Publicado: 07.05.2014 13:54 |Actualizado: 07.05.2014 13:54

El PP 'da ejemplo' de transparencia y no aclara el coste de su campaña electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicesecretario de Organización y Electoral del PP ha presentado hoy la campaña del partido para las próximas elecciones del 25 de mayo presumiendo de la gestión del Gobierno conservador y de las virtudes del cabeza de lista, Miguel Arias Cañete. Pero ha olvidado una de sus últimas banderas, la transparencia, eludiendo aclarar el coste de los carteles, folletos, cuñas de radio y spots de televisión con los que intentarán convencer a los ciudadanos de que el PP es la mejor opción para ocupar el Parlamento Europeo. "La campaña [en la que van a participar, "sino todos, sí casi todos" los ministros, además del presidente, Mariano Rajoy] aún no está cerrada y de momento sólo les puedo asegurar que estará por debajo del límite marcado por ley, siguiendo la línea de austeridad que marcamos desde el primer día", se excusó Carlos Floriano.

Al contrario que el PSOE, que abogó por reducir costes eliminando vallas publicitarias, el PP sí mostrará la cara de Cañete al lado del lema principal de la campaña: "Lo que está en juego es el futuro". La imagen, que no es una fotografía, sino un dibujo, muestra a un candidato conservador "cercano, próximo, auténtico, con su habitual bonhomía, que no está exenta de la eficacia de su gestión", presentó Floriano. Otros carteles, así como las cuñas de radio y el spot televisivo, apelan también a las "ideas centrales de la campaña:hay que ir a votar porque las decisiones que se toman en Europa afectan a todos los ciudadanos y porque está en juego la consolidación del cambio de tendencia que se está produciendo en España", continuó.

En este sentido, el vicesecretario de Organzación del PP volvió a presentar a su partido como el único capaz de sacar a España de la crisis, crear empleo y garantizar la unidad del país. "Unidos en España, respetados en Europa" o "Luchar contra el paro. Nuestro trabajo más importante", o "Lo que está en juego es España" son otros de los lemas de la campaña. No obstante, Floriano no quiso ligar el resultado electoral almpulso soberanista en Catalunya. "Yo, que soy de Cáceres, tengo derecho a decidir sobre lo que ocurre en una parte de mi país", opinó tras señalar que el "problema con Catalunya hay que abordarlo con la ley en la mano, porque no se mide con una cuestión de votos, sino de respeto por la soberanía nacional". "Ahora que empezamos a ir hacia adelante, ¿vas a poner marcha atrás?", dice uno de los lemas

Con respecto a otras cuestiones, una vez más, la herencia recibida del Gobierno socialista centrará el mensaje del PP, un filón que también han querido resaltar los conservadores en vallas y folletos: "Ahora que empezamos a ir hacia adelante, ¿vas a poner marcha atrás?", preguntan los conservadores a sus votantes. "Toda publicidad va acompañada de la realidad que reflejan todos los datos y estadísticas", sentenció Floriano antes de enumerar la comparativa plasmada en los dípticos. "De la mayor destrucción de empleo, con 3, 7 millones de empleos destruidos, ahora tenemos 200.000 afiliados más a la Seguridad Social; desde que en 2010 se congelaron las pensiones por primera vez, ahora se devuelve su poder adquisitivo; de 16.000 millones de deuda sanitaria, ahora garantizamos una sanidad universal y gratuita...", añadió. "Por eso les preguntamos a los ciudadanos...¿quieren seguir en la buena dirección o dar marcha atrás?, concluyó Floriano.

Hasta el momento, poco más se conoce de la campaña electoral del PP. Parece que la participación del presidente de honor, José María Aznar, se limitará finalmente a la presentación que mañana realizará de Cañete en un foro al que también asistirán Floriano y la secretaria general, María Dolores de Cospedal. Las agendas del candidato y de Rajoy están ya cerradas, pero aún quedan flecos por cortar.

De hecho, el debate televisivo entre Cañete y la candidata socialista, Elena Valenciano, que parecía estar ya cerrado (está previsto para el próximo martes), podría no llegar a celebrarse, tal y como Floriano ha insinuado hoy. "No nos ponemos de acuerdo en cuanto a los bloques temáticos a debatir. Ellos se quedan en los precedentes anteriores y a nosotros nos valen, pero también es necesario hablar, en un bloque específico, de los temas en los que el Parlamento Europeo tiene competencias plenas", explicó.