidad vuelva al Consistorio de la capital gallega.

Agustín Hernández será el tercer alcalde de Santiago desde que el PP ganó las elecciones municipales de 2011

Ante tal situación, la oposición denunció a la Junta Electoral Central (JCE) que el PP forzó la dimisión de sus ediles para constituir una nueva formación elegida "a dedo", algo que consideran inconstitucional. Pero la JCE desestimó las alegaciones de PSOE y BNG esgrimiendo que su papel se debe limitar a "verificar la legalidad del procedimiento previsto en el artículo 182.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General" y no "el control de constitucionalidad de las previsiones que el legislador ha establecido" en él. "En el caso de que [...] no quedasen posibles candidatos o suplentes a nombrar, las vacantes serán cubiertas por cualquier ciudadano mayor de edad que no esté incurso en causa de inelegibilidad", reza el citado artículo.

Como "línea argumental esencial", la JEC constata que los partidos alegantes se basan en que este fichaje de ediles externos se produce después de que el PP forzase la renuncia de ediles pendientes en la lista con la que concurrió Gerardo Conde Roa a los comicios de 2011, un extremo que el órgano electoral no considera demostrado. Así, la JEC certifica expresamente que la renuncia a ejercer un cargo público de carácter representativo "es, como toda renuncia, un acto público de carácter personalísimo del representante del que sólo él es responsable en Derecho". "Aun cuando la decisión política hubiese sido adoptada por los órganos de esta formación política (el PP), la aceptación por los interesados hace que esta decisión deba atribuirse a su libre voluntad", argumentó la JCE.

Feijóo: "No entiendo el recurso de insconstitucionalidad [de la oposición] porque lo que hicimos es cumplir con la Constitución"Pero PSOE y BNG no se han conformado con su decisión. Los portavoces de los grupos de la oposición, Paco Reyes (PSdeG) y Rubén Cela (BNG), confirmaron ayer que presentarán de "inmediato" un recurso contencioso electoral ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia como paso previo a recurrir al Constitucional y con el fin de que se pronuncien sobre la legalidad del gobierno diseñado por el futuro regidor, Agustín Hernández.

Pese a todo, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aplaudió la decisión de la JCE dado que "urge normalidad" en el Ayuntamiento y utilizó su resolución para arremeter contra la oposición municipal. "No temo para nada su recurso de inconstitucionalidad porque entiendo que lo que hicimos es cumplir la Constitución", defendió. Tras admitir que es "innegable" que Santiago vivió "durante meses" con "distintos problemas", Feijóo presumió de que en la última semana se ha hallado "una solución" y se confesó "sorprendido" por el hecho de que haya grupos políticos a los que les "interesen los problemas y les preocupen las soluciones" para la capital gallega. "Nosotros queremos ofrecer soluciones y parece que a la oposición le interesa ofrecer problemas, probablemente para tapar los suyos", sentenció.

Por su parte, Currás utilizó la ironía para burlarse del recurso anunciado por sus opositores. "Pueden pedir el amparo al Constitucional o llegar a Estrasburgo si quieren, pero yo en ningún momento he tenido dudas de la legalidad de la decisión adoptada", defendió el alcalde saliente, que permanecerá, no obstante, en su puesto de concejal.  Su sucesor, Hernández, utilizó un tono más pacificador: "Yo lo único que planteo y reclamo, con independencia de la decisión que adopten (PSOE y BNG respecto a los recursos), es que no inicien una senda de intentar entorpecer la labor del gobierno municipal", pidió el futuro regidor, que recibió la noticia de la JCE como un alivio: "Queda un día menos para que Santiago vuelva a la normalidad".

Un día menos hasta que llegue la próxima semana, cuando tendrá lugar el pleno extraordinario de relevo. Bien el lunes, bien el martes, Hernández recibirá el bastón de mando de manos de Currás y los nuevos concejales no electos empezarán, así, a gobernar a unos ciudadanos que no les han votado.

La próxima semana quedará, por tanto, configurada la nueva lista del PP en el Pazo de Raxoi —sede del Ayuntamiento de Santiago—. En ella continuarán el actual alcalde, Ángel Currás, y su número dos, Reyes Leis, así como Luis Meijide y José Manuel Rosende.

Ahora, además, está prevista la incorporación de la actual senadora e histórica del PP de Santiago, María Jesús Sainz; María Antón; el licenciado en Derecho Manuel Martínez Varela; así como Ramón Quiroga, marido de una de las ediles salientes, Cecilia Sierra.

Hernández también se rodeará en su equipo de miembros de la Consellería en la que le ha relevado Ethel Vázquez, como es el caso de la ingeniera de Caminos Teresa Gutiérrez; o la licenciada en Derecho María José Corral. Además, se incorporará Alejandro Sánchez-Brunete Varela, quien fue asesor de la Consellería de Presidencia y del propio Consistorio compostelano.

De la lista que encabezó en 2011 Gerardo Conde Roa sólo entran el que será regidor, que ocupó el último puesto, y la diputada Marta González, que le antecedía número 24 de la candidatura, lo que dará lugar a un nuevo gobierno con una mayoría de ediles no electos.